¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Randy Krummenacher no quiere despertar del sueño

Randy Krummenacher no quiere despertar del sueño

Una lesión de clavícula truncó su carrera como piloto de motocross en el 2000. Desde entonces el joven suizo Randy Krummenacher se concentró en las carreras de mini-motos y consiguió el título de campeón nacional de su categoría en el 2001. Su triunfo posteriormente en la Junior Cup alemana le abrió las puertas del Campeonato Alemán de 125cc y posteriormente su salto a los Grandes Premios. La lesión la pasada temporada de Julián Simón le permitió disfrutar de su primera experiencia en el Mundial. Hace unos días, eln el Circuit de Catalunya, el piloto del Red Bull KTM se convertía en la gran sorpresa del Gran Premio tras alcanzar una brillante plaza en el podio.

Una lesión de clavícula truncó su carrera como piloto de motocross en el 2000. Desde entonces el joven suizo Randy Krummenacher se concentró en las carreras de mini-motos y consiguió el título de campeón nacional de su categoría en el 2001. Su triunfo posteriormente en la Junior Cup alemana le abrió las puertas del Campeonato Alemán de 125cc y posteriormente su salto a los Grandes Premios. La lesión la pasada temporada de Julián Simón le permitió disfrutar de su primera experiencia en el Mundial. Hace unos días, en el Circuit de Catalunya, el piloto del Red Bull KTM se convertía en la gran sorpresa del Gran Premio tras alcanzar una brillante plaza en el podio.

`Correr en el Mundial no tenía nada que ver con los campeonatos nacionales. Era asombroso lo rápidos que corrían todos, no sólo los pilotos de cabeza. Las primeras tres vueltas fueron inolvidables. Me costaba mucho pilotar, con los rivales aprovechando cualquier hueco, adelantando por dentro y por fuera, en cada curva, sin importar las formas. Caí hasta la 29ª posición en la primera vuelta, pero conseguí recuperar varios puestos al final´, recuerda Krummenacher. Su progresión y buenas maneras exhibidas durante la convalecencia del piloto toledano le valió para que KTM le garantizara una plaza como piloto fijo en 2007.

Sus mejores resultados hasta la cita de Catalunya se resumían en dos 13º puestos, obtenidos consecutivamente en Francia e Italia.

`Tuvimos algunos problemas el viernes y conseguimos mejorar el sábado, aunque fueron decididamente los cambios de Harald Bartol, el director técnico, los que consiguieron dar con una gran puesta a punto´, reconoce Krummenacher.

`Fue una experiencia inolvidable celebrar el tercer puesto ante más de 110.000 espectadores. Llegué a liderar la carrera, una experiencia nueva para mí. Mi corazón latía a 200 pulsaciones por minuto. No pensaba en la victoria, tan sólo me decía: concéntrate tú mismo, mantén tu ritmo, no cometas errores y, sobre todo, no pienses en los nombres de los pilotos contra los que corres´.

Etiquetas:
125cc, 2007, NICKEL & DIME BRITISH GRAND PRIX, Randy Krummenacher

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›