Compra de entradas
Compra de VideoPass

Jeremy Burgess, con un ojo puesto en la próxima temporada

Jeremy Burgess, con un ojo puesto en la próxima temporada

En una entrevista con el ex piloto mundialista y actual comentarista Daryl Beattie, el jefe de equipo de Valentino Rossi en Ducati explica cómo está yendo el salto a la fábrica italiana y comenta los cambios en la reglamentación técnica que entran en vigor en 2012.

En unas declaraciones realizadas al ex piloto australiano Daryl Beattie para la cadena de TV australiana One HD, Jeremy Burgess ha comentado diversos temas de actualidad, empezando por su paso a Ducati en 2011 siguiendo a “su” piloto Valentino Rossi.

“Ha sido un comienzo duro, claramente, por la lesión de Valentino", dice Burgess. "La moto estaba acabándose de construir a finales del año pasado y no estuvo delante en la primera carrera, creo que si idealmente hubiésemos tenido un piloto en forma podríamos haber llegado a Catar con una moto más fuerte. Pero las cosas son como son, ahora estamos empezando a avanzar y en el paréntesis que tuvimos antes de la carrera de Portugal, Valentino mejoró mucho y tuvimos un test muy bueno el lunes después de la carrera".

"Conseguimos lo que queríamos (en el test de Estoril) y tanto el chasis como el motor experimentaron mejoras. Necesitamos más en ambas direcciones. Si hubiera sido el segundo test de Sepang me habría sentido muy feliz, pero por desgracia era el primer test ya con la temporada empezada…estamos un poco atrás".

Burgess continúa: "Creo que inicialmente el planteamiento era siempre ponerse a la altura (de las marcas rivales Honda y Yamaha) por supuesto, hasta llegar delante de ellos. Hemos estado trabajando mucho con la electrónica, hemos cambiado algunas cosas y después esto se ha transmitido a los pilotos de los equipos satélite, que han comprobado que eran mejores. El chasis se mejoró en el test y también el motor, así que si podemos dar un paso más, estaremos cada vez más cerca y estaremos seguros de poder estar delante”.

Antes del comienzo de la temporada 2011 se comentó mucho sobre la moto heredada del australiano Casey Stoner.

"Sin duda, Casey es un piloto fantástico y ha hecho un trabajo maravilloso en esa moto, pero hubo demasiados abandonos (en carrera)", opina Burgess. "A veces, y en este caso particular, creo que Ducati tendía a analizar sólo el éxito, nunca los fracasos. Trataron los abandonos y las caídas como algo atribuible a la mala suerte en vez de abordarlo como si pudiera haber alguna cosa que no funcionara del todo; Casey tuvo que pilotar tal vez demasiado cerca del límite para ganar las carreras que logró. El margen que Casey tenía con esa moto es quizás mucho más estrecho del que nos gustaría tener en la moto que conduce Valentino".

Los progresos realizados por Burgess y Rossi en la adaptación de la moto para hacerla más idónea al estilo y las necesidades del italiano se tradujeron después del test de Portugal en el podio alcanzado en Le Mans. Burgess sostiene, sin embargo, que hay mucho terreno por delante para seguir mejorando: "Hay ciertas cosas que podemos hacer para continuar avanzando este año y hay ciertas cosas que probablemente podamos hacer para optimizar nuestra moto para el próximo año".

Hablando de la temporada 2012, en la que se introducirán las nuevas regulaciones técnicas que elevan el límite de capacidad del motor a 1000cc, Burgess comenta: "No creo que haya muchas diferencias en cuanto a quién pueda ganar carreras, hablando de los pilotos. ¡Espero que Valentino esté delante con un poco más de frecuencia!. Realmente, creo que estarán los mismos cuatro o cinco pilotos cada semana".

"Me resulta un poco decepcionante regresar a los 1000cc. Creo que a compañías como Suzuki, por ejemplo, le gustaría ver algún tipo de estabilidad en la normativa para que todos podamos trabajar pensando en una competición más igualada. Hablando con Yamaha el año pasado, sé que les gustaría construir un motor V4, pero mientras las reglas continúen cambiando, ellos no tienen los recursos para hacerlo. Así que entrarán en la competición el año que viene con otro motor de cuatro cilindros en línea, creo que se produce una especie de parón en el desarrollo de las mejoras cuando estás saltando de un conjunto de normas a otro”.

Preguntado si creía que el paso a Ducati era el reto más difícil de su carrera, Burgess no se muestra taxativo al respecto:

"Creo que los primeros días con Mick (Doohan) fueron probablemente igual de duros, Honda no había ganado el campeonato en unos cuantos años, y había expectación a principio de los 90 para que lo hiciéramos", explica. "En esos años hubo mucha presión desde Japón. Creo que ahora puedo manejar ese tipo de presión mejor de lo que lo hacía entonces, pero seguramente todavía recuerdo esos años como los más duros. ¡Pregúntamelo de nuevo en diciembre!".

Etiquetas:
MotoGP, 2011, Valentino Rossi, Ducati Team

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›