¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Azuma se alía con la lluvia para regresar al primer plano

Azuma se alía con la lluvia para regresar al primer plano

Azuma se alía con la lluvia para regresar al primer plano

Tras destacar en la escena mundialista en 1999, año en que le disputó el título a Emilio Alzamora, Masao Azuma ha realizado una trayectoria marcada por la irregularidad. Aunque la temporada 2002 es de lejos su campaña más decepcionante, el piloto japonés se rehabilitó el pasado sábado con una trabajada victoria en el Gran Premio Cinzano de Rio. El piloto del equipo Tribe by Breil - Liégeois Compétition logró, efectivamente, eclipsar a los protagonistas habituales ejecutando una perfecta lección de pilotaje bajo la lluvia y explotando a la perfección su neumáticos Bridgestone.

Como otros muchos pilotos nipones, Azuma disputó su primer Gran Premio en el circuito de Suzuka, en 1996, en calidad de wild-card. Conocedor de ese trazado como de la palma de su mano, obtuvo allí sus primeros puntos en el Campeonato del Mundo al terminar en sexta posición. Este resultado le valió una montura a tiempo completo con Honda y el año siguiente ya disputó su primera temporada completa en la escena mundialista. Decimoquinto en la clasificación final tras una temporada de aprendizaje, Azuma elevó el listón en 1998: Se anotó su primera victoria y sumó cuatro terceras posiciones para clasificarse finalmente en la 4ª plaza del Campeonato. En el inicio de la temporada 99, Azuma se convirtió en el hombre a batir tras imponerse en las tres primeras carreras del año. Conquistó otras dos victorias en esa temporada pero le faltó regularidad en la segunda parte del Campeonato. No puedo defender sus opciones a la corona y acabó cediendo la partida ante el español Emilio Alzamora, que consiguió el título, y el italiano Marco Melandri. En 2000 y 2001, regresó al cajón más alto del podio (en Philip Island en 2000, y en Suzuka y Jerez en 2001), pero sus periodos de baja forma le descartaron en la carrera por el título.

En 2002, Masao Azuma disputa con 31 años su sexta temporada en los 125cc, alineado con un pelotón que rejuvenece cada año. Condicionado por la desmoralización y por las dificultades encontradas para sacar el máximo provecho a los neumáticos Bridgestone, Azuma ha encadenado resultados muy discretos hasta llegar a Rio. Pero, por una vez, sus gomas jugaron un papel determinante en una pista empapada: En seis vueltas pudo recuperar casi 15 segundos a los líderes, Manuel Poggiali y Arnaud Vincent. El japonés superó a los dos aspirantes al título y consiguió una ventaja suficiente para evitar un contraataque final y anotarse así su décima victoria en un Gran Premio.

Etiquetas:
125cc, 2002

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›