Compra de entradas
Compra de VideoPass

Kenny Roberts rememora a su histórico gran rival

Kenny Roberts rememora a su histórico gran rival

Kenny Roberts rememora a su histórico gran rival

El nombre de Kenny Roberts está indisolublemente asociado al de su gran rival Barry Sheene, con el que disputó grandes batallas en los años en que conquistó sus tres coronas mundiales en la categoría de 500cc. El norteamericano dio el salto desde la competición de dirt track, donde era una estrella a mediados de los setenta, hasta que desembarcó en el escenario mundialista. La rivalidad desencadenada con el piloto británico propició una era dorada en la competición.

La relación tempestuosa entre los dos pilotos proporcionaba argumentos constantes a la prensa y dividía a los aficionados. Roberts acabó ganando el Campeonato de 1978 a 1980 pero las muchas carreras en las que combatieron sin cuartel, incluyendo su duelo en Silverstone 79, dejaron una profunda huella en los aficionados.

Pero, pese a esta extrema rivalidad, Roberts y Sheene no eran enemigos, y con los años, ya enfundadas las armas y retirados de la competición, desarrollaron una amistad que complementó el respeto que siempre hubo entre ambos. Este es el comentaro del actual propietario del Team Proton ante la noticia de la muerte de su rival en tantas batallas:

`Esta noticia me ha cogido con la guardia baja y realmente no sé qué decir. Necesitaré unos días para hacerme a la idea´.
`No esperaba que sucediera tan rápido, yo, como muchos otros, pensaba que era algo que no llegaría a acurrir´.
`Barry siempre fue mi rival más grande. Siempre he dicho que sin Barry Sheene no hubiera habido un Kenny Roberts. Dábamos mucho que hablar a la prensa pero después de una carrera se acercaba y decía algo como `tu Yamaha iba muy bien en tal punto´, y yo le hacía algún comentario sobre su Suzuki. Había un respeto. Fuímos rivales por excelencia y dimos buenos espectáculos. Cuando se supo de su enfermedad, dije que si él se imaginaba que corría de nuevo conmigo ganaría también esa batalla, pero desgraciadamente no ha sido así´.
`Barry y yo fuímos amigos también después de que dejáramos la competición. Era un gran piloto: Para ganar dos títulos mundiales hay que ser uno de los mejores´.

Etiquetas:
MotoGP, 2003, Kurtis Roberts

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›