¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

La última vuelta de Phillip Island, desde la moto de Rossi

La última vuelta  de Phillip Island, desde la moto de Rossi

La última vuelta de Phillip Island, desde la moto de Rossi

Valentino Rossi ha admitido que la última vuelta del Gran Premio Cinzano de Australia ha sido una de las mejores de su carrera, pues adelantó dos veces a Sete Gibernau para conseguir la victoria y el Campeonato del Mundo de MotoGP por cuarta temporada consecutiva en el espectacular circuito de Phillip Island el domingo pasado.

Es difícil discutirle este hecho al italiano, sobre todo cuando se tiene la ventaja de presenciar la vuelta entera desde su punto de vista, a bordo de su Yamaha YZR-M1 Gauloises Fortuna.

Estamos en la última vuelta de la carrera en Phillip Island. Rossi la empieza de modo electrizante, pasando por el exterior de la Honda de Gibernau en la primera curva, el temida y veloz viraje Doohan. En las ndos curvas siguientes Rossi tiene a Gibernau pisándole los talones, pero permite que el español recupere el liderazgo al abrirse demasiado en la horquilla Honda.

El error de Rossi le deja en una situación difícil en la segunda parte de la vuelta cuando tiene la intención de adelantar a Sete Gibernau por segunda vez, con su único rival al título haciendo todo lo posible para cerrarle la puerta en cada curva.

Mientras se acercan a la famosa sección de Lukey Heights, Rossi realiza un ataque frustrado, pero inmediatamente sorprende a Gibernau y los dos entran en la curva ciega de izquierda que les llevará a la cerrada horquilla de derecha.

Esta vez Rossi está en cabeza, y a Gibernau sólo le queda una opción: intentar pasar a su rival por la larga curva de izquierdas y aprovechar su rebufo en la recta, lo mismo que Olivier Jacque hizo con Shinya Nakano cuando ganó la carrera y el título de 250cc en la última carrera de 2000.

Sin embargo, Rossi reunió la suficiente tracción en el último conjunto de curvas a izquierda para quitarse a Gibernau de encima y asegurarse la ventaja a medida que se acercaba a la meta, donde ganaría por tan sólo 0.097 segundos.

El sueño de Rossi se hizo realidad. El título de MotoGP volvía a ser suyo en su primera temporada con Yamaha y su reacción sobre la moto lo demostró, cuando se balanceó hacia atrás sobre el sillín de su M1 para saborear el momento.

Vuelve a disfrutar de la última vuelta del Gran Premio Cinzano de Australia y la celebración de Rossi, a bordo con el Campeón del Mundo de MotoGP, pulsando el enlace situado en la parte superior de la página.

Etiquetas:
MotoGP, 2004, CINZANO AUSTRALIAN GRAND PRIX, Valentino Rossi

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›