Compra de entradas
Compra de VideoPass

El héroe local: Nicky Hayden

El héroe local: Nicky Hayden

Hayden presenta la decoración de su casco para Indianápolis; recordamos así la trayectoria del último campeón norteamericano de MotoGP™.

Por segunda vez esta temporada, Nicky Hayden correrá en suelo norteamericano aunque, como el propio piloto confiesa, Indianápolis es su verdadera carrera de casa.

Nicky Hayden se coronó campeón del mundo de MotoGP™ en 2006, continuando así la estirpe de campeones norteamericanos de 500cc formada por Kenny Roberts padre (1978, 79 y 80) Freddie Spencer (83 y 85), Eddie Lawson (84, 86, 88 y 89), Wayne Rainey (90, 91 y 92), Kevin Schwantz (1994) y Kenny Roberts hijo (2000). Pero desde entonces ningún compatriota suyo ha vuelto a conseguir una corona que en los últimos años ha pasado por manos de pilotos italianos, australianos y españoles. 

Hayden, «el chico de Kentucky», llegó a las parrillas del Campeonato del Mundo de MotoGP™ en 2003 después de convertirse en el campeón más joven del AMA Superbike el año anterior, aterrizando directamente en el equipo Repsol Honda al manillar de una moto de fábrica.

Logrando dos podios en su primera temporada y finalizando ésta en la quinta posición, aparecía como el heredero de los mejores pilotos norteamericanos de la era de los motores de «dos tiempos» y terminaría varias temporadas compitiendo con el equipo oficial de Honda.

Sin embargo, no fue hasta el año 2005 cuando Hayden consiguió su primera victoria, precisamente cuando el paddock de MotoGP™ volvía al legendario trazado de Laguna Seca después de ausentarse de este escenario desde la temporada de 1994. El público local le empujó entonces a conseguir una victoria llena de significado.

Al año siguiente repetiría triunfo en el mismo escenario; sería la primera de dos victorias de una temporada marcada por la consistencia y que terminaría dándole el título en la última carrera del año frente al mismísimo Valentino Rossi. Aquel fue el último título de un piloto norteamericano en la categoría reina del Campeonato del Mundo.

Para algunos, lograr el título con sólo dos victorias durante la temporada podía saber a poco; pero lo cierto es que se trató de un año lleno de emoción en el que Hayden fue incluso derribado por su propio compañero de equipo Dani Pedrosa en la penúltima carrera del calendario en Portugal.

Hayden lo dio todo con ocho puntos en contra en la última carrera de la temporada. En Valencia, su determinación combinada con el desacierto de Rossi que desde hacía cinco años parecía imbatible le dieron un título para el que muchos le habían descartado.

Casi diez año después, Hayden será en esta ocasión del Gran Premio de Indianápolis el único representante norteamericano en parrilla. El nuevo campeonato nacional estadounidense Moto América se ha puesto en marcha esta misma temporada para remediar la falta de pilotos competitivos de ese lado del océano Atlántico en los últimos años.

El piloto de Kentucky está seguro de que habrá más pilotos norteamericanos en el futuro; «Quizá lleve algún tiempo, pero sería ridículo que los pilotos norteamericanos no volvieran a estar luchando por el Campeonato del Mundo. Espero que Moto América traiga de nuevo a esos pilotos. Estoy seguro de que la competitividad entre ellos potenciará su talento».

Tras lograr el campeonato con Honda, Hayden siguió corriendo dos temporadas más con la marca japonesa sufriendo contra la competitividad de las Yamaha y Ducati, subiendo al podio de forma ocasional.

El Campeonato del Mundo de MotoGP™ llegaba por primera vez en 2008 al circuito de Indianápolis, según el piloto su verdadera carrera local en EEUU, ya que la mítica pista oval se encuentra muy cerca de su localidad natal, Owensboro.

A pesar del azote del huracán Ike a lo largo de aquel fin de semana, Hayden lograría ante su público una valiosa segunda plaza bajo la lluvia por detrás de Valentino Rossi.

En 2009 Nicky Hayden dejó Honda para correr con el equipo oficial de Ducati, saliendo en Indianápolis con una decoración especial de barras y estrellas para terminar de nuevo en el podio.

Desafortunadamente, a partir de esa misma temporada el rendimiento de Hayden fue entrando en una etapa de declive sobre la difícil Ducati. En la edición de 2012, incluso, sufrió una aparatosa caída en la curva 14 de Indianápolis y se vio forzado a perderse la carrera. El pasado año en Indy, se nuevo sobre una Honda en la categoría Open, tampoco pudo participar debido a una fractura en la mano derecha, siendo sustituido por Leon Camier.

El GP de Indianápolis 2015 será el primero que correrá Hayden después de las modificaciones realizadas en el trazado y su superficie, pero aún así se muestra optimista; «Indy es realmente un lugar especial con mucha historia. Se han hecho muchos cambios; yo no pude correr el pasado año, pero parece que los pilotos los agradecieron. Estoy deseando salir a pista este fin de semana».  

Como de costumbre, Hayden ha presentado una decoración especial para su casco con motivo de la ronda de Indianápolis. La versión de este año contiene el mensaje «No puede estar lloviendo eternamente», en relación a la positiva actitud que el piloto demuestra a pesar de los problemas sufridos en las últimas carreras.

El piloto también ha incluido una reseña a Bernat Martínez y Dani Rivas, los españoles tristemente fallecidos durante la última ronda de Moto América en Laguna Seca hace sólo unas semanas. Si algo es seguro, es que Hayden lo dará todo de nuevo ante su público.

Etiquetas:
MotoGP, 2015, RED BULL INDIANAPOLIS GRAND PRIX, Nicky Hayden, Aspar MotoGP Team

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›