La primera vuelta onboard de Loris Capirossi