¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Una vuelta al rápido trazado de Mugello

Una vuelta al rápido trazado de Mugello

Una vuelta al rápido trazado de Mugello

Sobre la colina de Mugello, a muy pocos kilómetros de Florencia, se alza una de las pistas más atractivas del Campeonato del Mundo de MotoGP. Un escenario espectacular, muy técnico y en el que el piloto toma el verdadero protagonismo. Un circuito, también, con un recorrido difícil, caracterizado por los cambios de pendiente, con `eses´ muy rápidas, con cambios de velocidad constantes, curvas muy complicadas que dibujan contraperaltes y una recta larguísima donde se ha registrado el récord de máxima velocidad.

Mugello es uno de los circuitos más largos del calendario del Campeonato del Mundo de MotoGP, no en vano cuenta con una longitud total de 5.245 metros. A diferencia de otros circuitos, la pista italiana siempre ha conservado el trazado y la longitud originales. Situado en el valle de la Toscana en un paisaje de ensueño, Mugello también difiere de los otros circuitos rápidos por los frecuentes cambios de rasante y la velocidad de sus chicanes. Hay una mezcla de giros rápidos y lentos. Las curvas, incluso las más lentas, presentan una anchura considerable que ofrece mayor libertad de trazada a la hora de negociarlas.

Habiendo renunciado a la tendencia muy recurrida en los últimos años de reducir la velocidad en algunos tramos de los circuitos creando "paradas de autobús", las cuatro chicanes principales de Mugello se afrontan a gran velocidad. Por una parte, se precisa una suspensión más firme para los sectores rápidos del circuito, donde se comprimen las suspensiones trasera y delantera a causa de la fuerza centrífuga, pero también se necesita cierta flexibilidad en la suspensión para gozar de más adherencia y tracción en los virajes lentos.

Encontrar los ajustes ideales para la suspensión es complicado, ya que en una sección del trazado la entrada a la curva es en subida y en la otra mitad en bajada, con lo que se alteran los parámetros en la búsqueda de la compresión ideal de la suspensión. El tren delantero debe encontrar una buena sintonía con el piloto, especialmente a la hora de encarar las numerosas curvas en bajada. También es importante en la recta principal y con la máxima velocidad antes de buscar la salida de la curva, donde se exige una buena respuesta en los frenos.

Este circuito exige lo mejor tanto en la puesta a punto del chasis como en el desarrollo del motor. La principal misión de los equipos es encontrar una geometría equilibrada que dé al piloto agilidad para cambiar de dirección rápidamente en la serie de `eses´, además del delicado giro de derechas que aparece justo después de la recta principal. Esta curva, es una de las claves para resolver una vuelta rápida, ya que el paso por ese punto tiene un influencia destacada sobre la secuencia de curvas que vienen a continuación.

La velocidad punta será un factor a tener muy en cuenta. En la recta principal del circuito de Mugello alcanzan velocidades por encima de los 300 Km/h. El hecho de más de la mitad del trazado su cubra en segunda velocidad y un 35% en tercera, obliga a mantener un buen equilibrio en el cambio.

La media de velocidad en Mugello supera los 170km/h, lo que supone un alto consumo de carburante. Con la limitación esta temporada de los tanques a 22 litros exigen un menor consumo de gasolina y por tanto optimizar al máximo el motor.

Etiquetas:
MotoGP, 2005, GRAN PREMIO ALICE D'ITALIA

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›