¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Harada triunfa en la quinta prueba de su regreso a los 250cc. y reclama su condición de candidato al título.

Harada triunfa en la quinta prueba de su regreso a los 250cc. y reclama su condición de candidato al título.

Tetsuya Harada logró ayer su primera victoria del año en el cuarto de litro y demostró que puede discutirle el título a su compatriota Daijiro Katoh, a quien ayer impidió proseguir con su racha de victorias consecutivas en un circuito que conoce como el patio de su casa porque es el trazado de pruebas de Aprilia. El japonés ha recuperado la ilusión esta temporada después de dos años pilotando la moto de 500cc. de la marca de Noale. La temporada pasada fue especialmente negativa para Harada y, con un sexto lugar en Catalunya como mejor resultado, acabó clasificándose decimosexto. Un año antes, las cosas habían funcionado mejor y había conseguido subir al tercer escalón del podio en dos ocasiones, Francia y Gran Bretaña, para acabar décimo en el campeonato. La decisión de Aprilia de no seguir adelante con el proyecto de la moto bicilíndrica de 500cc. dejó a Harada en una situación personal complicada pero le proporcionó una buena compensación en forma de retorno a los 250cc.

Harada sumó ayer su decimoquinta victoria en el cuarto de litro que es una cilindrada que conoce a la perfección. Se proclamó campeón del mundo con Yamaha en 1993 y, dos años después, acabó segundo por detrás de Biaggi. En las temporadas 97 y 98 finalizó en la tercera posición, pero de la última de las dos temporadas, le quedó un amargo recuerdo por la forma en la que perdió el título. Sucedió en el Gran Premio de Argentina al que Harada y Capirossi, (ambos pilotos de Aprilia) llegaron con posibilidades de ser campeones del mundo. La carrera fue muy emocionante y en la última curva de la última vuelta, Capirossi, que venía remontando desde atrás intentó un adelantamiento muy complicado sobre Harada que dejó al japonés en el suelo y fuera de la pista. Si hubiese finalizado por delante del italiano, se habría proclamado campeón del mundo por segunda vez. Harada no entendió lo que había sucedido pues el incidente lo había propiciado un compañero de marca. Ahora tiene la oportunidad de recuperar una corona que siempre creyó que le pertenecía.

Etiquetas:
250cc, 2001, Gran Premio Cinzano d'Italia, RAC

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›