¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Randy Mamola reflexiona sobre Portugal y Japón

Randy Mamola reflexiona sobre Portugal y Japón

Randy Mamola reflexiona sobre Portugal y Japón

La carrera de Estoril de la semana pasada fue un ejemplo de que si Valentino Rossi, Jeremy Burgess y el resto de la gente de Yamaha tienen la oportunidad de identificar problemas y eliminarlos de uno en uno, están en una posición muy difícil de vencer. Con todo el tiempo sobre mojado en entrenamientos oficiales en Brno, seguido de dos días de tests en seco y sesiones mayoritariamente secas en Estoril, han progresado muchísimo con la M1, lo que les ayudará hasta el final de la temporada.

Todos sabemos el maravilloso talento que tiene Valentino, pero lo que me ha impresionado esta temporada ha sido la manera en la que Yamaha ha reaccionado ante el hecho de tener ese talento trabajando para ellos, reaccionando rápidamente a lo que Rossi y Jeremy Burgess solicitaban y permitiéndoles cumplir sus objetivos. Yo mismo he sido piloto de Yamaha y os aseguro que este tipo de respaldo resulta muy útil .

Vimos a Valentino ganar la primera carrera contra todos los elementos en Suráfrica, y luego, cómo sufría ante problemas ocasionales, como sucedió en Jerez, Le Mans y Rio. Pero cuanto más se acostumbra a la moto, más oportunidades tiene el equipo para evolucionar, y más fuerte e imbatible se convierte.

Lo único que puedo decir es que si la carrera de Portugal es algo con lo que nos podamos guiar, para sus rivales y el motociclismo como deporte, la suerte es que haya tardado tanto en conseguir esta fuerza.

Las otras buenas actuaciones, desde mi punto de vista, fueron las de John Hopkins, Makoto Tamada y Alex Barros. En primer lugar, creo que John se ha ido fortaleciendo con cada Gran Premio de esta temporada, especialmente en los tres últimos. De lo que mucha gente no se da cuenta es del esfuerzo que ha hecho con sus tobillos tras rompérselos en un accidente de supercross en invierno.

Dice que ahora está más en forma que nunca, y eso se refleja en sus actuaciones, con la sexta plaza en los entrenos oficiales y en la carrera de Estoril, terminando a sólo un segundo de Carlos Checa. Carlos ha subido al podio esta temporada, y no veo ninguna razón por la que John no pueda subir también por lo menos una vez en las cinco últimas carreras.

Tamada corrió bien en la carrera a pesar de no haber cogido el ritmo con los neumáticos de carrera en los entrenamientos oficiales. Al igual que Hopkins, también se está beneficiando de un compuesto mejorado de Bridgestone y parece que tendrá un potente final de temporada.

Yo apuesto por Tamada como favorito para la victoria en Motegi el fin de semana que viene, tras denegársele el podio japonés el año pasado cuando fue descalificado por chocar contra Sete Gibernau. Corriendo en casa delante de su afición y con la experiencia de una victoria en el bolsillo, Tamada buscará vengar esa decisión con otra victoria el próximo domingo.

Barros merece una palmada en la espalda por quedar tercero tras caerse dos veces en los entrenamientos, y además por caerse en la carrera anterior en Brno. Se necesita mucha valentía y determinación para no pensar en eso y correr como lo hizo el domingo, así que, muy bien, Alex. ¿Recuerdas la carrera en Motegi de hace dos años? Alex pilotaba la Honda RC211V por primera vez y le ganó a Rossi, que la había estado pilotando toda la temporada, así que se convierte en otro candidato para la victoria en la próxima carrera.

No sería justo hablar de Portugal sin mencionar a Loris Capirossi, que fue quien añadió más emoción a la carrera al salir desde la decimoprimera posición de la parrilla, y luego luchar por la séptima plaza tras una remontada desde la última plaza después de la colisión con Max Biaggi. Se ha hablado mucho sobre quién fue el culpable de ese accidente, y no me quiero involucrar, lo único que se puede decir con certeza es que ha perjudicado gravemente las posibilidades de Biaggi de ganar el título.

La trayectoria de los pilotos de Honda, como Tamada y Barros, puede verse como algo negativo para la fábrica japonesa. Los dos le quitaron puntos a Gibernau en Portugal, y podría repetirse en diversas ocasiones antes del final de la temporada, facilitándole un poco las cosas a Rossi.

Es una situación que ya se veía venir a principios de año, y aunque los planes de Honda de tener a tres pilotos delante de Rossi haya funcionado un par de veces este año, sinceramente, no creo que vuelva a suceder.

Rossi ha sido la espina clavada de Honda durante todo el año, y el piloto hará todo lo posible por volverlo a ser en Motegi. Está claro que es el circuito de Honda, y te puedes imaginar las ganas que tiene Rossi de marcar su territorio sobre la Yamaha. Es la única persona que veo rompiendo el dominio de Honda en el podio este fin de semana, si es que alguien lo hace...

Lo principal que he notado de Rossi este año es su total determinación. En temporadas pasadas, no digo que se lo tomara con calma, pero siempre ha parecido estar más relajado y feliz de la vida. Este año ha demostrado lo despiadado que llega a ser para ser el piloto más rápido en cada sesión, desde las sesiones libres del viernes por la mañana hasta la carrera del domingo por la tarde. Es una bestia peligrosa cuando está en ese estado, con lo que a Honda no le falta razón para preocuparse por el piloto el próximo fin de semana.

Otra cosa que anima la vida en esta época del año es que vencen algunos contratos, y hay una competición paralela en la que los pilotos intentan hacerse con plazas en las fábricas para la próxima temporada. Pase lo que pase, aún queda mucho entretenimiento en las cinco últimas carreras, y yo sin más, espero ansiosamente a ver qué pasará en Motegi.

Etiquetas:
MotoGP, 2004, CAMEL GRAND PRIX OF JAPAN

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›