¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Vuelta Onboard en Phillip Island

Vuelta Onboard en Phillip Island

Vuelta Onboard en Phillip Island

La pista de Phillip Island, de 4.448km, ha experimentado notables reformas durante el invierno con el objetivo de mejorar su seguridad. No en vano una vuelta rápida en el circuito australiano está considerada por los pilotos como una las experiencias de la temporada que más dispara la adrenalína.

El circuito constituye sin duda una de las más exigentes pruebas en lo tocante al control de la moto y la precisión en el pilotaje, por no hablar de la bravura y la forma física también indispensables para cualquier piloto que aspire a conseguir un buen resultado en su asfalto.

En Phillip Island hay menos frenadas fuertes que en otros circuitos, de ahí que se pueda sacrificar cierta estabilidad bajo estas condiciones en beneficio de una mayor agilidad en el paso de curva.

El compromiso para establecer una suspensión suficientemente dura para aguantar las fuerzas en curva manteniendo la velocidad punta en las rectas es el objetivo principal en este escenario. Esto también ayuda a evitar que el tren trasero pierda tracción en las curvas lentas, con la consecuente pérdida de una crucial aceleración en la salida de las mismas.

Una suspensión muy dura no permitirá que el tren trasero responda adecuadamente en aceleración y forzará un trabajo excesivo del neumático en un circuito en el que predominan las curvas de izquierda, un factor que contribuye a que el compuesto se desgaste prematuramente. La confianza del piloto y la consistencia de la suspensión son claves en esta pista, ya que son los elementos que permiten rodar con un ritmo veloz durante toda la prueba.

La última curva es un punto vital para completar una buena vuelta en Phillip Island, ya que una buena salida de ella determinará lo rápidamente que el piloto pueda alcanzar la velocidad máxima en la larga recta. Es factor muy importante, especialmente en la última vuelta de una carrera en la que se dirima la victoria en los últimos metros.

También la aerodinámica es importante. La variabilidad de las condiciones meteorológicas y su ocasional dureza – viento, lluvia- convierten al tiempo en uno de los elementos a tener muy en cuenta, ya que puede añadir complicaciones adicionales para la puesta a punto de las motos tanto en clasificación como en carrera.

Experimenta las sensaciones de una vuelta al circuito de Phillip Island pulsando sobre el enlace de video de la parte superior de la página.

Etiquetas:
MotoGP, 2004, CINZANO AUSTRALIAN GRAND PRIX

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›