Compra de entradas
Compra de VideoPass

Damos la primera vuelta al circuito de Shanghai

Damos la primera vuelta al circuito de Shanghai

Damos la primera vuelta al circuito de Shanghai

El recientemente construido circuito de Shanghai presenta una trazado muy característico. El dibujo que perfila la pista recuerda la forma de una de las letras del alfabeto chino que hace referencia a la ciudad.

Dando un primer vistazo sorprenden dos largas rectas que recuerdan al viejo circuito de Hockenheim. Una de ellas cuenta con una longitud de 1200 metros, convirtiéndola en una de las rectas más rápidas de todo el Campeonato del Mundo. Además, hay otras dos rectas que alcanzan casi los 600 metros. Esta situación exigirá un duro trabajo a los técnicos de neumáticos, que deberán encontrar esencialmente gomas con compuestos muy resistentes en la parte central de la zona de rodadura. Los neumáticos que deberán utilizarse serán seguramente muy similares a los que se usan en Motegi, en el que las gomas se refuerzan en el centro para soportar la fuerza centrífuga y las altas temperaturas que se alcanzan en el interior del neumático.

Además de todas estas rectas, el circuito también tiene como gran particularidad dos curvas muy especiales. La primera, una espiral que congrega las curvas 1,2 y 3, donde va a ser muy importante encontrar la trazada más adecuada para cubrir esa zona rápidamente. La segunda área también acoge varias curvas, las 10,11 y 12, que deben afrontarse con primera velocidad y de las que se debe salir muy rápido para buscar la recta más larga del circuito de Shanghai.

El ajuste de las velocidades será sin duda uno de los caballos de batalla más importantes en la puesta a punto. En algunos puntos del trazado se van a alcanzar los 330 km/h, con la rueda trasera rodando a una velocidad cercana a los 360km/h. Estas puntas de velocidad máximas encuentran el contrapeso en las curvas más lentas del circuito, que se pasarán a poco más de 50 km/h. Las mecánicas necesitarán por tanto ofrecer una buena y ágil respuesta en el cambio para intentar perder la mínima potencia posible.

El freno motor será otro factor decisivo. Al final de estas larguísimas rectas se van a producir frenadas muy violentas. Incluso el paso de algunas curvas exige un fuerte apoyo en el freno delantero y probablemente los técnicos van a tener que montar frenos de disco más grandes de lo habitual.

Por último, el consumo de gasolina también tendrá un importante papel en Shanghai. Con la reducción esta temporada de los tanques de 24 a 22 litros, en muchos de los circuitos se llega al límite al final de la carrera. Se deberá también ajustar una buena administración del carburante, muchas veces sacrificando la velocidad máxima.

Etiquetas:
MotoGP, 2005, TAOBAO.COM GRAND PRIX OF CHINA

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›