MotoGP™ Basics

Volver al índice

Neumáticos

Una de las cosas más notables en la competición del Campeonato del Mundo es la forma en que la fenomenal potencia de los motores de MotoGP™ toma forma en contacto con el asfalto a través de los neumáticos, a través de un espacio no mucho más grande que el tamaño de una tarjeta de crédito.

En comparación con la competición sobre cuatro ruedas, donde los neumáticos tienen un contacto con el asfalto casi diez veces superior al de las motocicletas, en el MotoGP™ la selección de neumáticos es fundamental para los pilotos, algo lógico teniendo en cuenta que deben gestionar los 260 caballos de fuerza a su disposición. La entrega de potencia en relación a la superficie de contacto es mucho mayor que en cualquier forma de competición automovilística.

Hay dos fabricantes de neumáticos que trabajan en el Campeonato del Mundo, la compañía japonesa Bridgestone, en MotoGP™, y el fabricante Dunlop, del Reino Unido, suministrador en las categorías de Moto2™ y Moto3™.

Las nuevas regulaciones de neumáticos aplicadas a partir de la campaña 2009 determinaron que en la categoría de MotoGP™ hubiera un único proveedor de neumáticos, por razones de costo y seguridad, y la compañía Bridgestone fue seleccionada para llevar a cabo este trabajo. La norma del neumático único conllevó la necesidad de adoptar medidas para garantizar la paridad, y a finales de 2008 se anunciaron nuevas regulaciones para el fijar el sistema de funcionamiento. El documento íntegro se puede consultar en la página web oficial de la FIM.

Bridgestone está a cargo de la producción de los neumáticos utilizados en cada Gran Premio, pero de su asignación a cada uno de los pilotos de MotoGP™ se encarga el Director Técnico y su equipo, que reparten las gomas de forma aleatoria y sin influencias de Bridgestone, de los equipos o de los pilotos. El procedimiento de adjudicación se lleva a cabo el día antes del inicio de los entrenamientos (el jueves en la gran mayoría de los casos) y no se puede cambiar después de las 5pm.

Tanto en Moto2™ como en Moto3™, Dunlop es el único proveedor de neumáticos.

COMPOSICIÓN DE LOS NEUMÁTICOS

Los compuestos usados en MotoGP™ son combinaciones de material sintético y caucho natural que es vulcanizado y transformado en látex. Un neumático de competición típico consta de caucho, fibras de plástico de alta tecnología, resinas y minerales que se combinan para producir el máximo nivel de rendimiento.

ELECCIÓN DE NEUMÁTICOS

Los equipos realizan la elección del compuesto que se utilizará en la carrera tras consultar los datos recogidos previamente en la pista por sí mismos y por el proveedor de neumáticos. Además, las conversaciones con sus pilotos, basadas en el conocimiento del circuito, las condiciones meteorológicas y la «sensación» que ofrece la moto en las sesiones de entrenamientos libres, clasificatorio y warm up inciden también en la elección final de los neumáticos.

En los días de pruebas y durante las sesiones de entrenamientos los pilotos llevan a cabo frecuentemente las «simulaciones de carrera", en las que ruedan con el tipo de neumático que esperan utilizar durante la carrera, y recorren la distancia de carrera para verificar la idoneidad de su elección. Estas prácticas son fundamentales para el equipo y para los fabricantes, ya que proporcionan datos muy útiles sobre rendimiento de los compuestos que después el fabricante utilizará para mejorar el producto.

Para las carreras es fundamental encontrar el equilibrio justo entre la adherencia y la resistencia de los neumáticos. Se utilizan todos los datos disponibles para tomar la decisión sobre la conveniencia de optar por un compuesto más blando -que facilita el 'agarre' de los neumáticos y permite mayores velocidades y tiempos por vuelta más veloces, pero sufre un desgaste más rápido- y un compuesto más duro, que garantiza una menor desgaste pero que no ayudará tanto al piloto en la consecución de la velocidad máxima. Y eventualmente, es posible decidirse por una opción intermedia.

En 2009 los nuevos neumáticos Bridgestone de la categoría reina ofrecieron un amplio margen de operatividad en cuanto a la temperatura de la pista y, por tanto se revelaron adecuados para condiciones más variadas, una evolución propiciada por el hecho de que el número de neumáticos y compuestos disponibles para cada piloto en cada Gran Premio es ahora más restringido. En 2012 Bridgestone puso a disposición un nuevo compuesto que mejoraba el rendimiento del neumático en la fase de coger temperatura, un aspecto que habían solicitado numerosos pilotos en la campaña 2011.

Los neumáticos que se usan en el Gran Premio están diseñados para responder a nivel óptimo durante la distancia de carrera (unos 120 km).

Los neumáticos normales de carrera son slicks, y se diferencian de los utilizados en vehículos de todos los días en que se adhieren mucho más al suelo, pero son mucho menos duraderos. Los neumáticos de carrera puede variar enormemente y se eligen en función de la temperatura, del tipo de asfalto, de las exigencias de la moto y del estilo de conducción de los pilotos.

Para complicar aún más las cosas, los requisitos para los neumáticos delanteros y traseros pueden variar ostensiblemente desde una perspectiva técnica y evidentemente la elección será crucial para el éxito en la pista.

CARRERAS EN MOJADO

Para condiciones de mojado, se pueden usar unos neumáticos especiales de lluvia, pero se deterioran rápidamente si la pista se seca.

Las carreras son declaradas en seco o en mojado ante s de su inicio por la Dirección de Carrera. Anteriormente, si una carrera empezaba en seco y después empezaba a llover, los pilotos podían parar la carrera, o podían hacerlo la Dirección de Carrera exhibiendo la bandera roja para reiniciarla o continuar con neumáticos de lluvia. En 2005 se introdujo la regla de bandera a bandera, permitiendo que si llovía durante una carrera declarada previamente en seco, los pilotos pudieran entrar en boxes para cambiar la moto con la que habían comenzado por otra de idénticas características, siempre y cuando el tipo de neumáticos a utilizar sea diferente.

La primera vez que se utilizó la regla de bandera a bandera fue en Phillip Island, en 2006, cuando toda la parrilla de MotoGP™ entró en el pit lane a mitad de carrera para cambiar rápidamente de montura, dando lugar a un espectáculo emocionante.

Publicidad