¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

La campaña 2009 hasta el momento: Jorge Lorenzo

La campaña 2009 hasta el momento: Jorge Lorenzo

El mallorquín del Fiat Yamaha se ha convertido en el contrincante más peligroso para el seis veces campeón del Mundo de MotoGP Valentino Rossi.

A los mandos de la afinada Yamaha M1, con uno de los mejores pilotos de la historia- si no el mejor- como compañero de escudería, y rodeado de un equipo técnico que mima su imparable trayectoria en la máxima categoría, Jorge Lorenzo ha sido el gran animador de una temporada en la que está ejerciendo de contrafigura de Valentino Rossi, lo que ya es decir.

El balear estrenó la campaña 2009 con un tercer puesto en la carrera nocturna de Losail, por detrás de Stoner y Rossi. Si insólita fue la lluvia caída en el desierto e inesperado el aplazamiento de la carrera hasta el lunes siguiente, la resolución de la prueba, con tres de los cuatro pesos pesados en los cajones del circuito de Qatar, ofrecía ya una buena radiografía de los futuros protagonistas del curso.

Lorenzo sólo tuvo que esperar a la siguiente cita del calendario, el Gran Premio Polini de Japón, para sumar su primera victoria de la temporada y dejar claro su potencial para luchar por el título de MotoGP en 2009. El triunfo, logrado con una diferencia de menos de dos segundos sobre Rossi, le permitía atrapar el liderato en la clasificación general pero la ventaja sólo le duró hasta el desembarco del Campeonato en Europa. La esperada carrera de Jerez acabó en jarro de agua fría para Lorenzo, que se fue al suelo a falta de tres vueltas, cuando intentaba disputarle la última plaza del podio a Stoner.

Tras el error en la cita española, donde pagó su fogosidad con su primer NC (No Clasificado) el GP de Francia supuso el inicio de una racha de resultados brillantes que le mantendrían en una apretada pelea por la cabeza del Campeonato con Rossi, Stoner y Pedrosa.

En Le Mans, el mallorquín jugó magistralmente con la lluvia y el cambio de neumáticos para sumar su segunda victoria del año y recuperar el liderato. Llegarían después su segundo puesto en Mugello, por detrás de Stoner, y la cita en Catalunya, que marcó uno de los hitos del Campeonato. La pareja del Fiat Yamaha brindó una de las batallas más emocionantes y reñidas de los últimos tiempos y el triunfo final de Rossi propició un triple empate entre el italiano, Lorenzo y Stoner.

Lastrado por una mala salida, el mallorquín se vio forzado a aceptar de nuevo el segundo puesto en Assen, el tercero consecutivo. La racha continuaría en Laguna Seca pese a sufrir un tremendo batacazo en los entrenamientos del sábado. Lorenzo corrió con una luxación en un hombro y una fractura en un dedo del pie pero pudo ser tercero y sumar su séptimo podio de la temporada con otra pincelada de épica de las que han jalonado su carrera.

De regreso a Europa, el dúo de Yamaha se volvió a encontrar en la carrera de Alemania, donde el balear volvió a ser segundo tras otra tenaz pelea con su compañero de equipo que le superó por escasas milésimas.

El siguiente GP, en Gran Bretaña, se vio totalmente dislocado por la lluvia. Lorenzo fue una de las víctimas de las delicadas condiciones de la pista de Donington Park, donde una caída le dejó sin puntos. Tras el pequeño parón estival, el piloto español sufrió un nuevo revés en la República Checa, al irse al suelo en la carrera cuando acababa de adelantar a Rossi. Su segundo abandono consecutivo le dejaba a 50 puntos de Rossi.

La situación dio un vuelco apenas quince días más tarde en Indianápolis, donde quienes se fueron al suelo fueron Dani Pedrosa, dominador de todas las sesiones del fin de semana, y el líder del Campeonato, Valentino Rossi. Con sus rivales más amenazadores fuera de combate, el mallorquín conquistó con comodidad su tercera victoria de la temporada y recortó 25 puntos al `Doctor´.

El último mano a mano hasta la fecha entre los dos hombres de Yamaha se vio en Misano. Lorenzo volvió a plantar cara a su compañero de equipo y rival a lo largo de la carrera y sumó su décimo podio del año, un segundo puesto por detrás de un Rossi intratable en su territorio. El piloto de 22 años ha terminado en los cajones en todas las carreras en las que ha cruzado la meta. Feroz competidor y poco proclive al desaliento, Lorenzo tiene el reto de intentar enjugar los 30 puntos que le distancian del Campeón del Mundo en las cuatro carreras que restan, empezando este próximo 4 de octubre en Portugal.

Etiquetas:
MotoGP, 2009, Jorge Lorenzo, Fiat Yamaha Team

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›