Compra de entradas
Compra de VideoPass
News
21 días Hace
By QuirónSalud

¿Cuál es la forma física ideal para un piloto?

Repasamos las características físicas que debe tener un piloto para sacar el máximo rendimiento a su MotoGP™

Como en cualquier otro deporte, los profesionales de MotoGP™ tienen unas características físicas que les dotan de ciertas “ventajas” a la hora de competir. Por supuesto, siempre hay excepciones…

Peso y altura

Empecemos por las más comunes. La media de los pilotos de MotoGP™ ronda los 170 cm de altura y los 65-70 kg de peso. Sin embargo, ¿hasta qué punto resultan condicionantes estas medidas? Hay opiniones para todo y tanto una como otra pueden resultar una ventaja o un hándicap en momentos determinantes.

Si bien es cierto que una menor estatura y un peso relativamente bajo favorecen la aerodinámica y la velocidad del piloto, el menor peso no favorece que las gomas lleguen a la temperatura óptima para dar gas, tumbar o trazar. Sin embargo, un peso y una estatura elevados hacen que el piloto pierda ventaja en las rectas, aunque pueda permitirse frenar más tarde dada la resistencia que su envergadura ofrece al aire y cargar el peso más hacia adelante.

Polos opuestos en este tema serían Dani Pedrosa, que con 160 centímetros de altura y 50 kilogramos de peso tenía una clara ventaja en categorías inferiores y Loris Baz, actualmente en WorldSBK, que con 192 centímetros de altura y 79 kilogramos de peso ha tenido que recurrir a materiales más ligeros y a una adaptación prácticamente artesanal de su moto para paliar los efectos negativos de su complexión.

Al final, más que las medidas, son el aprovechamiento de los materiales actuales, la aerodinámica, la forma de entrega de potencia y, por supuesto, la pericia del piloto, los que condicionan el éxito en la carrera.

Fuerza y elasticidad

En este campo, uno de los ejemplos que podríamos citar es Marc Márquez. Desde los 11 años trabaja con su preparador físico con un doble objetivo: mejorar el rendimiento sobre la moto y, en caso de caída, reducir las posibilidades de lesión.

MotoGP™ exige un ‘core’ especialmente fuerte. El tronco superior, los abdominales y las piernas es con lo que el piloto se sujeta al depósito. Tener la fuerza necesaria para aguantar la velocidad y, sobre todo, controlar la tracción de la moto es fundamental. En cuanto a la elasticidad, la clave es mantener sus músculos sueltos, para seguir siendo rápidos sobre la moto y para reducir los riesgos de lesión en la caída al poder “colocar” mejor el cuerpo.

Al hilo de lo anterior, los ejercicios en los pilotos más altos se centran en los brazos (para ayudarles a hacer palanca) mientras que los de los pilotos de menor estatura se centran mucho más en la parte baja de la espalda.

Frecuencia cardíaca

Lo sabemos, la tuya también sube cuando ves una carrera, pero… ¿sabías que la frecuencia cardíaca de un piloto de MotoGP™ está en un promedio de 170-185 pulsaciones por minuto? Una media de una hora a este ritmo por carrera exige un corazón fuerte y sano que cuidan no solo con ejercicios sino con una nutrición saludable y la eliminación de los hábitos tóxicos, como el alcohol y el tabaco.

Fuerza y capacidad mental

De acuerdo, la fuerza y la capacidad mental no son una característica puramente física, pero resultan determinantes a la hora de afrontar una carrera y repercuten en el físico de forma directa. En el aspecto mental, los pilotos sienten muchísima presión y eso causa tensiones musculares y una rigidez general como reacción de forma natural, lo que supone un incremento de la fatiga y una reducción de la sensibilidad, fundamental para sentir los límites de la moto.

Por otro lado, ya hemos visto que la estrategia y la rapidez de reflejos de los pilotos a la hora de cambiarla o adaptarla a las circunstancias que, en un circuito de MotoGP™, cambian a una velocidad límite, son una de las claves que determinan el papel que juegan en cada carrera. Para ello, mantener la mente fría y calmada es de vital importancia.

Como curiosidad, hay diferentes métodos de concentración, “rituales” que los pilotos llevan a cabo en el momento más crucial del fin de semana: unos escuchan música (como Jorge Lorenzo), otros se agachan para aislarse de la gente (Valentino Rossi, entre otros), otros descargan tensiones hablando con los técnicos de las últimas pinceladas de la moto, etc.