Compra de entradas
Compra de VideoPass

Márquez, en el punto de mira de Rossi y Lorenzo

Márquez, en el punto de mira de Rossi y Lorenzo

El desarrollo de la primera parte de la temporada de MotoGP™ demuestra que, con errores o sin ellos, subir al podio ya no es suficiente.

La llegada del Campeonato del Mundo de MotoGP™ a territorio europeo con el Gran Premio Red Bull de España del pasado domingo en el Circuito de Jerez, ha dado un golpe de equilibrio a la clasificación provisional en la categoría reina. 

La victoria de Valentino Rossi (Movistar Yamaha MotoGP) en Jerez, arrancando desde la pole position y manteniendo la primera posición de principio a fin en carrera, ha hecho esfumarse la sensación que dejó el mal resultado del piloto del número 46 tras su caída en Austin respecto a un inalcanzable Marc Márquez (Repsol Honda Team) y su propio compañero de equipo en el Movistar Yamaha MotoGP, Jorge Lorenzo.

Durante las primeras vueltas de la carrera en Jerez soñamos con la posibilidad de ver una batalla a cuatro por la victoria entre los pilotos más rápidos de la categoría que habría dado cotas inimaginables de emoción; más aun sobre un trazado que ha dejado en el último ángulo antes de meta varios finales de carrera que ya tienen su propio espacio en la historia del Campeonato del Mundo.

Sin embargo, Rossi rodó más rápido que sus tres rivales españoles en la primera parte de la carrera en prácticamente cada sector del trazado de Jerez y, lo que parecía en principio sería una nueva cacería de los españoles en la segunda parte de carrera, jamás llegó a serlo.

Valentino lograba el domingo en Jerez la victoria número 113 de su palmarés en el Campeonato del Mundo, recortaba nueve psicológicos puntos sobre Márquez en lo alto de la clasificación del campeonato, y otros cinco a un compañero de equipo en la primera jornada de éxito total esta temporada para el equipo Yamaha Factory Racing. Con la reciente noticia del paso de Lorenzo a Ducati, además, Rossi parecer revivir sus mejores momentos con la firma de Iwata.

Tras la carrera anterior en COTA, Jorge Lorenzo volvía a asegurarse en Jerez una sólida segunda plaza como parte de su intento de redención tras la caída en Argentina. Sus problemas de tracción le impidieron siquiera el intento de presentar batalla a Rossi y su situación respecto a Márquez, tercero el pasado domingo, apenas ha cambiado en términos de puntuación.

Sin embargo, los cuatro puntos recuperados por Lorenzo a Márquez cobran un significado mucho más profundo en términos psicológicos. Tras las victorias del de Honda en Argentina y EEUU, era fácil rememorar el dominio que ya demostró en 2014 ser capaz de ejercer en la categoría, aunque quizá tras lo visto en Jerez puede que todo esté aún mucho más abierto.

Lorenzo a está ahora a 17 puntos de Márquez en el campeonato, una distancia que resulta perfectamente recuperable. El mallorquín parece así haber parado el golpe por el momento y la situación recuerda que, al igual que Lorenzo puede tener un mal día como el de Jerez, sus rivales, por muy fuertes que puedan aparecer en ciertos momentos, tampoco están exentos de sufrir similares problemas. Añadiendo a la situación la variable de los neumáticos por la entrada en escena de Michelin, la consistencia volverá así a ser la clave de la temporada que acaba de comenzar.

Márquez experimentaba insuperables problemas de tracción que le impedían siquiera intentar asaltar la segunda plaza, algo que en un escenario del que tampoco es devoto le dejó quizá un tercer puesto como el mejor resultado que podía lograr. El piloto de 2015 habría probablemente sufrido una caída intentando una desesperada caza, pero parece que el de 2016 ha aprendido esa lección tras las numerosas caídas que el pasado año le trajo aquella actitud. Los 21 puntos de ventaja que tenía tras la carrera de Austin son ahora 17; un respiro para un día que otrora habría terminado en debacle.  

Si Lorenzo y Márquez acabaron descontentos con el rendimiento de sus neumáticos, no menos lo hizo el cuarto clasificado del día, Dani Pedrosa (Repsol Honda Team). El piloto de Castellar del Vallés estuvo durante las primeras vueltas rodando en la estela de Rossi, Lorenzo y Márquez, pero perdía inevitablemente terreno. Durante las vueltas siguientes, Pedrosa encontró numerosos problemas de tracción y se quedó a casi 3’5 segundos del podio, aunque al menos pudo contener a un inspirado Aleix Espargaró (Team Suzuki Ecstar).

La quinta plaza del mayor de los hermanos de Granollers igualaba su mejor resultando de este complicado comienzo de temporada. La evolución de su GSX-RR en estas primeras carreras le ha permitido incluso terminar por delante de su prometedor compañero de equipo, Maverick Viñales, que ha causado sensación al rondar el podio este año pero que en Jerez finalizaba sexto a más de 16 segundos del ganador.

La jornada del domingo resultó de nuevo un tanto decepcionante para los pilotos de Ducati Team, Andrea Dovizioso y Andrea Iannone. Si el primero resultó neutralizado en las rondas de Argentina y EEUU por estrepitosos errores ajenos, en esta ocasión una fuga en la bomba de agua que llegaba hasta el neumático trasero de su Desmosedici era lo que le dejaba fuera de carrera.

Por su parte, Andrea Iannone experimentaba incontables problemas de puesta a punto durante los entrenamientos. Sobreponiéndose a las circunstancias, el domingo se decantaba por un neumático duro del que no tenía información alguna pero, tras una mala salida, el italiano protagonizaba una heroica carrera que le llevaba a recuperar varias posiciones para finalizar en un aún discreto séptimo puesto para un piloto de fábrica.

Pol Espargaró (Monster Yamaha Tech 3) finalizaba octavo como primer piloto entre los equipos satélites, ahora denominados Independientes. El piloto marcha ahora quinto en el campeonato, por delante de varios oficiales gracias a su consistencia en las cuatro primeras carreras. El menor de los Espargaró se imponía finalmente a un inspirado Eugene Laverty (MotoGP Aspar Team), que era octavo en otra positiva carrera para el piloto irlandés. Tras ellos, Héctor Barberá (Avintia Racing) cerraba la lista de los diez primeros en la que está siendo su temporada más sólida de los últimos años.

La quinta ronda del Campeonato del Mundo se celebrará el fin de semana del 6 al 8 de mayo con el Gran Premio Monster Energy de Francia en el legendario y revirado trazado de Le Mans.

¿Será en allí donde Jorge Lorenzo vuelva a reencontrarse con la victoria tras la conseguida el pasado año? ¿Podría ser por el contrario donde Marc Márquez olvidase el bache de Jerez o Valentino Rossi confirmase su determinación por volver a luchar por su décimo título mundial de nuevo esta temporada?

Le Mans también podría escenificar la recuperación del rumbo para los pilotos oficiales de Ducati e incluso el asalto final de los de Suzuki para lograr un lugar en el podio.  

Pulsa en el siguiente enlace para ver la clasificación provisional del Campeonato del Mundo de MotoGP™ después de la celebración del Gran Premio Red Bull de España de MotoGP™.

Etiquetas:
MotoGP, 2016, GRAN PREMIO RED BULL DE ESPAÑA, Andrea Dovizioso, Andrea Iannone, Nicolo Bulega, Jorge Lorenzo, Maverick Viñales, Valentino Rossi, Marc Marquez, Movistar Yamaha MotoGP, SKY Racing Team VR46, Ducati Team, Team SUZUKI ECSTAR, Repsol Honda Team

Otras actualizaciones en las que podrías estar interesado ›