¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Simón: “Quiero redondear una temporada perfecta con dos victorias más”

Simón: “Quiero redondear una temporada perfecta con dos victorias más”

El piloto toledano del Bancaja Aspar repasa la trayectoria de este año hasta llegar a su momento de gloria en el circuito de Phillip Island.

Un año atrás, precisamente en Australia, Julián Simón decidió dar un giro a su carrera, para embarcarse en la aventura más arriesgada desde que comenzó su andadura en el Campeonato del Mundo de Motociclismo: Regresar a la categoría de 125cc para intentar el asalto a la corona mundial. Ahora, saboreando el título y con los bolsillos repletos de anécdotas, Simón comparte sus impresiones sobre la memorable campaña 2009.

Por fin has demostrado que dar un paso atrás no era un error.
Por fin lo hemos logrado todos: tanto el equipo Aspar, como mi mánager, como yo, hemos demostrado que la decisión tomada en Phillip Island hace un año fue la correcta. La energía puesta en todas las carreras nos ha ayudado a lograr el título a la primera, entre comillas. Yo ya había estado en 125, pero bajé para luchar por el campeonato; ganarlo a la primera era complicado.

¿Qué pensaste cuando te propusieron bajar a 125 y dónde creíste poder llegar?
Enseguida pensé que era un piloto que iba hacia abajo, que no servía para la categoría en la que estaba. Creí que se me estaban acabando las oportunidades, que el tiempo pasaba, y no tenía ocasión de quedarme en dos y medio para demostrar lo bueno que era. Después consideré que podía lograr buenos resultados, porque todos los pilotos que han pasado en los últimos años por el equipo Aspar lo han conseguido. Fue complicado, porque al principio no creí al cien por cien en mis posibilidades de ganar el título a la primera.

¿Tu mejor victoria del año?
La mejor sin duda Phillip Island, la que me dio el título. El triunfo en Donington también fue importante, porque conseguimos la diferencia de cincuenta puntos que hemos mantenido hasta hoy. Pero sin lugar a dudas la victoria en Australia fue increíble, por la gran carrera que hice y por firmar el título.

¿El momento más duro?
Jerez, la tercera carrera del año, estaba segundo en el campeonato, muy cerca del líder, y cuando me caí pensé: "tienes que aprender a calmarte, no debes tener tanta prisa por ganar". Allí fue donde más unión hubo entre Jorge, Gino y yo, porque me ayudaron mucho a aprender de aquel error, y a mejorar con el paso de las carreras.

¿Cuándo empezaste a creer que podías ser campeón?
Más o menos a partir de Le Mans. Después de mi primera victoria del año comprobé que estaba delante en todas las sesiones de entrenamientos, tanto en seco como en agua, independientemente del circuito. Ahí realmente constaté que tenía opciones de ser campeón.

¿Y ahora a relajarse, o piensas seguir dando guerra en las carreras que faltan?
Pienso seguir dando guerra precisamente porque me divierto mucho con esta moto, con el equipo, y porque evidentemente mi motivación por ganar siempre es la misma. Mi mentalidad actual es totalmente ganadora, y quiero terminar el año con dos victorias más, para redondear una temporada perfecta. Aparte, me encantaría ganar en Valencia y dedicarle el triunfo a la afición.

¿Qué te pasó por la cabeza justo cuando cruzaste la meta en Phillip Island? ¿Cuándo pensaste realmente "ya soy campeón"?
Fue un momento de liberación máxima de energía. Sentí una gran satisfacción por haber conseguido algo grande después de tantos años deseándolo. A la izquierda de la recta de meta había un monitor grande, y pude a ver todos los miembros del equipo abrazándose, y me invadió la alegría. Estás tan aturdido por el sentimiento de felicidad, que no puedes pensar en nada concreto, simplemente te dejas llevar por la emoción del momento. Es algo que conservaré de por vida. Al cruzar la meta estaba todavía sumergido en la carrera, cuando alcé la cabeza y vi a todos celebrándolo, me di cuenta de que había conseguido la victoria, el campeonato y que todo el trabajo había dado sus frutos.

¿Las claves del título?
El trabajo y la constancia nos han llevado a ser rápidos durante todo el año. El invierno también fue fundamental para el posterior desarrollo de la temporada. Empezamos con todo muy claro, y eso me ayudó a coger el feeling a la Aprilia enseguida, gracias a eso hemos rodado rápido en todos los circuitos, prácticamente desde el viernes. Creo que sin la experiencia del grupo de mecánicos que he tenido, no hubiese sido posible cogerle el hilo tan rápido a esta moto.

¿Tus mayores rivales?
En un primer momento fue Iannone que estaba siempre cerca en los tiempos. Aunque sobre todo, siempre lo he dicho, mi principal rival he sido yo mismo. A principio de año me enfrentaba a una moto que no conocía demasiado y a una categoría nueva. Ahí fue donde mentalmente más tuve que trabajar. Evidentemente a lo largo del año han ido surgiendo rivales como Smith y Terol. Smith este año ha dado un gran paso adelante, ha aprendido a ganar y es un candidato firme para conseguir el título en un futuro cercano.

¿El año que viene lucirás el uno en 125 o tienes pensado subir a Moto2?
Me gusta el uno pero no lo hubiese lucido. Prefiero conservar mi número, el sesenta. Así que para no tener que verme ante la disyuntiva, subiré a Moto2 y seguiré aprovechando la oportunidad que me brinda el equipo Aspar de poder demostrar lo que no conseguí el año pasado en dos y medio. Asciendo con muchas ganas de conocer una categoría totalmente nueva, con motores de cuatro tiempos.

Etiquetas:
125cc, 2009, Julian Simon, Bancaja Aspar Team 125cc

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›