¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Victoria de Márquez; Rossi y Lorenzo resisten…

Victoria de Márquez; Rossi y Lorenzo resisten…

El piloto de Repsol Honda continúa su remontada en la clasificación, mientras que Lorenzo y Rossi minimizan sus pérdidas en Indianápolis.

La décima ronda del Campeonato del Mundo de MotoGP™ en el Gran Premio Red Bull de Indianápolis ha dejado esta tarde como ganador a Marc Márquez (Repsol Honda Team). El piloto de Honda no sólo conseguía una nueva victoria, la tercera de la temporada, sino también la número 700 de Honda en el Campeonato del Mundo desde la primera que lograra Tom Phillis en el GP de España de 125cc en el trazado barcelonés de Montjuïc en 1961.

La tercera victoria este año del piloto de Honda comienza a allanar el difícil camino del campeón para retener el título. Este triunfo era más que esperable para todos sus seguidores y le sitúa tercero en la clasificación del campeonato a 56 puntos del líder Valentino Rossi (Movistar Yamaha MotoGP) y a 47 el compañero de equipo del italiano, Jorge Lorenzo.

El mallorquín aguantaba el tipo en cabeza de carrera prácticamente hasta el final, pero entonces era irremediablemente superado por su rival de Honda.

La carrera en esta ocasión ha resultado 12 segundos más rápida que la del pasado año, pero el nombre del ganador de las dos últimas ediciones, no ha cambiado: «A mitad de carrera lo he pasado un poco mal, estaba medio segundo por detrás de Jorge. Al final sabía que sólo tendría una oportunidad de atacar. Después he tirado al máximo en la última vuelta y creo que tenemos que estar contentos por la victoria y los 25 puntos. En Brno tendremos que trabajar duro de nuevo», declaraba el campeón en título.

La segunda plaza de Lorenzo le restaba cinco puntos de la ventaja que atesora el de Yamaha sobre Márquez, pero al mismo tiempo le permitía recortar cuatro de los 13 de ventaja que tenía Rossi en cabeza de la clasificación antes de darse la salida en Indianápolis. El piloto de Yamaha sufría la primera caída de la temporada en el warm up (Márquez también caía en dicha sesión, pero desde luego no era la primera del año).

En la salida Lorenzo tiraba al máximo y lograba batir el récord del circuito en el segundo paso por meta al estilo del legendario Wayne Rainey, con neumáticos fríos y el depósito de combustible lleno. A pesar de su cómoda posición provisional en el campeonato, Lorenzo ha mostrado su lado más incisivo en Indianápolis. Por otra parte, la presión de Márquez remontando en la clasificación y su determinación por recortar ventaja a Rossi le obligaban a ello.

«He rodado mejor que en todo el fin de semana, hemos hecho cambios durante el warm up para mejorar el agarre. Hemos sido rápidos y constantes durante toda la carrera y he puesto toda mi energía para escapar de Marc. Sabía que incluso dando el máximo, él podía rodar en 1’32.5 ó 1’32.7. No era suficiente para escapar y al final eso ha sido la clave de la carrera», declaraba el piloto de Yamaha en la conferencia de prensa tras la carrera.

El tercer puesto de Valentino Rossi le ha valido al líder del campeonato para salvar los muebles ante el explosivo rendimiento de Márquez y Lorenzo. Aún así, Rossi ha conseguido resistir los ataques de Pedrosa en los últimos compases de la prueba, lo que le ha servido para minimizar los daños en un circuito que no es precisamente de sus preferidos.

Rossi continúa líder de la clasificación provisional con 195 puntos por los 186 de Lorenzo y los 139 de Márquez. El italiano sigue en el podio por décima carrera consecutiva esta temporada y ésa es sin duda la clave que podría llevarle finalmente a conquistar su décimo título mundial: «Durante varias vueltas he visto a Jorge delante conmigo rodando cuarto por detrás de Pedrosa, lo que podía haberme constado perder muchos puntos. Sabíamos que en Indy íbamos a sufrir, pero pensé que en los entrenamientos no tanto. Sin duda, ése es nuestro punto débil en este momento».

Dani Pedrosa (Repsol Honda Team) firmaba una sólida cuarta posición que bien podía haberse convertido en podio si no hubiera sido por la inagotable determinación de Rossi. El de Castellar del Vallés lo daba todo por rebasar de nuevo al italiano al final, lo que hubiera significado una impagable ayuda para Márquez en su remontada y lo mismo se puede decir de Lorenzo, que se habría acercado más peligrosamente a la cabeza de la clasificación provisional que los cuatro puntos que ha conseguido acortar en Indy.

«Ha sido una carrera muy física», confesaba Pedrosa al final. «Valentino ha dado un gran paso adelante en carrera, como siempre, y hemos tenido que luchar por el podio. Al final me ha adelantado y no he podido devolvérsela».  

El máximo interés de la carrera estaba en los cuatro primeros pilotos, pero por detrás de ellos también se daban situaciones interesantes. Andrea Iannone (Ducati Team) era el mejor piloto de Ducati en la clasificación de carrera, pero sus 21 segundos de desventaja en línea de meta evidencian las enormes dificultades que han tenido que afrontar los pilotos de la marca sobre la nueva GP15 este fin de semana.

Por detrás de Iannone, Bradley Smith (Monster Energy Yamaha Tech 3) era de nuevo en la sexta posición el primer piloto de equipo satélite, afianzando así su quinta plaza en el campeonato.

Su compañero de equipo Pol Espargaró entraba en meta séptimo después de una lucha a brazo partido con Cal Crutchlow (CWM LCR Honda), que se veía fuera de la trazada en la curva 1 casi al final de carrera cuando su rival español alargaba involuntariamente ésta.

Mucho peor le iba a Andrea Dovizioso, que era víctima de una salida de pista en la segunda curva de carrera que le dejaba último, aunque su remontada hasta novena posición al final es sin duda una de las mayores hazañas de la carrera de Indianápolis.  

Danilo Petrucci (Octo Pramac Racing) cerraba la lista de los diez primeros. Después de alzarse hasta la segunda línea de parrilla durante la Q2 del sábado, el italiano culminaba así un positivo fin de semana.

Si las Ducati de fábrica han tenido problemas en Indy, los pilotos oficiales de Suzuki, Maverick Viñales y Aleix Espargaró, tampoco han brillado especialmente este fin de semana. Al menos, Viñales conseguía entrar directamente en la Q2 en la jornada del sábado y, al igual que viene ocurriendo con Dovizioso y Iannone en el equipo oficial de Ducati, Viñales comienza a afianzarse en la provisional por delante del teórico, por experiencia, primer piloto del equipo.   

El piloto de la categoría Open mejor clasificado era de nuevo Héctor Barberá (Avintia Racing), décimo quinto absoluto. Este resultado le deja en la misma posición en el campeonato y le permite ampliar su ventaja sobre el ausente Loris Baz (Forward Racing), que ahora está a seis puntos del español.

Entre el resto de los pilotos españoles, Álvaro Bautista (Aprilia Racing Team Gresini) finalizaba décimo octavo, dos posiciones por delante de su nuevo compañero de equipo Stefan Bradl.

Toni Elías (AB Motoracing), que sustituía al lesionado Karel Abraham, terminaba la carrera vigésimo segundo. Puede que ser último clasificado no sea para enormes alegrías, pero al menos ha permitido al de Manresa volver al primer plano de la competición internacional tras su esperanzadora actuación en las pasadas 8 Horas de Suzuka.

Pulsa en los siguientes enlaces para ver la clasificación completa de la carrera de MotoGP™ en Indianápolis y de la provisional del campeonato.

Etiquetas:
MotoGP, 2015, RED BULL INDIANAPOLIS GRAND PRIX, RAC, Marc Marquez, Repsol Honda Team

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›