Compra de entradas
Compra VideoPass

De cómo llamarse Sheene y correr por pura diversión

Barry Sheene marcó una época en la década de los 70. Dos títulos mundiales de 500cc, 23 victorias en Grandes Premios, y un carisma arrollador. El último rey del motociclismo británico, un trono con muchos aspirantes. Pero entre ellos no estará su hijo Freddie. Para él, el motociclismo no es un fin en sí mismo. Se apellida Sheene, pero corre por pura diversión.

Freddie Sheene sorprendió con su presencia entre los inscritos en la primera carrera del FIM CEV Repsol disputada en Jerez, donde participó con una Yamaha en la categoría Super Stock 600, que compite junto a las Moto2™. 

Freddie, es una grata sorpresa verte aquí. ¿Cuál es el motivo por el que has decidido a competir este año?

Comencé a participar en algunas jornadas de entrenamientos libres en Inglaterra y allí encontré a Mark, el jefe del equipo. Él me dio la oportunidad de correr y decidió que lo hiciera en el FIM CEV Repsol, porque ya traía varias motos y aquí el tiempo es fantástico!

Tengo entendido que tu experiencia en competición es muy limitada…

Si, corrí mi primera carrera el año pasado, en Donington, y he participado en un par de carreras más para poder tener la licencia. Ahora estoy aquí para correr contra los pilotos de Moto2.

¿Te has marcado algún objetivo en el mundo de motociclismo?

Este año voy a cumplir 26 años, por lo que no tengo grandes objetivos y no me planteo llegar a correr a un gran nivel. Me tomo las cosas con tranquilidad, tal y como vienen, y sinceramente lo único que pretendo es pasarlo bien yendo en moto.

¿Qué es lo que te ha decidido a comenzar a correr a tu edad?

Cuando era joven no estaba muy involucrado en el mundo de las motos y mi padre nunca me impulsó a correr. Estudiaba en un internado, por lo que realmente no crecí rodeado de motos. Más tarde, cuando tenía unos 20 años, volví a Inglaterra. Muchos de mis amigos corrían y comencé a ir a verlos a las carreras. El año pasado me decidí a correr y me lo estoy pasando realmente bien.

¿Qué tan difícil es correr cuando eres un Sheene?

(Sonríe) Yo no diría que es difícil. Sabes que siempre tienes gente mirando, observándote, pero no siento ninguna presión porque lo estoy haciendo por una razón principal que es la de divertirme. Seguro que hay gente que piensa que lo hago porque creo que puedo ser el próximo Barry Sheene, pero no es así. Yo soy realista y sé de lo que soy capaz, de momento solo corro para divertirme y ya veremos qué pasa.

Etiquetas:
MotoGP, 2014

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›