¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Randy Mamola habla sobre el Gran Premio de Japón para Motograndprix.com

Randy Mamola habla sobre el Gran Premio de Japón para Motograndprix.com

Desde mi particular prisma de expiloto profesional lo que ví en Suzuka fue una lucha muy intensa con unos adelantamientos muy profesionales, aunque la particular pugna entre Valentino Rossi y Max Biaggi creo que se escapó de este guión. Fue un claro caso de intentar tirar a un rival al suelo. Una cosa es cerrar la puerta para que no te adelanten pero otra cosa es echar a alguien de la pista. A simple vista, costó ver exactamente lo que había pasado aunque posteriormente, con la repetición a cámara lenta, me pareció ver que Max se echaba hacia el exterior para evitar que Rossi lo pasase. Al hacer esto estuvieron a punto de tocarse y para evitar que los manillares se entrelazasen Max sacó el codo para protegerse, lo que le hizo quedar fatal. Soy amigo de Max pero tengo que decir lo que ví. Max estuvo muy agresivo toda la carrera en lo tocante a proteger su trazada. Otros pilotos también estuvieron muy agresivos pero tuvieron un comportamiento deportivo. Lo que Max hizo en ese incidente no puedo sino considerarlo antideportivo.

En la siguiente vuelta Valentino pasó a Max pero en ningún momento intentó echarlo de la pista: Se le plantó delante para cortarle el paso y enseñarle que él también sabe jugar a ese juego. Durante la rueda de prensa posterior, los dos intentaron quitar hierro al asunto aunque al final los ánimos se encendieron más de la cuenta. Max le preguntó a Rossi qué pretendía y que si quería podian solucionar este incidente en cualquier parte.Esta situación debe acabarse. Una cosa es ser un gallito delante de la prensa pero arriesgar la vida de los demás es otra cuestión. Si Rossi hubiese caído podría haber arrastrado a otros pilotos consigo a una velocidad de más de 220 km/h. Era una carrera con muchas cosas en juego pero no daba la impresión que nada fuese mal hasta que Max empezó a vérselas con Ukawa, McCoy y Rossi. Por algún motivo, Max estaba especialmente agresivo y defensivo.Como todo el mundo, espero que esta rivalidad Max-Valentino siga, pero a los dos les pedí que jugaran limpio.

No se podría haber imaginado una mejor carrera inaugural que la que se vivió en Suzuka. La tensión y los nervios estuvieron presentes todo el fin de semana y no sólo entre los pilotos o los equipos. La calidad de la parrilla de 500 es tan grande que sin duda es la mejor de las que he conocido desde que entré a competir en 1979.

El principal problema de mi artículo es que hay tantas cosa que contar especialmente en la carrera de 500…¡que casi se podría escribir un libro al respecto!¡Qué gran sesión cronometrada para West, el nuevo patrocinador del Team Pons! La pole de Capirossi fue absolutamente increíble: Mientras todas las miradas recaían en Max o Valentino, fue Capirossi quién reventó el récord del circuito. Qué lástima que al día siguiente tuviese problemas con su neumático y no pudiese rubricar un gran fin de semana.

Evidentemente el hombre del día fue Valentino Rossi, aunque aun cuando dominaba en solitario había mucha incertidumbre sobre quién podría acompañarle en el podium. Valentino salió de la segunda línea de parrilla, aunque creo que era décimo a mitad de la primera vuelta y octavo al primer paso por meta. Realmente se tuvo que trabajar el camino hasta la primera posición. Tras él, los rivales redujeron el ritmo peleándose entre ellos y este hecho le permitió abrir un hueco de tres segundos y mantener la distancia. Entretanto, Tohru Ukawa subía y bajaba y Garry McCoy, que al final acabó segundo, se peleaba con Nakano, quién había empezado dominando la carrera.

Desde mi punto de pista Nakano fue la segunda estrella del día. Era su primera carrera en 500 y ya se batió con los Max, Abes y Roberts. Aprendió mucho, Nakano, el domingo. Sé que acabó tres segundos por detrás, pero tendríais que haber visto su rueda trasera. ¡Estaba destrozada! No se excusó por nada y estaba tan contento por estar ahí arriba que estoy seguro que sólo puede progresar. Noriyuki Haga tuvo tres caídas, siendo una del sábado realmente espeluznante. Aún así también estuvo con los

Etiquetas:
500cc, 2001

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›