¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

La lluvia apaga los fuegos artificiales el día que Barros gana en 500 cc

La lluvia apaga los fuegos artificiales el día que Barros gana en 500 cc

No ha sido la batalla que los fans esperaban, sin embargo ha sido la ocasión propicia para que Alex Barros emergiera de la abundante lluvía caída en Mugello y ganara una carrera que se ha desarrollado en dos partes y que no ha estado exenta de polémica.

La carrera inicial ha tenido una fulgurante salida, con Max Biaggi, Valentino Rossi y Loris Capirossi, pasándose los unos a los otros en persecución de Kenny Roberts, el líder inicial de la carrera. Pero al cabo de siete vueltas el cielo ha abierto sus compuertas y los pilotos se han visto forzados a volver a sus boxes.

Con la reanudación, ha llegado el caos a la carrera. Lo ha iniciado Rossi cayéndose en la vuelta de reconocimiento y debiendo regresar apresuradamente a su box para coger la segunda moto. El italiano ha hecho después una mala salida desde la remodelada parrilla en la que ocupaba el tercer lugar, mientras Barros se hacía con la primera posición en el cómputo global de tiempo.

Mientras la lluvia continuaba cayendo, Haruchika Aoki ha pasado a comandar la carrera, con Barros primero en los tiempos compensados. Roberts, Capirossi, Abe y Rossi se disputaban la otra plaza del podio, pero la ansiedad que se adivinaba en los boxes se ha justificado con lo sucedido en el dramático final de carrera. Abe y Roberts se han ido al suelo cuando faltaban tres vueltas para cruzar la meta, y Rossi ha superado a Biaggi, trastocando momentáneamente la composición del podio. Cuando sólo faltaba una vuelta, con Barros y Capirossi casi seguros de sus respectivos primero y segundo puestos, Rossi ha arriesgado para intentar atrapar a los de delante y se ha caído a pocas curvas de la bandera a cuadros.

´Ha sido una carrera increible´, explicaba un Barros todavía excitado tras la batalla. ´Nunca sabes cómo irá con lluvia porque no habíamos probado en mojado, te haces una idea conforme vas viendo lo que ocurre a tu alrededor y actúas en consecuencia. El asfalto estaba realmente mojado porque la lluvia no ha parado y había algunas curvas particularmente peligrosas, pero por suerte esperé mi oportunidad y estoy muy contento por todo el equipo´.

Los pilotos de 250 se han beneficiado de una pista relativamente seca, a primera hora de la tarde, y en ese escenario Tetsuya Harada ha hecho todo lo necesario para conseguir la máxima puntuación y acortar la ventaja del líder en el Campeonato, Daijiro Katoh, a sólo cinco puntos. Ha sido una victoria sencilla para Harada, ya que sus rivales se han caído cuando todavía se estaban adaptando a la resbaladiza pista. McWilliams y Lucchi han ido por los suelos cuando peleaban por el liderato y Katoh no ha llegado a entrar en liza por el podio y se ha conformado con la 10ª plaza. Las otras dos plazas de honor han sido para los italianos Roberto Rolfo y Marco Melandri y, por tanto, Aprilia ha copado los tres cajones.

En la carrera de 125 cc. Nobby Ueda ha demostrado que nada sustituye a la experiencia: Su pilotaje seguro en la mojada pista de Mugello lo ha llevado directamente a lo más alto del podio. La carrera ha sufrido un parón en sus primeros compases y después se ha reiniciado dos veces por culpa de la lluvia, pero eso no ha sido obstáculo para el japonés, especialmente cuando se ha ido secando la pista, mediada la sesión. Ueda ha remontado desde la octava posición hasta relegar a Borsoi a la segunda plaza, y el sanmarinense Manuel Poggiali ha sido tercero. Ahora Borsoi lidera el Campeonato, con tres puntos de ventaja sobre Masao Azuma, que ha sido octavo.

Etiquetas:
500cc, 2001

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›