¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Jay Vincent está contento de volver a pilotar una Honda

Jay Vincent está contento de volver a pilotar una Honda

Jay Vincent está contento de volver a pilotar una Honda

Tras unas semanas de intensos entrenamientos, vuelvo a estar en casa y he tenido tiempo de sentarme a evaluar todo el trabajo que hemos realizado. Creo que desde el primer entrenamiento en Almería hasta el último de Estoril, el equipo ha ido fortaleciéndose y estoy convencido de que para la primera carrera de la temporada en Suzuka, estaremos en condiciones de rodar con los pilotos oficiales.

En Almería teníamos la moto del año pasado pero fue suficiente para tener el primer contacto con el equipo y volver a la actividad tras el paréntesis del invierno. En Valencia ya dispusimos del nuevo kit y ya pudimos empezar a trabajar a encontrar la puesta a punto básica, pero nos quedamos sin tiempos para empezar a hacer vueltas rápidas. En Estoril hicimos pronto el trabajo pendiente y nos empezamos a acercar a los pilotos de cabeza. Leon y yo estamos convencidos de que podemos rodar con ello y, con algunas mejoras en el motor, podemos incluso batirlos porque el chasis de la Honda es excelente.

He pasado mucho tiempo pilotando Hondas desde que empecé a correr en los 250cc. y he tenido buenos resultados. Por este motivo, tan pronto como me he vuelto a subir a una de ellas, me he sentido a gusto. Tiene una buena entrega de potencia y se adapta mucho a mi estilo de pilotaje. Evidentemente queda mucho margen para mejorar pero los mecánicos están trabajando en los talleres de Barcelona y todos vamos a hacer el máximo para iniciar el campeonato de la mejor forma posible.

La comunicación entre el piloto y el equipo es uno de los factores más importantes en los Grandes Premios y, teniendo en cuenta que nunca había trabajado antes con los miembros de mi equipo, debo admitir que estaba algo preocupado. Todos son españoles y yo no hablo ni una palabra de su idioma, aunque afortunadamente hablan el inglés suficiente para que nos podamos entender y nuestras relaciones han ido mejorando a medida que realizábamos los distintos entrenamientos. Son buena gente y lo más importante es que tienen ganas de hacerlo bien. Si las cosas continúan como hasta ahora, creo que podremos lograrlo.

Etiquetas:
250cc, 2001

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›