¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Ubukata (Bridgestone) repasa el GP de Francia en profundidad

Ubukata (Bridgestone) repasa el GP de Francia en profundidad

El responsable del desarrollo de los neumáticos de competición de Bridgestone, Tohru Ubukata, explica las lecciones de Le Mans.

La cuarta carrera del Campeonato del Mundo de MotoGP de 2009 fue un asunto complicado: El éxito de los pilotos fue consecuencia directa de la forma en que lidiaron con las condiciones de una pista progresivamente seca y del momento que eligieron para cambiar los neumáticos de lluvia por los slicks.

Sin neumáticos intermedios, una opción que Bridgestone ha eliminado este año, era crucial que los compuestos de lluvia y de seco estuviesen a la altura tanto en las zonas donde todavía quedaba agua como en las líneas secas que encontraron los pilotos.

Con apenas dos caídas en esas complicadas condiciones, las del campeón del Mundo Valentino Rossi y la del debutante Mika Kallio – y teniendo en cuenta que el italiano quizá cambió a slicks demasiado pronto y que Kallio pisó una zona mojada de forma inesperada en su choque con Nicky Hayden – los neumáticos Bridgestone parecen haber funcionado bien una vez más.

Revisando la acción de la cuarta carrera de MotoGP, Tohru Ubukata, responsable del desarrollo de los neumáticos de competición de Bridgestone, responde a algunas preguntas clave...

¿Bridgestone esperaba tiempo seco y mojado en Le Mans, pero cómo se preparó para estas condiciones?
“Sabíamos por experiencias anteriores que el tiempo en Le Mans es imprevisible pero también que tiende a haber temperaturas bajas, especialmente cuando llueve. Por esto trajimos los slicks de compuesto blando y medio y los compuestos de lluvia blandos, al igual que en Motegi, donde los pilotos cogieron experiencia con estos neumáticos corriendo en mojado. También asistimos a grandes diferencias de temperatura durante las sesiones de este fin de semana, pero estoy contento con el hecho de que un neumático haya podido responder a todas las situaciones.”

“Por ejemplo, la temperatura de la pista durante los entrenamientos libres del viernes era de 20ºC, pero al final de la tanda clasificatoria del sábado era de 30ºC y sin embargo los pilotos usaron el mismo compuesto sin problemas. Es una diferencia grande para un compuesto, y estoy contento de la respuesta”.

¿Qué conclusiones extrae de la primera carrera de la temporada declarada en mojado?
“Tras este fin de semana, puedo decir que estoy muy contento con las prestaciones y la durabilidad de los Bridgestone de lluvia. Las condiciones no eran perfectas, no estaba totalmente seco ni totalmente mojado. Al inicio de la carrera de MotoGP ya había parado de llover, aunque la pista estaba mojada, y empezó a secarse rápidamente. Vimos que con los neumáticos de lluvia se podía ir más rápido en cada vuelta, aunque la pista se estuviese secando. Normalmente puedes esperar que cuando la pista se está secando vayas más lento con los compuestos de agua, pero nuestro compuestos para agua respondieron muy bien, con buena consistencia y durabilidad y fueron más rápidos hasta que la pista alcanzó unas condiciones, a partir de la novena vuelta, en que los pilotos empezaron a ser más veloces con los slicks.”

“Usamos el mismo compuesto blando de lluvia en Motegi, donde la pista estaba muy mojada y tenía mucha agua encharcada, y también en Le Mans, donde la carrera empezó con agua pero con el asfalto progresivamente seco, lo que demuestra que el neumático funciona bien en distintas condiciones y grados de mojado. Desde Motegi también aprendimos más sobre el frontal de Dani (Pedrosa). Tras una inspección detallada encontramos un pequeño objeto extraño que llevaba incrustado en medio del slick frontal. Este fue el origen del fallo en la estructura del neumático, lo que le afectó durante esa carrera porque el neumático se rasgó levemente”.

Las condiciones de la carrera eran de lluvia, pero el asfalto se estaba secando. ¿Cómo se comportaron los neumáticos de lluvia y los slicks?
“Este fin de semana hemos visto que los Bridgestone de lluvia y los slicks tienen ventanas de funcionamiento que se sobreponen, lo que significa que los pilotos pueden usar los neumáticos de lluvia con buenas prestaciones hasta que la pista está suficientemente seca para usar de forma cómoda los slicks. Por ejemplo, Jorge Lorenzo se mantuvo con los neumáticos de lluvia hasta la vuelta doce mientras que Marco Melandri cambió de moto en la sexta vuelta y Dani Pedrosa lo hizo incluso antes, en la quinta, y sin embargo sus tiempos por vuelta eran comparables. Esto demuestra claramente que los neumáticos de lluvia y los slicks interactúan en un suficiente rango de condiciones”.

Etiquetas:
MotoGP, 2009, GRAND PRIX DE FRANCE

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›