Compra de entradas
Compra de VideoPass

Randy Mamola analiza la carrera del GP Cinzano de Gran Bretaña

Randy Mamola analiza la carrera del GP Cinzano de Gran Bretaña

Viendo la carrera de Donington, todavía sigue el interrogante de quién habría ganado en Assen si no hubiera llovido. Max Biaggi fue el vencedor allí y llegó a Inglaterra con más crédito. Fue el más rápido el viernes y salió desde la pole el domingo. El viernes, su buena forma le llevó a estar delante mientras Rossi sufría una espectacular caída por la tarde. El mismo Biaggi sufrió una caída menos importante en la sesión matutina del sábado. La caída de Valentino, debida a un ligero error, fue a gran velocidad, y el coste, en términos de daños a su máquina, fue grande. Max pudo regresar a su box sobre la Yamaha tras su salida en la curva Redgate.

En la carrera, Valentino tuvo que salir desde la tercera línea, en la 11ª plaza, y pensé que haría una mejor salida porque era sólo la segunda vez este año que no salía desde la primera fila. Todo en esta Honda parece funcionarle a Valentino, que pudo remontar a todo el grupo, avanzar a Max y ganar con casi dos segundos de ventaja sin que pareciera esforzarse. Creo que Valentino hubiera podido rodar en 1m32s si Max hubiera apretado más.

Max lo dio todo con las herramientas con que cuenta. Hablé con él después de la carrera y me dijo que cuando intentaba abrir gas para atrapar a Valentino tenía problemas con la vibración en la rueda trasera. Valentino también tenía ese problema pero en su moto parecía afectarle menos. En cualquier caso, Max admitió que la máquina de Valentino hoy en día es mejor.

Alex Barros en ningún momento dejó de tener opciones y acabó a sólo dos segundos de Valentino. Me dijo que no podía hacer las mismas cosas que Valentino en su Honda. Hay sutiles diferencias entre las dos Hondas, se dice que en la moto de Valentino el motor está desplazado para adaptar la máquina a su estilo de pilotaje. Ciertamente, él parece tener más control y agarre cuando la rueda trasera está vibrando. Las Hondas son decentes en cuanto a frenos y Valentino todavía serpentea con la moto. Es muy agresivo y la moto le permite serlo.

La sorpresa entre los cuatro primeros fue Noriyuki Haga. Realmente me cae bien Alex Barros y fue mi compañero de equipo en 1988, por lo tanto no tenía muy claro a quién quería ver en la tercera plaza del podio. Noriyuki es también una buena persona y un piloto correoso que siempre lo da todo. Su remontada parecía que le iba llevar a la cabeza de carrera y que atraparía a Valentino y a Max pero, en un cierto momento, no pudo seguir más y se quedó peleando con Barros durante las seis o siete últimas vueltas. Su actuación fue un muy positiva, y por fin el equipo Red Bull lo ha podido ver peleando con los mejores de igual a igual.

Cuando estaba comentando la carrera en las primeras vueltas me confundí y hablé de Shinya Nakano cuando quería nombrar a su compañero de equipo, Olivier Jacque. Después de la carrera me disculpé con Olivier por llamarle Shinya cuando iba en cuarta posición. Aun no estamos acostumbrados a verle delante. Y aunque al final quedó un poco atrás, el hecho de haber estado allí con los mejores debe haber aumentado su confianza.

Kenny Roberts pasó a Max tras un par de curvas y lideró la carrera durante unas vueltas hasta que fue superado por un grupo de pilotos. Quedó rápidamente desplazado al quinto puesto y después al noveno antes de clasificarse finalmente en la octava plaza. En esa fase final rodaba dos segundos más lento que al principio de la carrera. Una vez más Kenny se quejó de que cuando se degradan sus neumáticos se siente incapaz de mantener el ritmo de los que van delante. El año pasado tenía un problema similar pero entonces los otros pilotos no iban tan rápidos como ahora.

Si dejas una parte al descubierto, este grupo de grandes pilotos profesionales te batirán. Debe ser muy desmoralizador no poder ir tan fuerte como quieres. Es muy duro si eres el actual Campeón del Mundo que te pasen los otros rivales.

Otros pilotos podrán decir que siguen igualmente adelante cuando los neumáticos se degradan pero quizá no sufran la falta de potencia de que adolece la Suzuki.

El año pasado esta menor potencia le permitía pilotar cómo quería y este año le sirve para hacer buenas salidas. Pero ahora el ritmo de carrera es mucho más rápido y no puede hacer mucho más de lo que hace.

Quiero terminar agradeciendo el gran éxito que conseguimos con el Día de los Campeones de este año. Y dar las gracias a los centenares de voluntarios, equipos y pilotos, y, obviamente, a las más de 6.000 personas que estuvieron ese día en Donington Park y contribuyeron con sus donativos, que alcanzaron la cifra récord de más de 22 millones de pesetas, a la causa de Jinetes Solidarios.

Gracias a nuestro deporte estamos consiguiendo grandes donativos para Africa, manteniendo los niveles de transporte planeados y los programas de mantenimiento para evitar las averías en los vehículos de las zonas donde trabaja la organización. Espero veros a todos en el próximo Día de los Campeones en Valencia, en el mes de septiembre.

Etiquetas:
500cc, 2001

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›