MotoGP™ Basics

Volver al índice

Wild cards

La participación de corredores wild card – o pilotos invitados- es una característica habitual en las tres categorías de MotoGP™ y constituye un elemento adicional que añade emoción a la competición del Campeonato del Mundo.

Al principio de cada fin de semana de Gran Premio, los nombres de los pilotos regulares contratados por cada equipo aparecen en la lista de inscritos del evento, y en ella también figuran muchas veces los nombres de pilotos wild card que participarán en ese Gran Premio.

A menudo, estos pilotos invitados son del país donde se celebra el Gran Premio y con su inclusión están recibiendo una magnífica oportunidad de aumentar su experiencia anterior en la pista `de casa´ en un entorno más competitivo, beneficiándose del apoyo de la afición local y mejorando su palmarés al competir con la élite internacional. Además, particularmente en la categoría menor del Campeonato, la participación por invitación es un sistema útil que se brinda a los jóvenes pilotos locales para que puedan debutar en el escenario mundialista en una pista que ya conocen.

Por lo que respecta a los equipos, la aportación de un piloto wild card refuerza la representación del fabricante en el Gran Premio, permite que un equipo recopile más datos en el curso de un fin de semana y que consiga una indicación más clara de la capacidad y potencial de los pilotos, especialmente si está considerando su fichaje para competir de manera regular. Los pilotos invitados, sin embargo, no pueden sumar puntos para el Campeonato del Mundo por Equipos.

Las reglas para la inscripción de pilotos wild card son las siguientes:

Wild cards en Moto2 y Moto3:

En cada categoría puede haber un máximo de dos inscritos como wild card. Los wild cards pueden ser propuestos por una FMN, la FIM o Dorna. Los pilotos wild card deben ser titulares de una licencia FIM "One Road Racing Grand Prix", emitida en nombre de cualquier FMN y la solicitud de inscripción deben presentarse a la FIM, con un formulario oficial de inscripción expedido por la FIM, por lo menos 45 días antes del evento.

Wild cards en MotoGP:

Puede haber un máximo de dos inscripciones por Gran Premio. Los wild cards pueden ser propuestos por una FMN, la FIM o Dorna. Los pilotos wild card deben ser titulares de una licencia FIM "One Road Racing Grand Prix", emitida en nombre de cualquier FMN.

La inscripción de pilotos invitados tiene lugar a lo largo de toda la temporada de MotoGP™ pero es particularmente significativa en los Grandes Premios que se disputan en Italia, Japón y España, debido al ascendente de equipos, patrocinadores y fabricantes, así como a la plétora de jóvenes talentos que tienen estos países.

En particular, el Gran Premio de Japón ha catapultado al estrellato a un buen número de pilotos wild card al darles la ocasión de exhibir sus capacidades en un evento de la máxima resonancia internacional.

Una de las más memorables irrupciones en el Campeonato del Mundo de la era moderna protagonizada por un piloto wild card se produjo de la mano de Norick Abe en el Gran Premio disputado en el circuito de Suzuka en 1994. Con apenas 19 años, Abe deslumbró con una audaz exhibición en la que plantó batalla a pilotos como Mick Doohan y Kevin Schwantz antes de sufrir una caída a pocas vueltas para el final de la carrera.

Esa actuación le abrió las puertas como piloto regular del equipo Marlboro Yamaha que dirigía Kenny Roberts. Apenas dos años más tarde, Abe conquistó su primer triunfo en Suzuka, una gesta que le convirtió casi en un héroe nacional, ya que era el primer japonés que se adjudicaba un Gran Premio en la categoría reina del Campeonato. Abe falleció en un accidente de circulación ocurrido en 2007.

Posteriormente, también el fallecido Daijiro Kato se hizo un nombre con sus intervenciones como piloto wild card. Esta leyenda de MotoGP™ sorprendió al mundo con el tercer puesto logrado en la carrera de 250cc del Gran Premio de Japón de 1996, de nuevo disputado en Suzuka, como anticipo a sus espectaculares victorias en las siguientes ediciones de 1997 y 1998, siempre como piloto wild card en la categoría del cuarto de litro. Además, en la edición de 1998 cruzaron la línea de meta tras él sus compatriotas Shinya Nakano y Naoki Matsudo - la única vez que tres pilotos wild card han copado el podio en un Gran Premio.

No sólo en Japón los pilotos alcanzan notoriedad en su participación como wild card. El italiano Stefano Bianco hizo historia en la primera carrera de la temporada 2000, en Phillip Island, como el debutante más joven en la historia del Campeonato del Mundo, a la edad de 15 años y dos días. Bianco todavía tiene el récord de piloto wild card más joven, pero posteriormente Jorge Lorenzo se convirtió en el piloto más precoz, con 15 años y un día, cuando en 2002 llegó a la categoría de 125cc para disputarla a tiempo completo.

Por su parte, Pol Espargaró, se hizo un hueco en los anales del Campeonato al terminar décimo tercero en el GP de Catalunya de 2006 y convertirse en el piloto más joven que sumaba puntos en un Gran Premio, con apenas 15 años y ocho días. Participó en los últimos seis Grandes Premios de 2006 y en 2007 pasó a disputar el Campeonato ya como piloto regular.

Publicidad