¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Pol Espargaró: `Hay que contar los errores ahora para no cometerlos en el futuro’

Pol Espargaró: `Hay que contar los errores ahora para no cometerlos en el futuro’

Final de año intenso para el piloto de Granollers, que esta semana ha pasado por el quirófano y ha presentado su asociación con la marca Marea en una fiesta celebrada el jueves por la noche. Antes de viajar a Indonesia para un último evento con Yamaha, Espargaró ha hablado con motogp.com de su año como Rookie, de sus aspiraciones y de algunos de sus futuros rivales.

Entra en la barcelonesa Sala Sutton caminando con muletas, pero con una amplia sonrisa. Resulta que Pol Espargaró ha pasado por el quirófano a principio de semana para solucionar una complicación en el pie izquierdo, producto de la lesión del segundo metatarsiano que se fracturó en Sepang a finales de octubre. Pero hoy se presenta como imagen de una nueva colección de relojes, una edición limitada que lleva su nombre, y es noche de flashes, cámaras y micros. 

“En Malasia tuve una caída fuerte, y la recuperación tuvo que ser rápida, la hicimos prácticamente encima de la moto. Maltratamos un poco el pie, y el otro día entrenando en motocross, note un crujido. Me han tenido que hacer una pequeña intervención, muy rápida, pero el lunes ya podré volver a andar y estaré bien dentro de muy poco” relativiza el piloto de 23 años.  

Pero antes de eso, el motoclista del Monster Yamaha Tech 3 participó en el test MotoGP de Valencia y se llevó sensaciones muy alentadoras de cara a la pretemporada 2015 que empezará precisamente en el trazado de Malasia, el 4 de febrero.

“Si, cambiamos un poco el reparto de pesos, pero sobre todo trabajamos en la electrónica. Al final probamos una cosa muy buena y la moto reaccionaba mucho más rápida, el control de tracción, el anti wheelie, todo era más reactivo y lo tenías a tocar del puño del gas. Supuso una gran diferencia, y me alegro, porque por ahí podemos avanzar muchísimo. Veremos en Sepang, es uno de esos circuitos redondos, que es donde sufrimos más, al no poder usar tanto el freno motor. O sea que allí lo notaremos”.

El piloto de Granollers se impuso en la batalla por la sexta posición del Campeonato 2014 – su hermano Aleix no lo puso fácil-, logró ser el mejor piloto de una escudería satélite y el Mejor Debutante de 2014. Pero su balance dista mucho de ser triunfalista:

 “No, y es normal. Es el primer año. El año de rookie es cuando cometes más errores, porque toca. Es un año de inexperiencia, vas a los circuitos y te encuentras con todo nuevo. Ha sido un año para cometer errores… y los hemos cometido. Miro hacia atrás y los puedo contar con las manos, pero es algo que hay hacer, hay que contarlos ahora para no cometerlos en el futuro”.

Tampoco Lin Jarvis, Managing Director de Yamaha Racing, ha echado las campanas al vuelo, pese a elogiar la campaña del debutante catalán. El manager inglés ha señalado recientemente que Espargaró era rápido, pero que le faltaba más regularidad para mantener esa velocidad, especialmente en carrera. El aludido se muestra de acuerdo con el diagnóstico del jefe:

-“Si, por supuesto, en carrera es cuando es más difícil aguantar el ritmo de los de delante. Hacer una vuelta con ellos no es difícil, pero el problema es ya cuando el neumático baja, y el estrés de la carrera. Es cierto que cuesta un poco más, pero esto forma parte de la experiencia. Es nuestro punto más débil, cuando el neumático empieza a calar y empezamos a perder `grip’ de atrás. Cuando hace mucho calor también notamos este problema, el `spin´ que tenemos atrás es muy grande y esa es una parte fundamental a mejorar. Pero creo que lo que probamos en el test de Valencia nos fue muy bien y nos puede ayudar”. 

El mensaje que parece transmitir Yamaha es claro. Pol es un piloto oficial de fábrica, colocado en un equipo satélite, pero con una montura que se diferencia sólo en detalles técnicos a las de los pilotos de la estructura oficial. Parece por tanto que en 2015 se espera un salto cualitativo que llegue por parte del piloto más que de la `munición´ técnica.

-Sí, hay mucho que mejorar como piloto. La adaptación a esta moto no es fácil. Es una moto que corre mucho, tiene muchos controles electrónicos a los que tienes que adaptarte y de entrada es muy complicada. Siempre digo que de chasis es una moto muy parecida a la de Jorge [Lorenzo] y Vale [Rossi]. Pero el problema está en el tema electrónico, que no conseguimos adaptarnos a él”.

“Nos cuesta encontrar la puesta a punto y a veces hemos llegado a la carrera sin estar preparados para ella. Pero creo que esto forma parte de la experiencia y del progreso que hay que hacer. El año que viene las cosas saldrán mucho más rápidas desde el primer momento y no tendremos que dar tantas vueltas para tener el setting base”.

El nuevo curso será además el del desembarco de varios pilotos que dibujan un cambio generacional en la categoría reina. Llegan Maverick Viñales (Suzuki) y Jack Miller (Honda Open) – ambos cumplen 20 años en enero, con pocos días de diferencia- y el vigente campeón, Marc Márquez, cumplirá 22 poco antes del inicio de la nueva campaña.

“Es cierto que suben pilotos nuevos, con más hambre” comenta el piloto de Yamaha, de 23 años. “El próximo año va a ser importante porque nosotros ya haremos ese paso de conducir la moto como si fuera mía, de llegar al primer test y no tener que hacer nada más que conducir la moto, de estar 100%,  seguro de conocer los limites y de dónde podemos mejorar. Será llegar a cada circuito, prácticamente poner el set de carreras, coger el setting rápidamente y empezar a rodar en los tiempos. Este año me ha costado un poco más, porque tenía que aprenderme el circuito, las marchas, etc.; el año que viene ya debería ser un poco más fácil, entre comillas.    

¿Miller y Viñales? Habrá carreras en las que les tendremos ahí, igual que yo hice algún cuarto este año, ellos seguramente estarán ahí probablemente desde media temporada. Miller se enfrenta a un año difícil porque subir de Moto3 a MotoGP no es fácil; además sube con una moto Open, y ahí la diferencia va a ser grande en relación con las otras motos, lo hemos visto este año con  [Scott] Redding, y creo que  lo va a tener complicado”.

“Maverick sube con la Suzuki, y se encontrará con su inexperiencia, por parte del pilotaje, pero también de la moto. Los motores no acaban de funcionar muy bien,  rompen, no corren mucho…veremos cómo llega la moto a principio de temporada, si es rápida, si Mack consigue ir rápido con ella y si son capaces de adaptar rápidamente la electrónica a los circuitos, que ese será otro nivel”.

Los planes de Espargaró pasan ahora por dejar atrás las secuelas de la lesión en el pie y viajar en breve a Yakarta para participar en un evento para Yamaha. Será su último compromiso antes de desconectar  unos días en Bali para descansar – “solo playa, sol y surf”, define él-  y regresar con las pilas cargadas para la nueva campaña.

Etiquetas:
MotoGP, 2014, Pol Espargaro, Monster Yamaha Tech 3

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›