MotoGP™ Basics

Volver al índice

Combustible

El carburante es obviamente un elemento esencial en todas las motos de la parrilla de MotoGP™. Todos los equipos de MotoGP™ trabajan en estrecha colaboración con sus proveedores de combustible para asegurarse de que cuentan con el tipo más adecuado y, por supuesto, con la cantidad correcta y exacta. Todas las motos deben utilizar gasolina sin plomo.

Marcas como Elf, Shell. eni y Repsol suministran combustible a los equipos y su permanente búsqueda se basa en ofrecer el rendimiento más alto posible con el menor peso y consumo.

NUEVA ERA

En 2002, a efectos de aumentar la seguridad, se introdujeron cambios en el reglamento relacionados con el peso, el combustible disponible y la capacidad del motor. Al reducir la cantidad de combustible disponible para la distancia de carrera, se requiere un motor que funcione con más eficiencia, así como una más afinada gestión de la potencia. El reglamento que permitía un máximo de 26 litros se introdujo en 2004, y a lo largo de la década esa cantidad se redujo gradualmente. La capacidad del depósito de combustible se redujo a 24 litros en 2005, y otros 2 litros, pasando a 22, en 2006. A partir de 2007 la FIM reguló que los motores limitaran la capacidad máxima de combustible a 21 litros en la categoría de MotoGP™ y desde 2014 el reglamento marca un nuevo límite de 20 litros. Por lo que respecta a las motos de la categoría “Open”, el límite se amplía hasta los 24 litros.

Las carreras varían su longitud de circuito a circuito; las características de una determinada pista pueden traducirse en un mayor consumo de combustible para las motos en trazados de similar longitud. Los equipos pueden medir la cantidad de combustible que se utiliza durante la calificación y las sesiones de entrenamientos libres y asegurarse de que el depósito tiene la cantidad exacta cuando comienza la carrera. Por supuesto, cargar con una cantidad innecesaria de combustible podría significar la pérdida de esa fracción de segundo que da o quita el triunfo en una carrera.

En clasificación, los tiempos más rápidos suelen obtenerse al final de la sesión, cuando el piloto está completamente entonado, sus neumáticos le están dando el máximo agarre y - habiendo vaciado la mayor parte del depósito – la carga mínima de combustible le permite completar sus giros más veloces.

El combustible está producido por las diferentes compañías de carburante y está adaptado muy precisamente para la competición. El producto final es ligeramente diferente al tipo de combustible utilizado por el público en general y su uso debe ser aprobado por la F.I.M.

Los componentes son en un 99% los mismos que el combustible standard, pero los proveedores pueden alterar los niveles de cientos de componentes diferentes para asegurarse de que están usando exactamente la combinación adecuada de antioxidantes, detergentes y otros elementos que mejoran la eficiencia.

LUBRICANTES

Además del combustible, los proveedores de lubricantes suministran a los equipos el aceite del motor, modificado para la competición, para lubricar y por lo tanto reducir la fricción, lo que redunda en una mejor economía de combustible. Esto significa que la moto podrá cargar una menor cantidad de carburante.

Los lubricantes de MotoGP se basan en un producto standard, aunque para la competición los productos pueden variar más con los lubricantes que con el combustible. El aceite tiene que lubricar las piezas giratorias del motor, la caja de cambios tiene componentes en constante movimiento y por supuesto, todos estos elementos, como el propio embrague, se calientan inevitablemente en la pista. Cuanto más eficiente sea el lubricante, menos combustible se consume y mejor rendimiento ofrece la moto.

Publicidad