¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Rossi: El icono del motociclismo cumple 31 años

Rossi: El icono del motociclismo cumple 31 años

El Campeón del Mundo de MotoGP celebra su onomástica este martes, en plena forma y a punto para iniciar el asalto a su 10º título mundial.

Nacido en Urbino, Italia, el 16 de febrero de 1979, Valentino Rossi cumple este miércoles 31 años. Al vigente Campeón del Mundo de MotoGP la onomástica le llega con los preparativos del nuevo curso entre manos, ya que la semana próxima volverá a entrenar en Sepang. 2010 será el décimo cuarto Campeonato de Rossi en el escenario mundialista, y un año más lo iniciará siendo el número uno de su generación, la referencia ineludible para todos sus rivales y el hombre a batir.

Por detrás de Loris Capirossi, que empezará el Campeonato con 37 años, y de Colin Edwards, quien dentro de unos días cumplirá 36, Rossi es el tercer piloto más veterano de la parrilla de MotoGP, pero su entusiasmo y sus ganas de competir se mantienen intactos tras siete años en las filas de Yamaha.

El icono de Tavullia siguió superando todos los récords en el pasado ejercicio 2009, engrosando su impresionante trayectoria con su noveno cetro mundial, el cuarto para Yamaha. Rossi sumó seis triunfos en una trepidante temporada en la que tanto él como sus rivales cometieron errores por ir al límite. La batalla de Barcelona con su compañero de equipo Jorge Lorenzo alcanzó proporciones épicas y será uno de los triunfos que se recordarán en la carrera de Valentino, con ese adelantamiento en la última curva del circuito de Montmeló que le permitió vencer por una milésima.

Su increíble estadística en Mugello se rompió el pasado curso en Misano se rehizo con un fin de semana perfecto, donde alcanzó la séptima pole position del año. También sumó su triunfo número 100 en Assen, por lo que será recordado como uno de los pocos pilotos en lograrlo (hasta la fecha solo había sido capaz su paisano Giacomo Agostini). Rossi aseguró el Campeonato del Mundo en Sepang y en 2010 vuelve con la idea de alcanzar el título número 10.

Rossi se subió a una moto a una edad muy temprana, por la influencia de su padre Graziano, un ex piloto mundialista y ganador de Grandes Premios. Empezó en los go-karts, pero el joven Rossi progresó en las minimotos, y rápidamente demostró su talento para las dos ruedas; fue campeón regional en 1992.

Los siguientes cinco años le vieron escalar rápidamente por las diversas categorías juveniles de la competición en circuitos. Ganó el campeonato italiano de Sport Production en 1994 y el de 125cc en 1995. Este último, combinado con una impresionante tercera posición final en el Europeo de 125cc. Ello le aseguró un asiento en el Mundial de la temporada siguiente.

Rossi debutó en el Mundial en el Gran Premio de Malasia en 1996, y terminó su primera temporada internacional en la 9ª posición, con una victoria. Al año siguiente, se convirtió en el piloto más joven de la historia en conseguir la corona de 125cc, ganando 11 carreras con Aprilia. La situación se repitió cuando subió a los 250cc, acabando segundo en su primer año, antes de coronarse campeón en 1999, de nuevo con Aprilia.

En 2000 inició una nueva etapa de su carrera, uniendo esfuerzos con Honda en la categoría de 500cc. El italiano peleó por el Campeonato en su primer año pero tuvo que conformarse con la segunda posición final y con dos victorias en su haber.

Conquistador de los Campeonatos de 125cc, 250cc y 500cc/MotoGP en su segunda temporada de cada una de estas categorías, Rossi se convirtió en 2001 en el segundo piloto de la historia que se coronaba en las tres cilindradas. Con el título alcanzado en 2008, la estrella italiana conquistó el Mundial de MotoGP con tres cilindradas distintas: 500cc 2 Tiempos, 990cc y 800cc 4T. Valentino ganó con autoridad el último Campeonato del Mundo de 500cc y el primero con los prototipos MotoGP de 990cc y 4T a bordo de la RC211V. Con la Honda también venció en 2003, antes de aceptar el mayor desafío de su carrera al dejar la fábrica del ala dorada para pilotar la Yamaha M1 en 2004.

Rossi hizo historia cuando ganó la carrera inaugural de aquella temporada, en Suráfrica, convirtiéndose en el primer piloto en la historia en ganar carreras consecutivas de la categoría reina con dos fabricantes diferentes. De hecho, consiguió 9 victorias sobre 16 carreras, coronándose al final con el título mundial, el primero de Yamaha en 12 años.

Valentino dominó también la temporada 2005, con 11 victorias, 5 pole positions y quedando tan sólo en una ocasión fuera del podio. De esa forma se convirtió en uno de los únicos cinco pilotos de la historia en ganar cinco títulos de la máxima categoría. También contribuyó a que Yamaha ganara el título de constructores y equipos, asegurándose de que la marca japonesa celebrara en su 50 aniversario una de sus mejores temporadas de siempre.

En 2006 fue subcampeón del mundo por segunda vez en su carrera en la categoría reina, perdió el título en favor de Nicky Hayden sólo por cinco puntos en Valencia, en la carrera final. Sin embargo, Rossi consiguió cinco victorias y cinco poles en 2006, más que ningún otro piloto, subiendo al podio en diez ocasiones.

2007 fue indudablemente una de las temporadas más difíciles de su carrera. Rossi logró cuatro triunfos y varios podios, pero su prodigioso talento estuvo limitado por la técnica y los problemas de los neumáticos, a los que además de unió la mala suerte. El italiano perdió el subcampeonato por solo un punto en una carrera final en la que compitió lesionado tras una caída en los entrenamientos libres. Su tercera posición final fue el peor resultado desde que fue ‘rookie’ del año en 1996.

Después de dos temporadas muy complicadas, Valentino Rossi volvió en 2008 a lo más alto y reconquistó el título de MotoGP, que ya ganó entre 2001 y 2005. El italiano se adjudicó nueve carreras –igual que en su primer año en Yamaha, 2004- y subió al podio en 16 de los 18 Grandes Premios. Entre los momentos más importantes del ejercicio cabe destacar su séptima victoria consecutiva en Mugello, el duelo titánico con Casey Stoner en Laguna Seca, donde Rossi nunca antes había conseguido el triunfo, y la histórica victoria en el estreno de Indianápolis, con huracán incluido. Rossi recuperó el cetro de la mejor manera posible, con otra conquista en Japón, la casa de Yamaha, a tres pruebas para la conclusión del Campeonato del Mundo.

Tras sumar su noveno título en 2009 (se aseguró el Campeonato en Sepang) en 2010 vuelve con la idea de alcanzar el décimo título de su carrera mundialista. En su nuevo asalto, seguirá teniendo el apoyo de su jefe de mecánicos Jeremy Burgess, quien se marchó de Honda en 2004 para trabajar junto a él. Y seguirá contando con el entusiasmo y la admiración de miles de aficionados que se reparten por todos los puntos del planeta y que a buen seguro esperan que su ídolo siga celebrando muchos más cumpleaños como el número 1 de la élite del motociclismo.

Etiquetas:
MotoGP, 2010, Valentino Rossi, Fiat Yamaha Team

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›