¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Mick Doohan analiza el accidentado Gran Premio de Italia

Mick Doohan analiza el accidentado Gran Premio de Italia

Fue una auténtica lástima cómo el mal tiempo condicionó la cita de Mugello porque cuando dio comienzo la carrera inicial Valentino tenía un control completo. Había una zona húmeda y resbaladiza al final de la recta que le ocasionó algún problema. Pero aparte de eso pensé que Valentino sabía exactamente lo que estaba haciendo. Kenny Roberts hizo una gran salida pero los otros pilotos ya habían empezado a atraparle uno por uno y no creo que se hubiera podido mantener al frente del grupo.

Cuando se paró la carrera, aquello se convirtió en una completa lotería. Nadie sabía si seguiría lloviendo o si despejaría, y el trabajo de los equipos en el pit lane se convirtió en un auténtico acertijo. En cierto modo fue una suerte que empezara a llover de nuevo antes de la segunda salida porque al menos pudieron escoger los neumáticos. Por desgracia, Valentino se cayó en la vuelta de reconocimiento, lo cual fue bastante embarazoso para él, pero son cosas que simplemente suceden. Los otros pilotos, particularmente Max Biaggi y Norick Abe, estarían esperando que no pudiese reintegrarse a tiempo, pero cuando él llegó en la parte de atrás de una scooter entre las aclamaciones del público fue como una escena de película. El equipo no estaba demasiado contento con todo esto pero al menos tenía preparada su segunda moto y Valentino pudo regresar a la pista a tiempo.

En ese momento pensé que Kenny Roberts iba a tomar la directa en la carrera. Él es muy bueno en mojado, de hecho, creo que baila la danza de la lluvia antes de cada carrera, pero Barros hizo una buena salida y se mantuvo con fuerza al frente del grupo. No fue una sorpresa para mí ver pasar a Aoki, porque la V2 es siempre efectiva en condiciones como las del domingo. Su aceleración es menos potente y resulta más fácil mantener el control. En cualquier caso, lo hizo excepcionalmente bien y su equipo estará muy orgulloso de él.

Abe fue muy desafortunado al caerse, creo que allí había un charco o algo así, porque se fue al suelo en el mismo punto en que patinó la moto de Valentino. En esa fase de la carrera las cosas parecían ir bien para Rossi porque Abe estaba casi fuera de los puntos. Los dos pensaban en incrementar la ventaja en la clasificación del Campeonato. Cuando Valentino cayó, Abe seguramente respiró con alivio porque había tenido una gran ocasión de recortar distancia y las cosas habían resultado al revés.

El hombre que salió de todo el lío oliendo a rosas fue Max Biaggi. Max apenas cometió errores durante el fin de semana, y en la carrera estuvo sensato, no arriesgó y terminó el Gran Premio más cerca de Valentino en la clasificación general. En definitiva, fue una domingo excitante, aunque desde mi punto de vista la carrera habría sido mejor en seco.

Hablaremos de nuevo antes de la próxima cita, en el Gran Premio de Catalunya, tened cuidado hasta entonces.

Saludos

Mick

Etiquetas:
500cc, 2001

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›