¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Lorenzo, en tierra hostil

Lorenzo, en tierra hostil

En Misano se espera una asistencia récord de público, pero la mayoría vestirá de amarillo y deseará con toda su fuerza la victoria de Rossi.

Con diecinueve años de experiencia informando sobre el Campeonato del Mundo de MotoGP™ en Motorcycle News, el comentarista de MotoGP™ Matthew Birt conoce bien los entresijos de la competición. En la temporada 2015 se une a motogp.com para traerte noticias exclusivas y su opinión desde el corazón del paddock.

Aunque quisiera, Jorge Lorenzo no podría adentrarse en territorio más hostil este fin de semana, ya que llega a una plaza que es indiscutiblemente propiedad de Valentino Rossi.

Durante los próximos tres días estará luchando contra su compañero de equipo en el Movistar Yamaha, y no sólo en la pista…

Tendrá que encarar el masivo apoyo que recibirá su rival por el título, ya que la línea de meta en Misano está prácticamente a tiro de piedra del jardín trasero de Rossi. 

Un récord de público en Misano crearía una atmósfera irrespirable a favor del italiano.

Personalmente, creo que Lorenzo se crece en semejantes circunstancias; también pienso que si hay un circuito donde el español podría neutralizar la ventaja de 12 puntos del italiano, ése sería probablemente el Misano World Circuit Marco Simoncelli.

Lorenzo atesora un impecable palmarés en el territorio de Rossi y sus últimas ocho salidas en Misano siempre ha terminado entre los dos primeros.

De hecho, Jorge también tiene una vasta experiencia en aguar la fiesta en las carreras locales de Valentino.

Los entusiastas italianos ya han tenido que soportar que el español terminara entre los dos primeros en sus últimas siete salidas en Mugello, incluyendo cuatro victorias en los últimos cinco años en el que es el hogar espiritual de Rossi.

Increíblemente, de los 350 últimos puntos disputados en Italia, Lorenzo se ha llevado… ¡315! Por si fuera poco, siete de las últimas nueve carreras de Lorenzo en Italia han terminado con victoria; ocho de diez este domingo caerían como un jarro de agua fría en Misano.

No es una sorpresa que el renacimiento de Rossi esta temporada supondrá una entrada masiva este fin de semana en el circuito del Adriático. La mayoría del público irá vestido de amarillo y eso supone no sólo una enorme expectación, sino también una inmensa presión sobre Rossi.

Valentino es sabio y tiene suficiente experiencia para manejar la situación y aprovecharla como herramienta para lograr el éxito. Incluso él mismo lo admite.

Sin duda, le encantaría volver a ganar como el pasado año en Misano y extender su ventaja sobre Lorenzo, pero ganar dos carreras consecutivas es algo que Rossi no ha conseguido desde las carreras de Cataluña y Holanda en la temporada 2009.

Rossi también tiene un impresionante palmarés en Misano y, con el incondicional apoyo del público, el domingo podría conseguir una victoria que supondría un paso de gigante en su camino al título.

Como Lorenzo, ha vencido tres veces en Misano y también vale la pena recordar que en este escenario consiguió en 2012 uno de sus tres únicos podios con Ducati.

Creo que también habría que incluir a Márquez y a las Ducati de fábrica en la ecuación. Con sus mínimas posibilidades de retener el título tras su caída en Silverstone, Márquez saldrá a pista más determinado que nunca.

No me sorprendería que ganase las seis carreras que quedan, dejando a Rossi y Lorenzo las migajas para decidir el título.  

Y, ¿qué pasa con Ducati? Misano representa seguramente la mejor oportunidad para Andrea Dovizioso y Andrea Iannone de terminar con la larga sequía de victorias de la marca italiana.

Antes de comenzar la temporada, además, el responsable de Ducati Gigi Dall’Igna aseguraba que el objetivo este año era conseguir al menos una victoria.

Dovizioso y Iannone ya han probado el nuevo asfalto de Misano en dos ocasiones en las últimas seis semanas, así que ya tienen parte del camino recorrido.

Si Rossi no consigue ganar, la victoria de una Ducati sería el siguiente máximo deseo del apasionado público local.

Pero la mayoría sólo vendrá buscando una cosa: la victoria de Rossi.

Cuando Rossi ganó en Misano en 2008, lo hizo después de estrechar en parrilla «La Mano de Dios» de Diego Maradona.

Para su legión de seguidores, Rossi se convertirá en un dios si consigue ganar a Márquez y Lorenzo este domingo.

Etiquetas:
MotoGP, 2015, GRAN PREMIO TIM DI SAN MARINO E DELLA RIVIERA DI RIMINI, Jorge Lorenzo, Valentino Rossi, Movistar Yamaha MotoGP

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›