¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Sete Gibernau mantiene en alto el prestigio familiar

Sete Gibernau mantiene en alto el prestigio familiar

Sete Gibernau mantiene en alto el prestigio familiar

Sete Gibernau ha llegado hoy al Circuit de Catalunya y en la entrada del recinto ha pasado frente a la estatua de Don Paco Bultó, fundador de la famosa marca Bultaco, sabedor de que esta es probablemente la mejor oportunidad de honrar a su abuelo consiguiendo la gloria `en casa´. Gibernau lidera la clasificación del Campeonato del Mundo con una ventaja de 10 puntos después de haber sumado dos victorias y otros dos podios en las cuatro primeras carreras y sabe que el apoyo de toda su familia será un factor importante en el éxito de este fin de semana.

`Mi familia ha jugado un papel muy importante en mi carrera, me han dado un apoyo incondicional, tanto mis padres como mi hermana y mis abuelos´, ha comentado Gibernau, cuya familia sortea habitualmente el intenso tráfico de Barcelona circulando con scooters. Su hermana ha recibido recientemente una Honda CBR600RR y acompaña regularmente a Gibernau en los entrenamientos que realiza en la finca de la familia.

`Somos una familia muy unida, de hecho fue mi tío quien me puso el apodo de Sete. Mi abuelo, Don Paco, fue una gran persona. Creó una industria, desarrolló excelentes motocicletas y ayudó a muchos pilotos a lo largo de los años, grandes pilotos de todas partes del mundo. Ha sido una gran influencia en mi carrera pero nunca me forzó a hacer nada. Fue, por encima de todo, mi amigo y un ser humano extraordinario´.

La trayectoria de Gibernau hasta llegar el máximo nivel de su profesión ha sido un proceso constante; empezó en la competición de velocidad a la relativamente tardía edad de 19 años tras varios años compitiendo en pruebas de trial. Se inició en el campeonato español de producción y rápidamente hizo historia, ganando la primera carrera de motociclismo que se disputó en el Circuit de Catalunya, una prueba de 125cc de la Copa Cagiva.

A continuación pasó a competir en la categoría de 250cc, en el Open Ducados, y debutó en el Campeonato del Mundo como wild card en 1992, en la escudería Yamaha que dirigía Wayne Rainey. Fue progresando gradualmente en la cilindrada hasta que en 1998 sustituyó al lesionado Takuma Aoki a los mandos de la Honda 500cc bicilíndrica. El año siguiente se hizo cargo de la NSR500 V4 que dejó vacante Mick Doohan, también lesionado, y terminó la temporada en quinta posición.

Su breve paso por el equipo Suzuki resultó fallido y tuvo que esperar hasta la campaña 2003, en la que regresó con el gigante japonés, para resurgir en el Campeonato y establecerse como uno de los mejores pilotos del contingente de MotoGP. Quedó subcampeón de la categoría, detrás de Rossi, al final de una campaña en la que ganó cuatro Grandes Premios. 2004 le ha visto empezar de manera espléndida, de nuevo confirmado como uno de los más firmes aspirantes al título.

Tranquilo, inteligente y simpático, Gibernau mantiene los pies en el suelo y expresa claramente su vision de la vida y de los objetivos que quiere conseguir.

`No estoy obsesionado con la competición, tengo una vida más allá del deporte y eso me hace darme cuenta de la importancia que tiene el tiempo que paso fuera de la pista, no puedes permitir que la competición controle tu vida completamente´.

`Cuando sales y ves gente más desafortunada que tu, o incluso casos en que la gente no tiene una vida propia, por circunstancias particulares, te das cuenta de la importancia de vivir una vida rica y variada. No me interpreteis mal, me encanta correr y quiero ganar como el que más, pero lo mío es dedicación, no obsesión´.

Gibernau tiene una relación muy especial con el equipo Gresini. Piloto, mecánicos y patrón, el ex corredor Fausto Gresini, forman un grupo muy unido, especialmente tras la muerte de su compañero de equipo Daijiro Kato,y se encuentra muy cómodo a los mandos de la RC211V.

`Tengo el mejor equipo del paddock, el mejor en la competición´, afirma Gibernau. `Tenemos una ética del trabajo muy seria, todos en el equipo dan el 100% y siempre queremos mejorar. Estoy contento con mi situación´.

"Honda también nos ha ayudado cuando ha sido posible, como en el test después de Jerez, en el que pudimos eliminar buena parte de nuestros problemas de `chatter´ (vibración), que nos atormentaban. Fueron justos con nosotros. Pero somos un equipo satélite, eso no va a cambiar y debemos sacar el máximo partido posible a lo que tenemos. El equipo ha hecho un trabajo brillante hasta ahora y todos están totalmente volcados´.

`Montmeló es uno de mis circuitos favoritos, está muy cerca del lugar donde nací Tengo también un recuerdo muy especial porque gané la primera carrera que se disputó en esta pista, una competición de Cagiva de 125cc, en 1991´.

`Es un circuito fantástico, con una pista muy rápida. He conseguido buenos resultados en Montmeló; el año pasado fuí tercero y este domingo espero hacerlo mejor. La confianza juega un papel fundamental cuando quieres conseguir tus objetivos y nosotros estamos seguros de lo que estamos haciendo en esta fase del Campeonato. Tenemos una actitud mental muy fuerte´. `Tenemos mucho apoyo por parte de la afición y está muy bien poder corresponderles con buenos resultados. Gané la carrera de Jerez este año y quiero ganar en Valencia, y sería fantástico hacerlo también en Montmeló, a los aficionados les encantaría, y a mi también. ¡Sería increíble ganar las tres carreras españolas en la misma temporada!.

Etiquetas:
MotoGP, 2004, GRAN PREMI GAULOISES DE CATALUNYA

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›