¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

La historia de Yamaha (de 1955 a 2005) – 2ª parte

La historia de Yamaha (de 1955 a  2005) – 2ª parte

La historia de Yamaha (de 1955 a 2005) – 2ª parte

1955-1957: Yamaha conquista Japón al primer intento

El notable debut con victoria de Yamaha –en la carrera del Monte Fuji de 1955- no fue un golpe de suerte. Alentada por el éxito en la pista de tierra en la emblemática montaña nipona, la marca presentó cuatro YA1 revisadas en la carrera de resistencia de Asama, cuatro meses después.
Yamaha superó los resultados conseguidos en el Monte Fuji copando las cuatro primeras posiciones en la carrera, anulando toda oposición de las restantes marcas, entre las que estaba Honda. En esta carrera empezó la rivalidad entre las dos factorías que se prolonga hasta nuestros días. En unos pocos meses Yamaha había pasado de ser un marca desconocida a hacerse un nombre como una fuerza capaz de imponerse en la escena japonesa.

Las raíces de la compañía se remontaban, de hecho, a finales del siglo diecinueve, cuando Torakusu Yamaha empezó a fabricar instrumentos musicales, lo que dio origen al famoso logo de la marca, con los tres diapasones. Después de la Segunda Guerra Mundial los patrones de Yamaha querían expandirse a otros mercado para asegurar el futuro de la compañía.

Se consideraron opciones como la fabricación de coches, triciclos y máquinas de coser pero finalmente la decisión recayó en el mercado del motociclismo japonés, por ser el que ofrecía mejores perspectivas de crecimiento, incluso teniendo en cuenta que en ese momento existían más de 100 marcas de motos japonesas. Por supuesto, algunos vendedores de motocicletas no se tomaron demasiado en serio las primeras Yamaha. `Así que Yamaha fabrica motos´, se cuenta que dijeron. `¿y el motor suena en do-re- mi-fa-sol?´. Después de las carreras de Fuji y Asama no hubo más chistes.

Se fabricaron cerca de 1.000 YA1 en el periodo del exitoso debut en competición, y se estableció entonces el estrecho vínculo entre las Yamaha de calle y las de competición que todavía perdura hoy. `Esas primeras victorias nos proporcionaron valiosos datos técnicos para evolucionar mejor nuestras máquinas, y al mismo tiempo nos dieron una buena publicidad´, explica Zenzaburo Watase, el primer director del equipo de competición.

Dos años más tarde, Yamaha regresó a Asama con la YA2, una versión muy evolucionada de la YA1, y con la YD1, la primera 250 de la marca. La YD1 estaba refrigerada por aire y sus 71CV le permitían alcanzar los 115 kms/h. De nuevo mostró su dominio consiguiendo el primero y el segundo puesto en la carrera de 125cc y un asombroso triplete en la de 250cc. Yamaha había conquistado Japón y el siguiente paso era el mundo...

Etiquetas:
MotoGP, 2005

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›