¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

La transformación de Marco Melandri

La transformación de Marco Melandri

La transformación de Marco Melandri

Ningún cambio de aires ha resultado tan positivo esta temporada como el de Marco Melandri. El nuevo piloto del equipo Telefónica Movistar ha dejado atrás un discreto paso por Yamaha y en tan sólo dos carreras con Honda se ha convertido en uno de los protagonistas más destacados en la parrilla de MotoGP. Fausto Gresini, Team Manager del Movistar Honda MotoGP, nos ha desvelado alguna de las razones que pueden explicar esta extraordinaria evolución del italiano.

`En mi opinión, Marco tiene una gran oportunidad de ganar mucha confianza con nosotros. A sus 22 años es un piloto muy joven, con un título de 250cc que acredita su calidad, tiene mucho potencial. Pero lo más importante ahora es que tenemos un equipo que es como una familia para él. Mi equipo es como una familia´.

Sin duda, el gran responsable del cambio de mentalidad y de actitud de Melandri en estos últimos meses ha sido su jefe de mecánicos, Fabrizio Cecchini.

`Cuando Marco llegó a nuestro equipo venía de dos años difíciles en MotoGP, en los que había perdido confianza en él mismo y en su equipo. Nuestro plan era no transmitirle ningún tipo de presión, explicándole todo lo que sé sobre la moto, paso a paso. Y le pedimos que fuera evaluando cada aspecto y concentrándose en los detalles por separado. Queríamos entender qué nos decía. Marco ha apreciado nuestro apoyo y ha ganado en confianza. Necesitábamos que él creyera en nosotros cuando está en la pista´, explica.

La falta de seguridad en sus posibilidades se convertía en el gran obstáculo para un Marco Melandri que, como él mismo indica, empezó a superar gracias al apoyo que desde el primer día encontró en todo el equipo.

`Cuando llegué al equipo de Gresini lo hacía tras sufrir seguramente la peor fase de mi carrera deportiva. En el último año nada fue bien. Había perdido toda la confianza en mis posibilidades y todo se me presentaba muy difícil. Para mí, era importante conseguir una buena relación con el equipo. Ellos comprendieron mi situación, me hicieron ganar confianza y poder sonreír al fin. Cuando empecé a entenderlo todo, marcamos el plan para los tests del invierno. Para mí resultaba imposible pensar que alcanzaría el podio en Jerez. Pero incluso antes de los primeros entrenamientos estaba contento porque veía a toda la gente feliz a mi alrededor, contenta de trabajar conmigo. Eso me hizo subir mi confianza. La temporada 2004 fue difícil de olvidar pero mi nuevo equipo me enseñó a disfrutar otra vez. Sólo cuando dejas atrás todo lo malo, puedes empezar a reconstruir algo nuevo y mejor.

Las características de su nueva moto le han permitido también concentrar todos sus esfuerzos en su adaptación a la nueva máquina, descargándose del gran trabajo de reglaje y puesta a punto que requería el año pasado la M1 de Yamaha.

`El equilibrio de la moto Honda es más simple y es mejor porque así no tienes que cambiar tantas cosas. No necesitas modificar la geometría de la moto. Algunas veces, tienes problemas y ves que otro van más rápido con la misma moto, pero eso te da mayor motivación. Mi Yamaha el año pasado era muy distinta a la de Valentino. Tu podías cambiar cada detalle de la geometría, pero si te equivocabas, era difícil volver atrás´, comenta Melandri.

Fausto Cecchini procuró al inicio de la pretemporada liberar de toda presión a un Marco Melandri muy saturado psicológicamente por su última experiencia en MotoGP. Para conseguirlo, recurrió a una particular estrategia y a un plan de trabajo muy especial.

`Lo primero que Marco quería ver eran los tiempos, y lo que hice fue tapar la pantalla de su moto y cubrir con hojas de papel las pantallas de los monitores en el box. Él preguntó porqué y yo le dije que no se preocupara por eso, que cómo se sentía. Hubo rápidamente un cambio en sus resultados. Se quedaba a tan sólo tres décimas de Sete, sin darse cuenta qué tiempos estaba haciendo y sin obsesionarse con el cronómetro´. Y añade: `Otra cosa que corregimos es que cuando Marco se situaba detrás de un piloto, su objetivo era atraparle, sin concentrarse en cómo se sentía sobre la moto, y cometía muchísimos errores. Así que le llamábamos al pit cuando ocurría esta situación. En los primeros entrenamientos rodaba siempre solo. Lo que queríamos era que se acostumbrara a la moto. Sólo cuando sentimos que estaba preparado, le pusimos a correr con los otros pilotos.

Tras todo el trabajo realizado durante el invierno, hacía falta confirmar la respuesta en el Gran Premio. Y el éxito llegó en la primera cita del año. `La primera carrera es como un examen de la pretemporada, así que es importante no arriesgar ni exceder el límite, porque una caída puede destrozar todo el trabajo´, explica Cecchini.` En Jerez, cuando vimos a Marco que estaba en el límite, le pusimos en la pizarra `OK, baja la velocidad´, porque tenía una buena ventaja con respecto al quinto clasificado. Marco nos hizo caso y fue una victoria para nosotros. Cuando delante de él un piloto cayó y Marco pudo llevarse el podio, fue el premio final a toda la labor realizada´. Marco Melandri se ha clasificado entre los cuatro primeros en las dos carreras disputadas hasta la fecha, resultados que le han permitido sumar más puntos que en las últimas diez pruebas de 2004.

Etiquetas:
MotoGP, 2005, TAOBAO.COM GRAND PRIX OF CHINA, Marco Melandri

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›