¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Lorenzo celebró su triunfo en las instalaciones de Derbi

Lorenzo celebró su triunfo en las instalaciones de Derbi

Lorenzo celebró su triunfo en las instalaciones de Derbi

Jorge Lorenzo celebró ayer su primera victoria en el Campeonato del Mundo con los trabajadores de la fábrica Derbi, radicada en la localidad barcelonesa de Martorelles. Apenas unas horas después de llegar a España, el adolescente mallorquín recibió la más calurosa de las bienvenidas en las instalaciones de Derbi y agradeció la colaboración a todos los trabajadores.

`Nos ha costado mucho, pero al final hemos conseguido nuestro objetivo´, comentó el ganador de la carrera de Rio. `Quizás es más de lo que soñaba, ya que mi objetivo para esta temporada era estar regularmente entre los diez primeros y subir alguna vez al podio antes de acabar la temporada, como dije el día de la presentación. He ganado y estoy en una nube, pero ahora quiero más y la ilusión de mi vida es ser algún día Campeón del Mundo. Voy a seguir trabajando duro para conseguirlo´.

A lo largo de la temporada 2003 los aficionados han visto de forma reiterada la madurez de Dani Pedrosa, quien acaricia el título mundial de 125cc a los 17 años, y también los primeros éxitos de Héctor Barberá - vencedor en Donington con 16 años- y de Pablo Nieto, que se impuso hace dos semanas en Estoril. Pero Lorenzo es el rey de la precocidad. Lo suyo es romper las estadísticas: Debutó la temporada pasada en Jerez, justo cuando cumplía la edad mínima reglamentaria. Celebró, de hecho, su 15º cumpleaños la víspera de esa carrera. Un mes más tarde estableció otro récord de precocidad al convertirse en el piloto más joven en sumar puntos en una carrera mundialista tras clasificarse 14º en el GP en Catalunya. Con15 años y 42 días, derribaba el récord del venezolano Ivan Palazzese, quien sumó sus primeros puntos con 15 años y 77 días, también en los 125 cc.

Esta temporada el mallorquín ha estado tan enfrascado en la pelea con las limitaciones de su máquina que apenas ha podido abordar su cruzada contra las estadísticas. Pero, tan joven como ambicioso, ha recuperado el terreno perdido convirtiéndose en el piloto español más joven en ganar un Gran Premio, el segundo en la historia de la competición, después de Marco Melandri. Un triunfo que endulza la travesía de la escudería Derbi en este curso, huérfana de alegrías desde su profunda reestructuración técnica emprendida al final de la pasada temporada. Para Lorenzo se trata de un paso más en la buena dirección. Su objetivo, ya se ha dicho, es ser Campeón del Mundo.

Etiquetas:
125cc, 2003, Jorge Lorenzo

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›