Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
5 días Hace
By Aspar Team MotoGP

Aspar Team MotoGP rememora su éxito en Holanda

Assen siempre ha sido un escenario talismán para la formación española. Jorge Martínez recuerda su doblete en 80 y 125cc en 1988.

La última semana de junio tiene un referente claro para el Mundial de MotoGP™, el Gran Premio de Holanda. Aunque esta temporada se rompe la tradición de correr en sábado, el trazado holandés rebosa historia por los cuatro costados. Además, es la sede que más triunfos ha presenciado del Aspar Team, con una decena de victorias desde que Jorge Martínez «Aspar» lograra subir a lo más alto del podio por primera vez en su carrera, el 30 de junio de 1984.

«Aspar» sumó en total cinco triunfos en el circuito de Assen, el trazado en el que más entorchados ha recolectado a lo largo de su carrera. Los grandes premios de España y de Italia resultaron más triunfales para el valenciano, pero en la época se alternaron entre distintos circuitos (Jarama y Jerez en el caso de España; y Misano, Imola, Monza y Mugello en el de Italia), de modo que no llegó a repetir tantas veces en lo más alto del podio como lo hizo en Holanda.

La de 1988 fue la mejor temporada de la carrera de Jorge Martínez, y Assen fue testigo de ello. Entre medias había ganado otras dos veces en dos temporadas distintas, cuando marchaba de camino hacia sus dos primeros títulos mundiales de 80cc, pero el 25 de junio de 1988 «Aspar» consiguió por primera vez en su etapa en el Campeonato del Mundo un nuevo reto: ganar dos carreras en el mismo día.

«Fue un día durísimo, estaba muy débil y pensé que no acababa» Jorge Martínez «Aspar»

Las crónicas de la época destacan la dificultad del logro que había alcanzado y recuerdan, con sus palabras, que no había sido un doblete fácil. «Hubo un momento en el que llegué a pensar que no lograría la victoria. Me dolía todo el cuerpo. No sé de dónde saqué las fuerzas, pero pude apretar el ritmo y distanciarme», explicaba en su momento el valenciano sobre la carrera de 125 cc. Ahora, con el paso del tiempo, sigue recordando con detalle aquella jornada.

«Fue un día durísimo. Al principio de esa misma semana, en Alzira, me comí un bocadillo de sepia con mayonesa en un bar y cogí una intoxicación. Viajé con fiebre a Barcelona a encontrarme con el equipo y en Holanda ya me pusieron goteros para recuperarme. Me quedé muy débil, y si la carrera de 80 cc fue complicada, en 125 cc pensaba que no acababa. Me tuvieron que coger y bajarme de la moto cuando acabó la carrera, casi me desmayé», reconoce.

Se trataba de una época en la que se veía con normalidad participar en dos categorías en la misma jornada: «Eran otros tiempos, otros circuitos, otras motos. Los pilotos éramos diferentes, los márgenes eran mayores y te permitía hacerlo. Como se ha ido profesionalizando y todo ha ido cambiando, cada día es más difícil. Yo fui el último en correr dos categorías, en 1993 en Mugello, en 125 y 250», apunta «Aspar».

El jefe de Aspar Team recuerda aquel Assen como «un circuito talismán, la catedral del motociclismo. Decían que el que ganaba allí tenía medio título. Fue donde gané mi primer gran premio y el recuerdo que tengo es espectacular. Tenía un asfalto con un agarre increíble, y eso que un setenta o un ochenta por cien era carretera durante el resto del año, no era un trazado permanente, eran carreteras comarcales. Era brutal, muy técnico, no tenía escapatorias ni pianos, solo asfalto y hierba, ni un palmo de arcén».

Desde 1988 hubo que esperar dieciséis años para volver a ver a un piloto del Aspar Team en lo más alto del podio de Assen. El argentino Sebastian Porto, con el Aprilia Aspar 250, venció el Gran Premio de Holanda en 2004, año en el que terminó como subcampeón de la categoría intermedia. Porto, además, repitió triunfo en la siguiente temporada.

El Aspar Team repitió un doblete de triunfos veinte años después del primero. El Gran Premio de los Holanda de 2008 vio triunfar al húngaro Gabor Talmacsi en la categoría de 125 cc y una hora después al español Álvaro Bautista en 250 cc.

Finalmente, la décima victoria del equipo en Assen data de 2009, con Sergio Gadea en lo más alto tras conseguir el que, a la larga, sería el último triunfo de su carrera mundialista. En el podio, el número 200 para el Aspar Team, le flanquearon Nico Terol y su compañero de equipo Julián Simón, aunque una sanción al valenciano dio como resultado un triplete para el Aspar Team con Bradley Smith tercero. 

Recomendado