Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
28 días Hace
By motogp.com

Viñales tiene una cuenta pendiente con Austin

El piloto de Yamaha llega a COTA cuarto en la general de MotoGP™

Maverick Viñales (Movistar Yamaha MotoGP™) tiene una cuenta pendiente con Austin. El año pasado, tras dos victorias consecutivas en las dos primeras citas de la temporada, el piloto de Roses se perfilaba como la mayor amenaza para la hegemonía de Marc Márquez en COTA. Comenzó liderando el primer libre, el sábado se clasificó justo detrás de Márquez, y sin embargo, el domingo su carrera terminó en la vuelta dos cuando se iba al suelo en la curva 17 del trazado tejano.

¿Qué pasó entre Viñales y Rossi en la Q2?

"No tengo buenos recuerdos del año pasado en COTA, porque desafortunadamente me caí al principio de la carrera, así que este año estoy centrado en mantenerme en cabeza durante toda la carrera, y sobre todo ser capaz de estar en el podio", declara el campeón de Moto3™ en 2013 al respecto, que llega a la única cita del calendario en los Estados Unidos a 17 puntos del líder de la general Cal Crutchlow.

El piloto de Yamaha llega confiado en mejorar el quinto puesto de Argentina, su mejor resultado en lo que llevamos de temporada: “llegamos a Austin en una posición en la que podemos trabajar para mejorar la moto. Es la tercera carrera y no podemos permitirnos errores. Necesitamos luchar por la victoria con todas nuestras fuerzas. Me gusta mucho COTA porque el trazado es increíble, así que intentaré dar mi 100% y trataré de disfrutar del GP tanto como sea posible”.

Tradicionalmente, el trazado americano no ha presentado mayores complicaciones para el piloto de Roses, que ya subió al podio en 2013 en el debut del GP de Las Américas con su segundo puesto en la categoría pequeña, para alcanzar la victoria en 2014, su año de debut en Moto2™.

¿Dónde se puede adelantar en Austin?

En MotoGP™ los resultados en Austin tampoco se han resistido. Viñales consiguió con Suzuki ser noveno en su año de debut -2015-, y rozó el podio en 2016 aún subido a la GSX-RR de la fábrica de Hamamatsu.

Recomendado