¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Vuelta Onboard en Valencia

Vuelta Onboard en Valencia

Vuelta Onboard en Valencia

El circuito Ricardo Tormo cuenta con interminables secciones formadas por curvas lentas que se conectan a partir de pequeñas rectas. La penúltima curva del circuito y la rápida entrada en la primera curva difieren por completo de la naturaleza del trazado formado por las numerosas curvas lentas conectadas entre sí.

Más cómodo para las pequeñas cilindradas, el circuito de Valencia representa un reto importante para todos los pilotos de MotoGP, quienes deben estar preparados para realizar un ejercicio intenso de concentración y preparación física, ya que la pista puede afectar fácilmente a un piloto excesivamente confiado, sobre todo en las condiciones de lluvia de las tardes de invierno de finales de octubre.

La sinuosidad del circuito de Valencia exige un perfecto entendimiento entre las suspensiones y el peso de transferencia que ayudará directamente a la obtención de agarre delantero y trasero, y que sea lo suficientemente firme para los amortiguadores y la compresión, para evitar que la moto oscile en las subidas y bajadas de potencia.

La maniobrabilidad de la moto se deberá conseguir con la estabilidad y la agilidad de la misma para que permita una óptima respuesta en el paso por curva, ya que el circuito requiere periodos cortos pero intensos de agarre en el tren delantero durante la vuelta, sin olvidar las fuertes frenadas de las entradas en curva.

Sin embargo, la moto debe ser lo suficientemente firme para no perder velocidad en curva en el penúltimo viraje rápido, que transcurre en pendiente, y para que la rueda trasera no pierda la trayectoria en frenadas fuertes a 300km/h.

Una respuesta instantánea y lineal a la hora de dar gas es una de las claves para poder salir cuanto antes de las curvas lentas del circuito valenciano. La gran cantidad de entradas en curvas de bajada existentes al circuito hace que la mayoría de las caídas sean provocadas por la falta de agarre delantero de la moto.

`La elección del neumático delantero es especialmente importante en esta pista porque hay varias entradas en curva que son en bajada,´ confirma Nicolas Goubert, jefe de competición de motociclismo de Michelin. `La goma delantera de 16.5 pulgadas ayudará a los pilotos en Valencia porque la pista tiene muchos cambios de dirección´.

`Valencia es un circuito lento pero exigente con los neumáticos. El trazado está completamente formado por curvas, y es asimétrico, con más virajes a izquierda que a derecha, y la larga curva a izquierdas al final de la vuelta estropea bastante el compuesto trasero, por eso nos irá bien nuestro neumático trasero del 2004.´

Sete Gibernau es uno de los pilotos que mejor conoce este circuito. Fue aquí donde logró su primera victoria en el 2001, aunque reconoce que el Gran Premio será una tarea complicada con los prototipos de 900cc de 4 cilindros de MotoGP.

`La pista no es tan exigente con los neumáticos, sencillamente porque es muy lenta y estrecha, y rara vez das gas a fondo. Pero a la misma vez, cuanta más potencia des, más rápido irás, así que los neumáticos son igual de importantes aquí que en cualquier otro lado,´ declara Gibernau.

`Valencia es exigente físicamente porque es todo curvas, y los virajes son cerrados, así que la moto siempre intenta levantar la parte delantera y abrirse, con lo cual te tienes que esforzar para dominarla.´

`Es uno de esos circuitos en los que cada curva es importante: todo cuenta, así que tienes que hacerlo bien en todo el trazado. No hay ningún lugar en el que puedas recuperar algunas décimas de golpe, más bien se trata de lograr una décima aquí y otra allá. Necesitas mucho neumático delantero para virar en la frenada, porque hay muchas curvas cerradas y luego necesitas una buena tracción trasera para salir acelerando.´

Etiquetas:
MotoGP, 2004, GRAN PREMIO MARLBORO DE LA COMUNITAT VALENCIANA

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›