¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Barros y Capirossi valoran el potencial de su nueva NSR500 2002

Barros y Capirossi valoran el potencial de su nueva NSR500 2002

Barros y Capirossi valoran el potencial de su nueva NSR500 2002

Los pilotos del equipo West Honda Pons, Alex Barros y Loris Capirossi, ya están plenamente dedicados a la tarea de preparar una exitosa temporada 2002. Será la última en la que pilotarán la NSR500 y ambos esperan que la nueva version 2002 de esta moto les conduzca a los lugares de honor en el Campeonato del Mundo.

Tras ganar el oficioso Campeonato por equipos en 2001, tanto el piloto brasileño como el italiano están ansiosos por convertirse en firmes candidatos para el título individual en la reformada categoría de MotoGP. En el reciente test IRTA de Estoril, los dos pilotos dedicaron unos minutos a motograndprix.com para hablar de las diferencias de la nueva moto, y para echar una mirada a la temporada que se iniciará en unas semanas.

'Hay grandes diferencias entre las dos motos’, explica Barros, que se clasificó cuarto en el pasado Campeonato. Yo destacaría tres importantes diferencias en la nueva moto. Primero, y muy importante, la potencia del motor es mejor que la del año pasado. La parte delantera del chasis es ahora bastante más estable. Al ser el chasis más rígido, proporciona más estabilidad, especialmente en la entrada de las curvas. Tampoco pierde adherencia a la salida de las curvas, y eso ayuda'.

Capirossi, que el año pasado le ganó la partida a Barros en la disputa de la tercera plaza del Campeonato, coincide en que la nueva moto es superior a la del año pasado, pero muestra su preocupación por el potencial que puedan tener los prototipos 4 Tiempos que entran en juego esta temporada. 'Nuestra moto es competitiva, pero debemos trabajar de firme porque creo que la Honda 4 Tiempos lo es bastante más. Las Yamahas y Aprilia 4 Tiempos están todavía a un nivel similar al nuestro, pero durante la temporada las 4 tiempos van a evolucionar bastante mientras que con la NSR 500 estamos realmente cerca del final de esta evolución, no queda mucho por mejorar'.

Los dos pilotos esperan que el próximo test IRTA de Catalunya ( se inicia el 9 de marzo) resulte más productivo que los recientes entrenamientos celebrados en Valencia y Estoril. 'En los primeros test que hicimos en Malasia, pudimos trabajar realmente bien porque las condiciones eran muy buenas, pero en Valencia y Estoril el tiempo no ha sido bueno. Ha hecho bastante frío, y eso ha complicado la puesta a punto de la moto y la elección de neumáticos', explica Capirossi. 'No se puede decir que los dos últimos tests hayan sido fantásticos', agrega Barros, 'hemos obtenido algunos datos válidos pero esperamos que las condiciones sean un poco más favorables en Barcelona y podamos trabajar bastante más, especialmente en lo referente a los neumáticos'.

El popular brasileño es realista en lo tocante a la cantidad de trabajo que hay que hacer antes de que empiece la temporada con el Gran Premio de Japón. 'Quedan solo dos entrenamientos antes de que empiece la competición, y queda mucho por hacer. Todavía no estoy satisafecho, sé que la moto puede ir bastante mejor y que debemos encontrar los reglajes básicos óptimos'.

Etiquetas:
500cc, 2001

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›