¿Eres nuevo en motogp.com?Regístrate aquí

Compra de entradas
Compra de VideoPass

Wayne Gardner: «Mi instinto me dice que será Valentino»

Wayne Gardner: «Mi instinto me dice que será Valentino»

El legendario piloto australiano habla con motogp.com sobre la lucha por el título de MotoGP™ y sus mejores recuerdos de Phillip Island.

El «toro de Wollongong» fue sin duda uno de los pilotos más valientes y agresivos de la era de los 500cc. Ni siquiera sus incontables lesiones le impidieron lograr 18 victorias y 51 podios en sus cien salidas en la categoría reina, haciéndose con el título de 500cc en 1987, el primero de un pilotos australiano.

Gracias al éxito de Gardner el Campeonato del Mundo llegó a Phillip Island en 1989, donde Gardner consiguió una magnífica victoria que repitió en 1990 a pesar de pilotar con una muñeca fracturada. La competición sigue viva en la familia, ya que Remy Gardner –hijo de Wayne- compite actualmente en el Campeonato del Mundo de Moto3™. Wayne Gardner ha hablado recientemente con motogp.com sobre el pasado, el presente y el futuro del motociclismo australiano.

Antes de nada, ¿cómo está siendo la primera temporada de tu hijo Remy a nivel mundial?

«Está siendo un año difícil, pero ya esperábamos que fuera así; Remy es un piloto con talento al que le falta experiencia. Ha estado corriendo en el Campeonato de España en los últimos años, pero necesitaba algo más y a última hora llegó la oportunidad de correr en los GGPP. Económicamente no era tanta la diferencia, así que decidimos mandarle para que ganara experiencia. Necesita más tiempo en pista con pilotos con mayor experiencia en circuitos distintos y todo eso. Ahora pilota realmente duro y busca cada mejora por pequeña que sea».

Tú conseguiste dos victorias sensacionales en Phillip Island en 1989 y 1990, ¿qué recuerdos tienes de ambos triunfos?

«Las dos supusieron un gran placer para mi. Obviamente mi preferida es la primera, ya que era la carrera inaugural y este Gran Premio existe gracias a mi trayectoria así que fue bueno participar y ganar, ya que tenía mucha presión. Gané enfrente de 100,000 aficionados y el campeonato ha seguido corriendo allí durante muchos años así que estoy muy orgulloso de haber formado parte de su creación»

«La otra victoria, en el 90, fue con la muñeca fracturada. Me la fracturé en Checoslovaquia y pensaba que en dos semanas me recuperaría pero no fue así. El doctor no quería que corriese pero yo decidí salir a la pista a hacer al menos cinco vueltas con algunos analgésicos. No pensaba que podría acabar pero cuando empezó la carrera vi a Mick Doohan marchándose en cabeza y pensé “Es mi GP, no puedo rendirme así de fácil”. Todavía no sé cómo gané esa carrera. Probablemente es una de las victorias más grandes de mi palmarés, con la muñeca y el carenado de la moto rotos. Es un momento especial de mi carrera deportiva».

¿Por quién te decides en el actual Campeonato del Mundo de MotoGP™, Rossi o Lorenzo?

«Es fantástico, grandioso para el deporte y la televisión. Rossi es una auténtica leyenda, probablemente el piloto más grande de la historia del deporte y está intentando ganar su décimo campeonato a los 36 años. De nuevo, muchas circunstancias están en su contra pero el sigue haciéndolo. Tiene el poder del rey Midas, todo lo que toca se convierte en oro y tiene muchísima suerte a la vez que es muy inteligente. Ambos son chicos fantásticos y son unos caballeros. Lorenzo está pilotando mejor que nunca, con mucha clase. La Yamaha es claramente la mejor moto y hace que las otras marcas parece que se queden mirando».

¿Quién crees que alzará el título?

«No lo sé. ¿Quién me gustaría que ganase? Ambos. Soy amigo de los dos y son unos chicos fantásticos. Mi instinto me dice que será Valentino, pero de todas maneras Lorenzo tiene mucha clase y lo dará todo aunque le haya faltado algo de suerte en algunas carreras. Con tres carreras para acabar el campeonato, un día de lluvia o un fallo mecánico puede ser dramático. Es difícil escoger a uno de los dos, pero Rossi tiene la suerte de lado».

Durante años Australia dominaba el mundo del motociclismo pero últimamente parece que a los jóvenes pilotos les cuesta despuntar.

«Hemos tenido grandes dosis de talento en el pasado, con Mick, Casey o yo mismo pero el gran problemas que no tenemos la estructura adecuada en este país para tirar hacia delante el talento local. Empiezan demasiado tarde comparado con España o Italia, que además tienen más financiamiento.

 

 

Etiquetas:
MotoGP, 2015, PRAMAC AUSTRALIAN MOTORCYCLE GRAND PRIX

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›