¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Rossi, sobre seco o bajo la lluvia…

Rossi, sobre seco o bajo la lluvia…

La lluvia aparecía como una oportunidad para la victoria de Rossi, pero las oportunidades hay que saber aprovecharlas…

Con diecinueve años de experiencia informando sobre el Campeonato del Mundo de MotoGP™ en Motorcycle News, el comentarista de MotoGP™ Matthew Birt conoce bien los entresijos de la competición. En la temporada 2015 se une a motogp.com para traerte noticias exclusivas y su opinión desde el corazón del paddock.

Con el estreno la semana pasada de un nuevo documental sobre MotoGP™ y la presencia en el GP de Gran Bretaña de la súper estrella de Hollywood Brad Pitt como narrador de dicha película, es natural que Valentino Rossi, el piloto «más taquillero» del motociclismo, también resultara el centro de atención.

Aun así, el fin de semana oscuro, sombrío y húmedo en Silverstone no podía estar más lejos de glamur natural de Hollywood.

Mientras Brad Pitt esquivaba micrófonos y un sinfín de cazadores de «selfies», Rossi hacía lo mismo con los baches del trazado de Silverstone para lograr una primera victoria bajo la lluvia este año de incalculable valor; una década después de su último triunfo en tales condiciones, precisamente en el British Grand Prix en Donington Park durante la temporada 2005.

De esta forma, el típicamente caprichoso clima británico en verano terminó alterando el curso del Campeonato del Mundo.  

La historia de la temporada 2015 se va repitiendo de forma cíclica. Rossi comienza en cabeza de la clasificación y su compañero de equipo en el Movistar Yamaha recupera la desventaja adquirida; una y otra vez. Después de tres carreras la ventaja de Rossi era de 29 puntos. Cuatro carreras más tarde ésta quedaba reducida a sólo uno.

Dos carreras después Rossi recuperaba de nuevo una ventaja de 13 puntos. Después de otras dos ambos se marchaban del circuito de Brno de nuevo empatados. Sin embargo, la forma en que Lorenzo solucionó la situación en República Checa conseguía poner nerviosos a los más leales seguidores de Rossi. 

Ahora Rossi se dirige a su amado trazado de Misano, de nuevo con doce puntos de ventaja.

Seamos brutalmente sinceros con la situación. Si la Madre Naturaleza no hubiera intervenido, habría sido altamente probable que Lorenzo derrotara a Rossi en Silverstone.

Puede que esta afirmación no resulte demasiado popular, pero resulta inevitablemente cierta.

Lorenzo y Marc Márquez estaban en un nivel superior al resto sobre seco. Si el domingo se hubiera mantenido en las mismas condiciones Rossi, simplemente, no habría sido suficientemente rápido para ganar; como no lo había sido en Indianápolis o Brno.

Lo que Rossi hizo magistralmente en Silverstone fue sacar el máximo partido de las circunstancias. La lluvia le estaba dando una oportunidad de ganar, pero cuando ésta se presenta, hay que tener la capacidad para saber aprovecharla; y Rossi supo hacerlo…

Fue el piloto más rápido. En realidad, al final del día eso es lo único que importa…

Puedes acabar los entrenamientos estando a siete décimas del más rápido. Pero, llueva o haga sol, es el domingo cuando tienes que darlo todo en carrera. El pasado domingo, Rossi corrió una carrera sin complejos ni miedo.

No sólo salió airoso de unas condiciones cargadas de riesgo, sino que también mantuvo a raya a Márquez antes de defenderse con enorme efectividad de la amenaza de Danilo Petrucci, que tenía mucho menos que perder que Rossi.

No es casualidad que los dos primeros pilotos en carrera también ocuparan las mismas posiciones en el warm up de la mañana bajo la lluvia.

Algunos dirán que la suerte estuvo de parte de Valentino, pero creo que el más afortunado de los dos fue Lorenzo al escapar indemne en los primeros compases de la carrera del lance que vivió junto a Pol Espargaró. Perder doce puntos respecto a Rossi es algo con lo que pude lidiar. Perder 25 puntos por una caída podría haber resultado definitivamente negativo para sus aspiraciones de luchar por el título.

Por su parte, ¿qué pasó con Lorenzo? Simplemente, no pudo seguir el ritmo de Rossi bajo la lluvia. Durante el warm up sus tiempos estaban a un segundo de los del italiano y su mejor vuelta se quedó a nada menos que cinco décimas.

Ahora debe estar preguntándose qué es lo que tiene que hacer para ponerse delante de Rossi en los puntos, ya que siempre que consigue acercarse al límite, Rossi encuentra una forma de parar el golpe.

En cuanto a otros problemas, Lorenzo aseguraba que el empañamiento del visor de su casco limitó sus posibilidades en carrera. Le pasó lo mismo en Le Mans en 2013 cuando un problema similar le hizo perder posiciones hasta terminar séptimo. Aquel año perdió el título contra Márquez por sólo cuatro puntos. Ahora sólo espera que no le vuelva a ocurrir lo mismo.

El problema de Silverstone fue el segundo relativo al casco que sufre esta temporada y que le cuesta un buen puñado de puntos, ambos completamente inaceptables en este nivel de la competición.

Todo ello sólo añade emoción, drama y tensión cuando nos disponemos a entrar en el último tercio de temporada.

Curiosamente, ningún piloto ha ganado el título de MotoGP subiendo al podio en todas las carreras de la temporada, pero Valentino Rossi todavía no se ha bajado de él en 2015.

Mientras tanto, Lorenzo está todavía luchando por el título habiendo habiendo terminado fuera del podio en cinco de las doce carreras disputadas hasta ahora.

La última vez que un piloto consiguió el título con semejante falta de efectividad fue Nicky Hayden en 2006.

Todavía no puedo lanzarme a predecir el nombre del ganador final. Lorenzo lo intentará con fuerza en la próxima carrera. Para Rossi, más allá, todo empieza y acaba en el trazado Misano.

Y nadie se encuentra tan bien como en casa…

Etiquetas:
MotoGP, 2015, OCTO BRITISH GRAND PRIX, RAC, Jorge Lorenzo, Valentino Rossi, Movistar Yamaha MotoGP

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›