¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Los Rookies MotoGP de 2010: Marco Simoncelli

Los Rookies MotoGP de 2010: Marco Simoncelli

El campeón del Mundo de 250cc de 2008 conformará la próxima temporada una alineación totalmente italiana junto a Marco Melandri en el equipo San Carlo Honda Gresini.

Marco Simoncelli llega a la escena de MotoGP la próxima temporada tras haber disfrutado de dos prolíficas campañas en el cuarto de litro, en las que ha sido protagonista. Con su pilotaje osado y contundente, el italiano está convencido de que su desembarco en la categoría reina tampoco pasará desapercibido.

Simoncelli hizo su debut en 2002, en la República Checa, pero fue el año siguiente cuando disputó su primer Campeonato del Mundo de 125cc a tiempo completo. En su segunda temporada como piloto regular de la categoría consiguió la primera victoria de su carrera. Llegó en la segunda cita del curso 2004, en Jerez, en una prueba disputada bajo la lluvia. Esa campaña la completaría emplazándose en la 11ª posición del Campeonato.

El quinto lugar en la clasificación general de la siguiente temporada después de una victoria - de nuevo en España - y un total de seis podios en 2005 le facilitaron el pasaporte para dar el salto a la categoría de 250cc.

El piloto de Cattolica terminó en la décima posición final sus dos primeras campañas en el cuarto de litro, pero en ese tiempo asentó las bases para su fenomenal tercera temporada, la de 2008, en la que se coronó campeón del Mundo. Empezó mal el año, con dos primeras carreras sin puntos, pero en Portugal alcanzó su primer podio en la categoría y desde esa base construyó una campaña excelente. El GP de casa, en Italia, fue el escenario de una primera victoria, a la que siguieron cinco más. El tercer puesto en la carrera de Malasia fue suficiente para sellar el título de 2008.

Tras ese éxito, se especuló con un rápido salto a MotoGP, pero Simoncelli decidió mantenerse en la categoría de 250cc para defender su título. La temporada 2009 estuvo repleta de acontecimientos para el italiano. Seis victorias a lo largo del año no fueron suficientes para detener a Hiroshi Aoyama en su asalto a la corona, pero el piloto de Gilera sólo dio su brazo a torcer después de una dramática batalla con el piloto japonés que se prolongó hasta el final del curso.

Malasia vio el magnífico duelo entre dos pilotos de estilos antagónicos que se constituyeron en los hombres fuertes de la categoría. El japonés se impuso en el territorio asiático y remató el trabajo en Valencia, donde Simoncelli se fue al suelo cuando lideraba la carrera. La caída fue un decepcionante final de etapa para el italiano, quien sin embargo tuvo que reconocer que el título no se había perdido sólo en esa carrera sino en diferentes momentos de una accidentada campaña marcada por la irregularidad.

Al final, Simoncelli terminó con el tercer puesto del Campeonato y abrió un nuevo ciclo en su carrera de la mano de Fausto Gresini, el manager que ha apostado por este piloto de 22 años para hacerle debutar en MotoGP en su estructura satélite de Honda. Simoncelli ya empezó a tomarle medidas a la moto de 800cc en Valencia y posteriormente en Sepang, en un nuevo ensayo programado justo antes de Navidad.

Etiquetas:
MotoGP, 2010, Marco Simoncelli

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›