¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Pedrosa: `A partir de ahora veré Phillip Island con otros ojos´

Pedrosa: `A partir de ahora veré Phillip Island con otros ojos´

Pedrosa: `A partir de ahora veré Phillip Island con otros ojos´

Dani Pedrosa se ha liberado por fin de toda la tensión de las últimas semanas y finalmente ayer en Phillip Island, un circuito de recuerdos agridulces, pudo sentenciar su segunda corona de campeón. El piloto español ha expresado sus sensaciones por esta tercera corona mundial, antesala de su paso el próximo año a la categoría de MotoGP, y ha revelado algunos detalles muy significativos de esta temporada, como la fractura que sufría en el hombro, que muy pocos conocían, y que condicionó su rendimiento en los últimos Grandes Premios.

P: Tus opciones de alzarte con el título en Australia dependían de que Stoner sólo sumara un punto, y siempre y cuando tú ganaras. ¿Realmente confiabas en la victoria?

R: Nosotros siempre hemos confiado en nuestras posibilidades, aunque muchos no lo hayan hecho. Poca gente se lo esperaba, sólo nosotros, y eso dice mucho de lo que hay alrededor. Estos días se han dicho muchas cosas, tanto desde la prensa como desde mis rivales. Pero nosotros nos hemos dedicado a trabajar y a no hacer cosas raras. Cuando te centras en eso, los resultados llegan. Y ha llegado, precisamente aquí, en esta pista, lo que ha sido una gran satisfacción. No he tenido miedo en ningún momento, aunque después de Qatar sí creí que se me estaba complicando el campeonato, porque no avanzaba en mi recuperación. Llevaba tres semanas que no mejoraba y no sabía cuánto tardaría en hacerlo. En menos de dos semanas llegaba el Gran Premio de Australia, de por sí ya difícil para mí, y no sabía lo que iba a pasar. Los entrenamientos no han ido muy bien, pero esta mañana me he levantado decidido a ganar la carrera. Estaba convencido de que todo iba a ser diferente con respecto al viernes o al sábado, y así ha sido ´.

P: ¿Cómo definirías la carrera que has hecho en Phillip Island?

R: Como inteligente y conservadora.

P: ¿Qué planteamiento habías hecho?

R: Primero, realizar una buena salida y luego ir valorando las situaciones. Stoner se ha caído muy pronto y De Angelis, que iba detrás, ha chocado contra él. Aunque ha salvado la caída, la moto se ha roto, así que dos rivales han quedado descartados. Lorenzo, Porto y yo, que rodábamos más retrasados, lo hemos visto y hemos podido esquivarles. Porto estaba rodando muy rápido, así que he decidido seguirle y hemos abierto un hueco considerable respecto al resto. A partir de ahí, me he dedicado a estudiarle. No he intentado nada y creo que ha sido una carrera muy tranquila para los dos. Me he mantenido detrás de él porque tenía mejor ritmo que yo. Porto era muy rápido en las curvas, pero mi moto también iba muy bien, así que de cara a la última vuelta, he pensado cogerle el rebufo. Si le pasaba, bien, y si no, ser segundo tampoco hubiera sido un mal resultado; no era necesario arriesgar más de la cuenta. Por miedo a no coger bien el rebufo, he cometido un pequeño error en la última curva. Sabía que si salía bien pegado le podría adelantar, pero me he pegado demasiado y he tenido que salirme del rebufo antes de hora. Ha sido la primera vez en toda la carrera que he entrado en meta sin rebufo, y he visto que la moto no iba tan deprisa como pensaba, pero afortunadamente, y con la inercia que llevaba, le he podido pasar por unas milésimas.

P: En los últimos compases, desde el muro te mostraron la pizarra con un "OK", indicándote tu equipo que daba por buena la segunda posición. ¿Cuál ha sido tu reacción?

R: Lo he entendido. Era lógico, porque mejor sumar 20 puntos que perderlos. Es un circuito muy exigente con los neumáticos y hacia el final sufren bastante. El equipo me han visto derrapar en alguna ocasión, así que por eso han considerado oportuno mostrarme el OK. No querían que arriesgara y no lo he hecho, pero he probado con el rebufo y me ha salido bien.

P: ¿Qué has pensado en cuanto has cruzado la meta?

R: Pues... ¡Dios mío, no me lo puedo creer! Es Australia, con todos los recuerdos que me trae, y para mí, el circuito más difícil de todo el campeonato. He cruzado la meta y no ha sido hasta la primera curva cuando he sido consciente de que también había ganado el título. Ahí es cuando he roto a llorar de alegría y emoción. Normal después de todo lo que hemos sufrido encima de la moto, en el box, sin poder pilotar bien estas últimas semanas....

P: Una vez terminado todo, has declarado que la lesión que te hiciste en el hombro, en realidad era una fractura en la cabeza del húmero, ¿porqué tanto secretismo?

R: En Japón me caí porque se me gripó la moto. Me golpeé el hombro derecho y me dolía mucho. Pensamos que se trataba de una lesión muscular y, cuando me examinaron, me dijeron que no tenía nada roto, pero el dolor era enorme. Todavía no sé cómo pude terminar esa carrera. Cuando llegamos a Malasia, fuimos enseguida a hacer una resonancia magnética que reveló la existencia de una fractura en la cabeza del húmero, afortunadamente sin desplazamiento.. Entendimos el porqué de tanto dolor. Lo sabían muy pocas personas; mis médicos de Barcelona y sólo un miembro del equipo. No queríamos asustarles. Tampoco lo dijimos por si acaso no nos dejaban correr, y también para que los demás pilotos no se aprovecharan de la situación. Más que el dolor, el problema era que no podía pilotar bien al no poder colocarme correctamente sobre la moto. Iba en una posición muy rígida, muy central, no podía cargar los pesos ni hacer las transferencias, tenía que buscar otra puesta a punto... Conducía con dos dedos, no podía hacer girar bien la moto y a la que intentaba forzar se me cerraba de delante. Me caí en Malasia y tampoco hice una buena carrera en Qatar, donde estuve a punto de irme al suelo en más de una ocasión, aunque terminé cuarto.

P: La presión es algo inevitable cuando un título está en juego. ¿Te has sentido más presionado que nunca en estas últimas carreras?

R: Las circunstancias han sido difíciles y he tenido que aguantar la presión de no poder estar delante. Me resistía a ello y por eso me caí en Malasia, pero aprendí la lección y en Qatar, al ver que tampoco podía, me mantuve como pude. Perdí muchos puntos y entonces Stoner cogió mucha confianza.

R: En este circuito, todos estaban yendo más rápidos que yo. Es un circuito que nunca me ha gustado, que siempre se me ha dado mal, pero hoy he estado muy concentrado y he sabido jugar mis cartas.

P: En Phillip Island sufriste un escalofriante accidente en el 2003 y hasta ahora nunca habías logrado pisar el podio. ¿Sabe mejor ganar el título aquí?

R: Sin duda que sabe mejor. Además, quedan dos carreras y ya nos hemos quitado esa presión de conseguir el título, porque parecía que se nos escapaba de las manos. Seguro que a partir de ahora veré Phillip Island con otros ojos, y esperemos que a partir de ahora se nos de mejor.

P: Además de la victoria y el Campeonato, hoy has sumado la ansiada victoria número 600 de Honda, ¿qué te dice esa cifra?

R: Evidentemente que también ha supuesto una gran satisfacción, pero de no haber sido por otros pilotos que han logrado las anteriores, yo no habría conseguido la número 600. Por lo tanto, creo que se trata de una casualidad que haya sido yo, más que un mérito. Estoy muy contento por Honda, porque yo siempre he sido un piloto Honda.

P: ¿Ha sido este un año más complicado que los anteriores?

R: Este año yo partía como el vigente campeón. Muchos pilotos comenzaron diciendo muchas cosas, pero a nosotros, el único que realmente nos preocupaba era Porto. Es un piloto que, cuando está fuerte, es capaz de poner las cosas muy difíciles. Los demás pueden ir rápido, pero no marcan las diferencias. Porto ha ido teniendo altibajos y nosotros nos hemos ido desmarcando en el campeonato a pesar de tener dos malas carreras, la de Portugal por culpa de los neumáticos, y la de China por el agua. El resto han sido todas bastante buenas, incluso la de Donington en agua. Luego pasó lo que pasó en Japón, y comenzamos a perder puntos. Pero este año lo teníamos muy claro desde el principio, a pesar de todo lo que se había dicho desde los entrenamientos de invierno. Nos hemos mantenido en nuestra línea durante todo el año, sin decir nada y buscando el resultado en la pista, y el resultado ha llegado.

P: ¿Qué balance haces del 2005?

R: A pesar de este paréntesis de la gira transoceánica, creo que ha sido un año muy bueno. Hemos logrado grandes resultados en una temporada que ha sido muy competida. En cada carrera hemos tenido que luchar mucho para subir al podio, al que había muchos aspirantes, y a pesar de todo hemos logrado siete victorias, las mismas que el año pasado. Seguro que podríamos haber hecho carreras mejores, sobre todo en Japón y Malasia, pero otros también las podrían haber hecho. Sentenciar el campeonato en Australia ha sido también un gran alivio.

P: ¿A quién te gustaría dedicar el título?

R: Al equipo, a mi gente y a la afición, que también se lo merece.

P: Con el título ya en el bolsillo, ¿cómo ves el año que viene?

R: Sinceramente, todavía no lo veo. Aún quedan dos carreras y he estado tan concentrado estas últimas semanas que no me he parado a pensarlo.

Etiquetas:
250cc, 2005, POLINI AUSTRALIAN GRAND PRIX, Dani Pedrosa

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›