Compra de entradas
Compra de VideoPass

La tradicional cita en Jerez se convierte en una de las carreras más esperadas

La tradicional cita en Jerez se convierte en una de las carreras más esperadas

La tradicional cita en Jerez se convierte en una de las carreras más esperadas

Una de las carreras más esperadas en la historia reciente del motociclismo tendrá lugar este fin de semana en Jerez, con la entrada en competición por primera vez en territorio europeo de las revolucionarias 4 Tiempos. El Gran Premio Marlboro de España es una de las citas del calendario que congrega cada año a un mayor número de espectadores y esta edición promete mantener su poder de convocatoria. Se espera que más de 100.000 espectadores acudan al circuito a presenciar en directo el GP.

El favorito para la victoria es Valentino Rossi. El Campeón del Mundo lidera el Campeonato con 45 puntos, gracias a su victoria en Suzuka, y a la segunda plaza en Welkom, hace quince días. En 2001, Rossi situó su NSR500 en la primera posición y este fin de semana espera repetir victoria, ahora con su nueva RC211V.

El as italiano deberá cuidarse de su propio compañero de equipo, Tohru Ukawa, su rival más serio en los compases iniciales del Campeonato tras arrebatarle la victoria en los últimos metros de la carrera sudafricana. El dúo de HRC dominó enteramente esa batalla, asestando un duro golpe a la moral de sus perseguidores. El único que se mantuvo a su nivel fue Loris Capirossi, a los mandos de una Honda 2 Tiempos. El batallador italiano buscará en Jerez su segundo podio consecutivo.

Muy probablemente, los pilotos japoneses estarán en la lucha por las posiciones de cabeza: Daijiro Katoh, Norick Abe y Shinya Nakano intentarán liderar la ofensiva de las 2 Tiempos. El año pasado, Katoh se impuso en Jerez en la carrera de 250 cc. En esta edición afronta la prueba tras conseguir brillar en Sudáfrica, donde consiguió la cuarta posición. También Abe (2º) y Nakano (4º), se distinguieron en la edición de 2001 en Jerez.

Tras la retirada del ídolo nacional Alex Crivillé, las esperanzas del público español están depositadas en Carlos Checa, Sete Gibernau y Pere Riba. Checa, a los mandos de la Yamaha M1, es quizá quién cuenta con mayores oportunidades de éxito, tras ser tercero y quinto en las dos primeras carreras. Gibernau, al igual que su compañero Kenny Roberts, todavía no ha sumado ningún punto con la Suzuki GSV-R, mientras Riba, condicionado por una lesión, terminó 13º en Sudáfrica sobre su Yamaha YZR500.

Etiquetas:
MotoGP, 2002, Gran Premio Marlboro de España

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›