¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Un brillo intenso y fugaz: Pilotos de éxito efímero

Un brillo intenso y fugaz: Pilotos de éxito efímero

Un brillo intenso y fugaz: Pilotos de éxito efímero

A pesar de que la mayoría de pilotos que pasan a la historia lo hacen por sus éxitos y rachas victoriosas que les han convertido en leyendas, también hay espacio para aquellos menos conocidos, que disfrutaron de sus quince minutos de gloria y después...se desvanecieron en el tiempo.

Son los pilotos de éxito efímero, protagonistas de un estallido de brillantez que no encontró continuidad en sus carreras. Al igual que una canción del verano, tuvieron su momento pero no perduraron en la memoria, y hoy les encontramos en la letra pequeña de los anales de la competición.

Es el caso del alemán Edmund Czihak, quien ganó un único Gran Premio y lo hizo precisamente en casa, en el trazado de Nurburgring. Fue en 1974 en el Gran Premio de la Alemania Federal, con una prueba programada a 7 vueltas, ya que el trazado tenía más de 22 kilómetros de longitud.

Muchos de los pilotos se quejaron de la ausencia de balas de paja después de que el británico Bill Henderson sufriera una durísima caída en una zona sin protección. En aquella prueba tan sólo tomaron parte los pilotos alemanes, obligados a saltar a la pista por la federación nacional. Czihak, con Yamaha, se alzó con la victoria frente a los otros tres pilotos que también terminaron la carrera, todos ellos alemanes.

También la estrella del Mundial de Superbike Pier Francesco Chili hizo algo parecido a lo que consiguió Czihak 15 años antes. La prueba se disputaba en Misano y se paró por culpa de la lluvia. Los pilotos más destacados del Campeonato rechazaron continuar con la prueba, que se había reanudado y parado en varias ocasiones, alegando que no habían rodado en condiciones de lluvia. Algunos como Eddie Lawson vieron desde la barrera de pit lane como Chilli se decidió por salir a la pista y correr. De todas formas, el italiano acabaría llevándose cuatro victorias en la categoría de 250cc y varios triunfos más en el Campeonato del Mundo de Superbikes.

Algo similar ocurrió en el circuito belga de Spa Francorchamps, en 1979. Esta temporada se había recortado el circuito y se había reasfaltado. Tras los entrenamientos, los principales pilotos se quejaron de que la pista era demasiado resbaladiza y tan sólo los pilotos privados tomaron la salida. El neozelandés Dennis Ireland, con Suzuki, se llevó finalmente una victoria que hasta entonces tan sólo formaba parte de sus sueños.

Tampoco decidieron salir a participar en el GP de Francia en Nogaro por las condiciones de la pista. El suizo Michel Frutschi lo aprovechó para subirse de manera sorprendente a lo más alto del podio.

No todos los pilotos de éxito efímero han conseguido esa victoria que les ha convertido en historia gracias a la ausencia de las estrellas. En 1977, se disputó en el circuito de la Isla de Man una carrera que venció Phil Carpenter. Fue el único Gran Premio en el que consiguió puntuar, pero lo hizo ni más ni menos que sumando los 15 puntos del triunfo. Mick Grant también había conseguido imponerse en ese circuito en 1975 sobre una Kawasaki, lo que supuso su única victoria en 500cc. Posteriormente, se alzaría con dos victorias en 250cc. En el GP del Ulster, el héroe local Dick Creith se aseguró un puesto en los anales de la competición con su primera y única victoria en 1965.

Etiquetas:
MotoGP, 2005

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›