¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Nueve carreras en 14 semanas para decidir un título

Nueve carreras en 14 semanas para decidir un título

«Lorenzo será campeón. No, espera… será Rossi. En fin, seguro que es Lorenzo. Bueno, o Rossi…».

Con diecinueve años de experiencia informando sobre el Campeonato del Mundo de MotoGP™ en Motorcycle News, Matthew Birt conoce bien los entresijos de la competición. En la temporada 2015 se une a motogp.com para traerte noticias exclusivas y su opinión desde el corazón del paddock.

Pensé que el verano rebajaría la tensión de esta emocionante primera parte de la temporada del Campeonato del Mundo.

Todo comenzó con el extraordinario rendimiento de Ducati en las primeras carreras y los problemas que ha venido arrastrando Marc Márquez desde el principio.

Pero más impresionante aún ha resultado ver a Valentino Rossi luchando por el título como no hacía desde la temporada 2009.

Cuando nos disponíamos a tomar el descanso del verano, cambié la potencia de los motores por la energía solar para broncearme, pero la temporada se reanuda en Indianápolis y no he podido dejar de pensar que disfrutaremos de nueve carreras en el espacio de catorce semanas para saber si el nuevo campeón del mundo es Rossi, o si por el contrario lo será su compañero de equipo en Yamaha, Jorge Lorenzo.

Unas veces pienso que Rossi parece destinado a conseguir su décimo título a la edad de 36 años. Pero otras, vuelvo a pensar en Lorenzo y creo que podría ganar su tercer título de la categoría y arrebatar ese honor a Marc Márquez.

Mi mente ha estado más con Lorenzo estas últimas semanas, pero poco después pensaba: «No, probablemente será Rossi. Bueno, quizá sea Lorenzo. Espera, seguro que será Rossi…».

En fin, que me encuentro como muchos otros observadores neutrales porque es, simplemente, una cuestión realmente difícil de dilucidar.

Rossi está primero en este momento con 13 puntos de ventaja sobre Lorenzo, lo que le deja un mínimo margen para el error.

Para ser justos, las actuaciones de Rossi han rozado la perfección en estas nueve primeras carreras del año y, más importante aún, lo ha conseguido sin cometer errores. La consistencia es la clave para ganar el campeonato y Rossi es el único piloto que ha estado en todas las carrera en el podio. Si puede mantener esa tendencia hasta la carrera final en Valencia, Lorenzo va a necesitar todo su talento para optar verdaderamente al título.

Por otra parte, su ventaja de 13 puntos no parece tan importante si tenemos en cuenta que Lorenzo le recuperó 28 puntos en las cuatro carreras que se diputaron entre Jerez y Cataluña.

Si Rossi no hubiera tomado la iniciativa en Assen y Sachsenring, estaría seguro de que Lorenzo es capaz de conseguirlo.

En este momento, no puedo pensar en ningún otro ganador para el título, pero me parece que no cabrá más solución que comerse las uñas hasta la última carrera de la temporada en Valencia el próximo 8 de noviembre.

Tanto Rossi como Lorenzo tienen cada uno una cuenta pendiente que resolver en el trazado de Ricardo Tormo en Valencia.

En el pasado los dos han saboreado la amargura de la derrota en la última carrera de la temporada. Rossi  desperdició inexplicablemente una ventaja de ocho puntos en 2006 frente a un entregado Nicky Hayden.

La derrota de Lorenzo llegó en 2013 y resultó menos traumática, pero desde luego igual de dura de aceptar.

La fractura de clavícula que sufrió entonces mediada la temporada le puso las cosas realmente difíciles, pero una serie de cinco victorias en las últimas siete carreras le llevó a perder el título por sólo cuatro puntos.

Habiendo estado ambos en el lado de los perdedores en las ocasiones mencionadas, los dos esperan que la historia no se repita en 2015.

Sumándose a mi indecisión entre Rossi y Lorenzo, está Márquez. He repetido en varias ocasiones que el campeón en título está fuera de la carrera por éste, ya que sólo ha ganado dos de las nueve primeras carreras del año.

Sin embargo, cuanto más pienso en ello, más me convenzo de que es capaz de realizar otra de sus milagrosas recuperaciones.

Márquez es capaz de ganar todas las carreras que quedan. Las diez primeras victorias consecutivas de la temporada pasada así lo demuestran. Aún así, podría necesitar al menos un abandono por parte de cada uno de sus rivales, aunque esa posibilidad se presenta bastante remota este año.  

Ganar un campeonato del mundo de 18 carreras requiere tener la suerte de tu lado.

Rossi y Lorenzo saben que el último campeón del mundo que puntuó en todas las carreras fue el propio Jorge hace cinco años.

Mi imaginación vuelve a acelerarse.

Ahora mismo, mi cabeza me dice que el campeón será Lorenzo, pero mi corazón apuesta por Rossi.

Preguntadme mañana y puede que haya cambiado de opinión, otra vez…

Etiquetas:
MotoGP, 2015, RED BULL INDIANAPOLIS GRAND PRIX, Valentino Rossi, Jorge Lorenzo, Movistar Yamaha MotoGP

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›