¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Los osados wild cards japoneses

Los osados wild cards japoneses

Los osados wild cards japoneses

La cita anual del MotoGP con el Gran Premio de Japón ha deparado tradicionalmente grandes carreras… y notables sorpresas. Siempre bien surtida de pilotos muy competitivos, a lo largo de los años la carrera nipona ha catapultado al estrellato a pilotos que corrían como invitados y que se han abierto las puertas de la competición internacional tras destapar sus cualidades en el circuito `de casa´, en el escaparate amplificado que supone la participación en un Gran Premio.

Pilotos de reconocida trayectoria como Norick Abe, Daijiro Kato o Tohru Ukawa empezaron a hacerse un nombre tras una resonante actuación como wild cards, pero no son los únicos. Estos son algunos de los hombres y los hechos que han cimentado la fama de los aguerridos pilotos wild card japoneses.

Quizá la irrupción más memorable de un wild card en la escena mundialista fue la protagonizada por Norick Abe en el Gran Premio de Japón de 1994. Con 19 años, Abe saltó a la fama tras su impresionante actuación en Suzuka, donde estuvo luchando espectacularmente por la victoria con estrellas como Kevin Schwantz y Mick Doohan hasta que se fue al suelo a pocas vueltas para el final. Pese a no poder concretar su restallante actuación con un buen resultado, la exhibición de su pilotaje valiente y eléctrico le abrió las puertas en el equipo Marlboro Yamaha de Kenny Roberts. Apenas dos años más tarde logró con este equipo su primera victoria en el circuito de Suzuka, una gesta que le convirtió casi en un héroe nacional, ya que era el primer japonés que se adjudicaba el Gran Premio en la categoría de 500cc.

Pero antes de esa fecha, otros jóvenes talentos ya habían alertado de la seria amenaza que suponían los arrojados wild card locales a la hora de pelear en `sus´ circuitos.

Noboru Ueda hizo su aparición la temporada 91 para disputar el Mundial de 125cc. El nipón fue el gran protagonista de la prueba inaugural, el GP de Japón, al sumar la victoria tras llevarse la pole position. En sus 12 temporadas, Ueda firmó un excelente palmarés con 13 victorias en GP y un total de 39 podios.

En 1992, `Taddy´ Okada y Nobuatsu Aoki se hicieron notar en la carrera de 250cc disputada en Suzuka al obtener el segundo y el tercer puesto en una carrera que ganó el italiano Luca Cadalora. En la siguiente campaña, ambos pilotos encontraron hueco para disputar la temporada completa en el Campeonato del Mundo de 250cc.

En 1994, Tohru Ukawa se apuntaba un excelente tercer puesto en el GP de Suzuka de 250cc como colofón a una intensa batalla con `Taddy´ Okada y Loris Capirossi, los pilotos que le precedieron en esa carrera. Aunque en su segunda participación al año siguiente como wild card no terminó la carrera, se ganó el pasaporte mundialista para la temporada 96.

En 1995 se produjo otra irrupción sorpresa cuando Sadanori Hikita consiguió un tercer puesto en la carrera de 250cc, por detrás del alemán Ralf Waldmann y de su compatriota Nobuatsu Aoki.

El malogrado Daijiro Kato fue uno de los pilotos que supo aprovechar al máximo la oportunidad que le deparaba su tarjeta de invitado. En el Gran Premio de Japón de 1996, disputado en Suzuka, Kato sorprendió a todos al acabar tercero, por detrás de Max Biaggi y Noriyasu Numata.

El año siguiente, en el mismo escenario, Daijiro Kato, Tohru Ukawa y Tetsuya Harada consiguieron un memorable podio totalmente japonés en la carrera de 250cc.

Una temporada más tarde, Kato certificaba su extraordinarias condiciones con otro triunfo en casa, acompañado por un debutante Shinya Nakano, que terminaba segundo. El ahora piloto de Kawasaki Racing sumaría un año más tarde, ya como piloto fijo del Mundial de 250cc, la primera victoria de su carrera. ¿Dónde?, cómo no, en Suzuka, el segundo GP del calendario.

Yuki Takahashi, consiguió notoriedad en 2002 con su sorprendente podio en Motegi. El piloto de Honda conquistó la tercera plaza por detrás de Toni Elías y Marco Melandri en su debut en un Gran Premio.

Ese mismo 2002, Osamu Miyazaki y Daisaku Sakai se auparon a la primera y segunda posición de 250cc bajo una lluvia torrencial en el GP de Suzuka. Resulta singular el caso de Miyazaki, un piloto que durante sus años en el Mundial, incluso disputó el Campeonato al completo varias temporadas, no había obtenido ningún resultado destacado, y que saboreó la gloria tardíamente en su última participación, como wild card en el GP de Japón.

Hiroshi Aoyama puntuó en cuatro de sus cinco comparecencias como wild card, con un 8º puesto en Motegi 2000 como mejor resultado. En 2003 subiría por primera vez al podio de Suzuka, tras un fin de semana donde se llevaría la pole position y que completaría con el segundo puesto. Después de tres temporadas participando como invitado en las citas japonesas del Mundial, en 2004 se ganaría el derecho a una plaza en 250cc.

El potencial de los pilotos japoneses en casa se refuerza con estadísticas como por ejemplo que, en las últimas trece temporadas, el GP de Japón ha contado hasta en nueve ocasiones con un podio con pleno japonés entre las cilindradas de 125cc y 250cc. Un dato al que han contribuido significativamente los pilotos wild cards.

Etiquetas:
MotoGP, 2005

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›