¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Un año para endurecer el carácter de Márquez

Un año para endurecer el carácter de Márquez

Doohan, Rossi, Lorenzo, Agostini…, todos los grandes del Campeonato del Mundo han pasado por un mal momento…

La temporada 2015 de Marc Márquez sólo puede considerarse un año para olvidar; ha sufrido cinco caídas en carrera y se ha lesionado repetidamente. Ha sido sin duda una temporada de alto coste para el español.

Quizá no haya sido tan tortuosa como la de 2011 en Moto2™, cuando se tuvo que conformar con mirar desde fuera las últimas carreras, pero sí una con grandes contratiempos.

La temporada 2015 ha puesto a prueba el carácter de Márquez; lo mismo que le ocurrió en su momento a la mayoría de los grandes pilotos del Campeonato del Mundo en algún momento de sus respectivas carreras deportivas.

Algunos consiguieron superar ese momento y otros no tanto. Incluso algunos de ellos parecían necesitar una temporada de esas características para superarse a sí mismos.

En 1992 el australiano Mick Doohan recorría su camino a lo más alto en la categoría máxima, entonces los 500cc que precedieron a la categoría de MotoGP™.

El australiano acababa de celebrar su 27 cumpleaños cuando sufrió una desafortunada caída durante los entrenamientos del GP de Holanda en Assen y los médicos locales estuvieron a punto de amputar su pierna derecha. Sólo las esperanzas del Dr. Claudio Costa consiguieron evitarlo.

La siguiente temporada, la de 1993, resultó todo un calvario para Doohan, aunque consiguió una victoria y subió al podio en seis ocasiones. Después de su temporada de debut en la categoría en 1989, aquélla fue la peor de su trayectoria.

Sin embargo, después de aquel difícil trago, Doohan alcanzó la plenitud conquistando el título cinco veces consecutivas entre 1994 y 1998.

De todas formas, la carrera deportiva del australiano finalizó prematuramente tras una nueva caída en Jerez en 1999, tanto o más complicada que la que había sufrido siete años antes en Assen. Entonces volvió a lesionarse la pierna y decidió retirarse definitivamente.

Márquez estaba en una situación parecida durante su primera temporada en Moto2™ en 2011, después de dominar el campeonato a partir de la cuarta carrera en Francia.

A partir de entonces, el piloto español sumó once podios en doce carreras. Cuando la temporada llegaba a la ronda de Australia, Márquez impactó por detrás contra Ratthapark Wilairot al final de una de las sesiones de entrenamientos y fue sancionado con salir último en parrilla (aún así terminó subiendo al podio).

Una semana después en Sepang sufrió una nueva caída durante una de las sesiones de entrenamientos libres: y rápidamente se comenzó a cuestionar si aquél sería su último año en el Campeonato del Mundo.

La razón estuvo entonces en la lesión ocular que sufrió y le supuso problemas de visión durante las semanas siguientes. Márquez no volvió a la pista entones en lo que restaba de temporada, pero aún así finalizó siendo subcampeón.

Al año siguiente el español conseguiría el primero de sus tres títulos mundiales consecutivos (uno de moto2™ y dos de MotoGP™).   

Si nos referimos a temporadas duras de grandes pilotos, el caso de Valentino Rossi en 2006 es uno de los primeros que vienen  a la cabeza.

Por primera vez en su carrera el italiano tuvo, tal como reconoce en su propia biografía, que aprender algo nuevo; a perder…

Entonces la temporada comenzó más o menos como la de Márquez en 2015: En la primera carrera del año en Jerez fue derribado por Toni Elías, aunque pudo volver a pista para conseguir los dos puntos de la décimo cuarta posición. 

Hasta el final de aquella temporada consiguió cinco victorias y cinco podios más, pero se vio obligado a abandonar por problemas mecánicos en China, Le Mans y Laguna Seca.

En la última carrera del año en Valencia volvió a sufrir una caída por un error propio y terminó con los tres puntos de la décimo tercera posición.

Nicky Hayden fue coronado campeón del mundo  por sólo cinco puntos. Era la primera vez que Rossi resultaba derrotado en las cinco anteriores temporadas.

Un año después sería de nuevo derrotado en la primera temporada de la nueva categoría de MotoGP™ 800; en aquella ocasión por Casey Stoner al manillar de la Ducati. Después Rossi se haría de nuevo con el título en las temporadas 2008 y 2009.

Rossi volvería a experimentar la frustración a partir de la temporada 2010. Entonces se lesionó el hombro derecho antes de comenzar la temporada, pero ya comenzada ésta sería víctima de la peor lesión de su trayectoria; cuando se fracturó tibia y peroné durante los entrenamientos en Mugello.

Su compañero de equipo Jorge Lorenzo lograría finalmente el título, para después abandonar Yamaha el italiano y correr con Ducati durante los dos años siguientes.

Ese sería el mismo periodo en el que, desde su llegada al Campeonato del Mundo casi 20 años atrás, no conseguiría ni una sola victoria.

Su carácter se vio de nuevo reforzado entonces para terminar en el podio en 13 de las 14 carreras disputadas ahora en la temporada 2015 y caminar decididamente hacia su décimo título mundial.

Jorge Lorenzo es conocido por una capacidad de aprendizaje que rara vez le lleva a cometer dos veces el mismo error, aunque también ha tenido temporadas difíciles que le han obligado a seguir creciendo tanto personal como deportivamente.

Quizá su peor temporada de MotoGP™ pueda considerarse la de 2008. Llegó a la categoría conquistando la pole position en su primera aparición en Qatar.

En las tres primeras carrera logró un segundo y un tercer puesto, que sumaron a la primera victoria en la categoría en la que sólo era la tercera carrera de la temporada.

Después, comenzaron las caídas: «Entonces, no tenía ningún respeto por las motos o por lo que estaba haciendo», confiesa el piloto español hoy en día. A partir de entonces, la situación empeoró hasta límites inimaginables.

Lorenzo llegó a subir al podio de carrera con muletas para ser ayudado a bajar de él y sentarse en una silla de ruedas.

Pero un año más tarde estaba luchando por el título contra su compañero de equipo Valentino Rossi y en 2010 terminaría coronándose campeón del mundo de MotoGP™ por primera vez.

Giacomo Agostini ganó trece títulos consecutivos de 350cc y 500cc antes de ser derrotado en la categoría reina; había sido tercero. Era su peor resultado desde que llegase al Campeonato del Mundo en 1965.

La situación fue entonces similar a la que vivieron Rossi y Lorenzo en 2009 y 2010.

Agostini fue derrotado por su compañero de equipo empleando el mismo material; el piloto de MV Agusta Phil Read.

Tal como le ocurriera casi 40 años después a Rossi, que dejó Yamaha para irse a Ducati cuando su compañero, Lorenzo, ya era demasiado fuerte, Agostini se despidió de MV y para recalar en Yamaha.

En 1975 el italiano ganó el título de 500cc, el primero de una montura con motor de «dos tiempos», al tiempo que Read fue segundo sobre la MV Agusta.

La historia se repite, tal como demuestran todos estos episodios. Las oportunidades de Márquez de retener el título sólo son matemáticas en este momento.

Con 100 puntos todavía por adjudicarse en Motegi, Phillip Island, Sepang y Valencia, su distancia con el líder Rossi es de 79.

Quizá haya llegado el momento para el piloto español de admitir que nadie es invencible.

De cómo interiorice esa percepción, dependerá gran parte de su futuro en el Campeonato del Mundo.

Etiquetas:
MotoGP, 2015, GRAN PREMIO MOVISTAR DE ARAGÓN, Toni Elias, Phil Read, Marc Marquez, Giacomo Agostini, Valentino Rossi, Nicky Hayden, Mick Doohan, Jorge Lorenzo

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›