¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Así ha sido el camino de Rabat hacia el título de Moto2™

Así ha sido el camino de Rabat hacia el título de Moto2™

La chispa que ha activado al explosivo Tito Rabat que se ha visto en 2014 se prendió el año pasado, cuando el piloto de Barcelona tomó plena conciencia de su capacidad para aspirar a lo máximo. En este curso ha desplegado un rendimiento hasta ahora inédito y una mentalidad ganadora que le ha llevado a alcanzar la corona mundial de Moto2™ este domingo en el circuito de Sepang.

En la campaña 2013, Rabat fue el tercero en discordia entre el británico Scott Redding y su compañero de equipo Pol Espargaró, a la postre el ganador del título. Pero peleó de tú a tú con los dos grandes aspirantes al título y se supo preparado para el reto. Para su asalto a la corona de 2014 realiza una elección inesperada: Ficha por el equipo rival, el Marc VDS Racing, y se hace con una de sus competitivas Kalex. Su aclimatación a la nueva escudería es rápida, tanto que tras los tests invernales arranca el campeonato en Qatar con la etiqueta de hombre a batir. Tito – su sobrenombre familiar- no defrauda las expectativas: Sale desde la pole y se adjudica  la carrera nocturna por delante de su nuevo compañero de equipo, Mika Kallio, y de Thomas Luthi, mientras que Takaaki Nakagami, uno de sus potenciales rivales a priori, es descalificado por una irregularidad con el filtro de aire.

Pronto queda claro que su pulso con el finlandés será el verdadero reto a superar si quiere dominar la categoría intermedia: Su pulso se desarrollará a lo largo de la temporada, pero la batalla no se limita sólo al dúo del equipo que preside el empresario Marc van der Straten. En el panorama irrumpe con fuerza el campeón de Moto3, un debutante Maverick Viñales que gana en Texas, en su segunda carrera con la montura de 600cc, batiendo a Rabat a pesar de la pole position conseguida por éste el sábado.

El barcelonés se impone a continuación de manera inapelable en el nuevo escenario del calendario, Argentina,  y se asienta en el liderato. En el GP de España (Jerez), la primera carrera europea del año, Kallio se impone por primera vez y Rabat termina cuarto, apeado del podio por primera vez desde el comienzo de la temporada.

El finlandés se crece y repite en Le Mans, dos semanas más tarde, brindando la cuarta victoria en cinco carreras al Marc VDS Racing e igualando los éxitos de su compañero-rival. La ventaja de Tito se reduce a sólo 7 puntos. Saltan las alarmas para el español, que en las dos citas siguientes, Mugello y Barcelona-Catalunya, cuadra dos actuaciones perfectas con pole, victoria, y vuelta rápida. Se distancia de nuevo de Kallio, que no consigue subir al podio en ninguna de esas carreras.

Rabat suma una nueva pole en Assen, pero en carrera la historia es diferente: Una granizada espectacular durante la vuelta de reconocimiento provoca varias caídas y retrasa el inicio de la prueba. Después, y bajo unas condiciones muy duras, se impone el australiano Anthony West, poniendo fin a una sequía de triunfos que duraba más de 11 años;  Rabat termina en la octava posición, su peor resultado del curso.

En Alemania, la última cita antes del parón estival, Rabat se queda a las puertas del podio, pero poco después llega una buena noticia: Su renovación con el equipo para la temporada 2015 le permite centrarse plenamente en su principal objetivo durante la segunda parte del campeonato.

La competición se reanuda en Indianápolis con un fin de semana redondo para su rival Kallio, que firma la pole position y se lleva la victoria. Pero Tito, que una vez más se ha quedado a un suspiro del podio, reacciona sólo siete días más tarde en el Autódromo de Brno pagando a su adversario finés con la misma moneda y batiéndole tras partir desde la pole. Galvanizado por la victoria, Rabat suma otros dos triunfos consecutivos en Silverstone y Misano y se despega en el campeonato ante un Kallio que acusa el golpe psicológico de verse superado por Rabat en la segunda parte de ambas carreras después de mandar en su primera mitad.

En Aragón es nuevamente Maverick Viñales quien celebra su semana grande con un segundo triunfo que casi coincide en el tiempo con el anuncio oficial de su futuro salto a MotoGP con Suzuki. El piloto de Figueres les roba el show a los dos rivales y monopoliza un fin de semana  en el que además se adjudica el título de Rookie del Año. En paralelo, el equipo belga firma un contrato con el hermano menor de Márquez, Alex, que se convertirá así en compañero de Rabat en 2015 en el puesto del finlandés, que a su vez firma para Italtrans.

El campeonato inicia a continuación su fase decisiva con el triplete de Grandes  Premios transoceánicos, en cuya primera etapa, Motegi (Japón), el español administra su ventaja y anota su undécimo podio del año con un sólido tercer puesto, mientras que Kallio acaba quinto. Tito extiende su ventaja en la clasificación a 38 puntos a falta de tres carreras y consigue su primera oportunidad por hacerse con el título en Phillip Island, sabiendo que si podía ganar la carrera y su compañero de equipo no pasaba de un cuarto puesto se alzaría con el campeonato. Pero Kallio le hizo esperar una semana al cruzar la línea de meta en cuarto lugar, con Rabat en el tercero.

Siete días más tarde en Sepang, Rabat ha desplegado una estrategia paciente bajo el calor sofocante de Malasia. Tras hacerun buen arranque desde la pole, ha gestionado la carrera para acabar cruzando la meta en tercera posición. Con Viñales ganador y Kallio, segundo Rabat ha celebrado el título en el podio, escoltado por los otros dos protagonistas clave en el campeonato de este año.

Etiquetas:
Moto2, 2014, SHELL ADVANCE MALAYSIAN MOTORCYCLE GP, Tito Rabat, Marc VDS Racing Team

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›