Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
28 días Hace
By Nick Harris

La primera vez nunca se olvida

Nick Harris nos cuenta cómo fue su primer Gran Premio en el Campeonato del Mundo

Assen fue mi primera vez y nunca lo olvidaré. Estaré eternamente agradecido a la pista neerlandesa por ser mi primer Gran Premio. Todo ello volvió a mi memoria el año pasado mientras pilotábamos por los alrededores de Assen por las colinas holandesas: los molinos de viento, los canales, las vacas, el sol de junio… La situación me llevó 44 años atrás.

En aquellos años, no existía el GP de Gran Bretaña: las carreras se reducían al TT de Man. La peligrosidad de la prueba hizo que se apartara del calendario y se tomara la decisión de trasladar el TT a Assen, algo que nunca se hubiera imaginado en los años precedentes, un trazado totalmente distinto.

Jarno Saarinen lideraba el asalto de las Yamaha de dos tiempos al título de 500cc y ya había ganado en Francia y en Austria. Entonces llegó la bomba: la BBC anunció que Saarinen y Renzo Pasolini habían fallecido en Monza. Esto nos afectó mucho y nos confirmó en nuestra intención de ir al próximo GP, que iba a ser el de los Países Bajos, para rendir homenaje a los dos pilotos.

Fue un viaje a un mundo completamente nuevo y en el que podíamos aprender mucho: nunca había visto semejante concentración de motos. Seis carreras del Campeonato del Mundo, incluyendo la prueba de sidecares, se celebraban en Assen. Phil Read ganó con la MV Agusta: los cuatro tiempos todavía resistían.

Tras las carreras, pasamos la noche en Amsterdam, donde le caímos bien al barman y nos invitó a todos los tragos; o eso parecía, porque la cuenta apareció cuando nos íbamos. Todo ello, parte de una educación que me ha mantenido firme durante los próximos 45 años.