Compra de entradas
Compra VideoPass

Un batallador Capirossi termina séptimo en EE.UU.

El italiano trabajó muy duro en la carrera del domingo en el Brickyard para cruzar la meta en el 7º puesto. Un incidente en la primera vuelta le había relegado de entrada a la 14ª plaza

Para Loris Capirossi, el Gran Premio Red Bull de Indianápolis comenzó con la confirmación de su futuro en MotoGP, al anunciarse su renovación con Suzuki para 2010. El domingo, el veterano italiano tuvo que emplearse a fondo para redondear el fin de semana y salir del trazado americano con un resultado sólido para su equipo.

En entrenamientos, el equipo Suzuki no pudo encontrar una configuración competitiva en sus GSV-R y el sábado Capirossi concluyó 11º en la tanda clasificatoria y su compañero Chris Vermeulen en la 14ª. Sólo para que las cosas empeoran cuando comenzó la carrera.

En un incidente en la segunda curva, los dos pilotos de Rizla Suzuki se salieron de la pista y Capirossi quedó relegado a la 14ª posición cuando la prueba apenas había comenzado. Para el correoso italiano de 36 años las siguientes 27 vueltas se convirtieron en un desafío que finalmente superó pasando junto a la bandera a cuadros en séptima posición.

“¡El resultado en sí no está mal, pero estoy decepcionado por la arrancada y por mi salida de pista!” señaló Capirossi. “Tenía un buen ritmo y he podido superar a un buen número de pilotos y seguramente sin ese incidente habría podido quedar entre los cinco primeros”.

“Quiero dar las gracias a todo el equipo por su buen trabajo durante el fin de semana, buscando el mejor rendimiento con el nuevo chasis. Estoy convencido de que es mucho mejor que el viejo, pero todavía no sabemos cuál es su potencial auténtico. Hemos obtenido buenos datos en esta carrera y se ha mejorado la posición de partida en la parrilla pero esperábamos más y lo intentaremos de nuevo al máximo en Misano”.

Etiquetas:
MotoGP, 2009, Loris Capirossi, Rizla Suzuki MotoGP

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›